sábado, 24 de abril de 2010

Geopolítica de Estados Unidos hacia el Caribe durante el Siglo XXI: El caso de Panamá.

En esta edición ponemos a disposición de nuestr@s lector@s la ponencia "Geopolítica de Estados Unidos hacia el Caribe durante el Siglo XXI: El caso de Panamá", del Dr. Carlos Pérez Morales, Geógrafo e Historiador de la Universidad de Puerto Rico en Humacao.
Este texto fue prensentado en el Ciclo de Conferencias sobre Geopolítica de Estados Unidos hacia el Caribe: Bases militares Puerto Rico y Panamá, celebrado del 5 al 9 de abril de 2010, y auspiciado por el Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Panamá.
Con una perspectiva histórica del desarrollo de la geopolítica norteamericana hacia el Caribe, el autor presenta un valioso análisis para la comprensión de la coyuntura que enfrenta actualmente Panamá:
"En el caso de Estados Unidos, la geopolítica llegó a ser la forma de pensamiento dominante en los tiempos del presidente Teodoro Roosevelt, y condujo muy conscientemente a la decisión de éste y sus asociados de hacer de Estados Unidos un imperio. La intervención en la guerra de independencia de Cuba contra España fue un dispositivo por el que Estados Unidos, adquirió un imperio: Cuba, Puerto Rico, las Filipinas y muy pronto Panamá, país que ayudó a independizar de Colombia y le impuso un tratado para la construcción de un canal interoceánico. (...)
Los gobiernos de Panamá, a partir de la invasión de Estados Unidos en 1989, han acordado con éste una serie de Entendimientos, Tratados y Acuerdos bilaterales que en cierta medida limitan la soberanía nacional de Panamá o fueron en contra de los Tratados Torrijos-Carter. Entendemos que ésta es una de las formas que el gobierno de Estados Unidos utiliza para asegurar su control de la hegemonía en Panamá. De esta manera, Estados Unidos obtuvo el consentimiento de Panamá para mantener su control hegemónico en múltiples facetas de la sociedad incluyendo la propia seguridad del estado. (...)
La geopolítica de Estados Unidos en esta región ha sido conducida mediante la implantación sistemática de los planes: Colombia, Puebla-Panamá y la Iniciativa de Mérida. Todos estos planes tienen en común un fuerte componente militar. Todos ellos esconden su verdadero objetivo que es el mantener la hegemonía de Estados Unidos al sur de sus fronteras tanto marítima como terrestre".