sábado, 23 de septiembre de 2017

Una época de matonismo y malacrianza se evidencia en la ONU

Pocas veces como ahora quienes rigen los destinos del mundo han conformado una gavilla más evidentemente limitada. Donald Trump es el modelo incontrovertible, pero la rasposidad de las relaciones entre quienes nos gobiernan muestran que la crisis que confrontamos no es solo ambiental, ni solo económica, ni solo social sino integral, incluyendo la estatura política, ética y moral de quienes llegan al poder de los estados.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

La 72ª Asamblea General de la ONU ha puesto en evidencia el mundo ramplón, malhablado, prepotente y agresivo en el que estamos viviendo. El campeón de los chicos malos del barrio son los Estados Unidos comandados por su presidente Donald Trump, que no vacila en amenazar a diestra y siniestra, poner motes a sus enemigos y proferir amenazas de desatar una hecatombe que borre naciones enteras de la faz de la tierra.

En mal momento nos agarra parados a los latinoamericanos la llegada de este cowboy rudo e ignorante a la Casa Blanca. Estamos tal cual le gusta a nuestros vecinos del norte encontrarnos, desunidos y enfrentados, lo que es equivalente a decir débiles y desprotegidos.

“…Incapaces de gobernar a un pueblo libre…” España y el referéndum catalán

Ni el gobierno catalán, ni el de España, han mostrado intenciones de retroceder en sus puntos de vista, lo cual sigue ensombreciendo un horizonte de diálogo y negociación, deseable para todos a fin de evitar la violencia y la represión que ya han comenzado a desatar Rajoy y la monarquía española.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

Increíble, pero cierto, como si el mundo no hubiera girado más de doscientas veces alrededor del sol, la monarquía borbónica y el gobierno español pretenden seguir actuando como hace doscientos años; su lógica, su pensamiento, su actuación no ha evolucionado un ápice y pretenden aplicarle a Cataluña lo mismo que intentaron en América, aunque no sabemos si será capaz hoy de desatar la despiadada represión, la brutal amenaza política, económica y religiosa y la feroz guerra que tuvieron que enfrentar nuestros padres fundadores para lograr la Independencia.

La CICIG y la nueva subjetividad ciudadana

Las dirigencias de la mayor parte de los partidos políticos en Guatemala, han cometido un gravísimo error histórico que la nueva subjetividad ciudadana no les perdonará. Antes de abril de 2015 la triquiñuela hubiese sido intranscendente.  Hoy probablemente los condenará a una muerte política.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Escribo estas líneas en el contexto de la tragedia que hoy invade a México. El terremoto  afectó  cuatro entidades del país y la ciudad de México revive la tragedia y grandeza que pudimos ver en el terremoto del 19 de septiembre de 1985. Treinta dos años después, la sociedad civil mexicana muestra su potencia para hacerle frente de manera autónoma a la adversidad. Y mientras escribo estas líneas, también veo las fotos y videos de la impresionante marcha del paro nacional en Guatemala del miércoles 20 de septiembre de 2017. Una enorme multitud ha avanzado por las calles de la capital y ha inundado la plaza central frente al Palacio Nacional.

¿Está preparada Guatemala para una segunda revolución?

Cambiar el sistema no es reestructurarlo, no es tapar baches con chapuces, no es asolearse como garrobos o llevar agua gritando consignas que si no se llevan a la acción no sirven de nada.

Ilka Oliva Corado / Para Con Nuestra América
Desde Estados Unidos

Todos lo sabemos, Guatemala necesita urgente una revolución. Pero en lo que se averigua nos vamos a silbar a la loma. Que entre pancartas, gritos, batucadas y chinchiletes, entre lloraderas escuchando el himno nacional, y en trance de fervor patrio, la consigna parece ser ponerle curitas al sistema podrido que tiene colapsado al país. Curitas como si aquello se tratara de un raspón de rodilla en tarde de chamusca o técnicas al paredón. El sistema no cambiará con la renuncia de Jimmy Morales ni con la de los diputados, eso posiblemente ya se está trabajando bajo de agua, y si  ni nos mosqueamos nos van a majear de nuevo con otro gabinete de corruptos.

Guatemala: Las mafias al poder

El Congreso es un campo donde las mafias mantienen importantes vínculos. Eso es lo que se está viendo con la actual crisis política. La presencia de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala -CICIG-, de la ONU, constituye una alarma encendida para los grupos corruptos, de ahí su imperiosa necesidad de desembarazarse de “molestas” investigaciones.

Marcelo Colussi / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

Guatemala está en crisis política, siendo la corrupción el punto a partir del cual aquélla se ha desatado. La corrupción, sin embargo, es un fenómeno antiguo, tan viejo como el Estado nacional mismo. O más antiguo aún: viene de la época colonial (compraventa de títulos nobiliarios, prebendas y favores a espaldas de la Corona, negociación de comisiones), producto de un imperio más basado en la producción agraria-feudal y el parasitismo (Reino de España) que en la ética del trabajo (ascendentes países industrializados anglosajones). Esa marca originaria persiste al día de hoy, en Guatemala como en toda América Latina.

La corrupción y las élites políticas

La corrupción es igualmente importante entenderla como un arma política. Mantiene unida a la elite de la sociedad, la que controla los medios de poder que van desde el gobierno, los aparatos represivos (policía y militares), el sistema educativo, los medios de comunicación y las iglesias.

Marca A. Gandásegui, h. / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

Los gobiernos (o regímenes) se tambalean por causas internas. A menudo estas son abanicadas por intereses de otros países, especialmente potencias militares. Al contrario, también están los casos de gobiernos apoyados por potencias extranjeras que no logran sostenerse y caen estrepitosamente. (Casos de Batista en Cuba, 1959, y Somoza en Nicaragua, 1979, entre otros). Quizás el elemento que se asocia más con el desmoronamiento de un régimen es la corrupción. Quienes ocupan el poder una vez asociados con la corrupción se des-legitiman y pierden toda base de apoyo para sostenerse.

Una nueva vieja derecha

Lo que caracteriza hoy la acción de la derecha latinoamericana no son nuevas propuestas para terminar con la desigualdad y la exclusión social, sino métodos de acción nuevos, para volver a sus antiguos proyectos.

Emir Sader / ALAI

No podría ser tan similar la derecha que vuelve en países de América Latina y esa misma derecha en los años 1980/1990, en sus programas de gobierno. Aplican duros ajustes fiscales, a partir de los mismos diagnósticos que criminalizaban los gastos estatales, las políticas sociales, los derechos de los trabajadores. Los gobiernos de Macri y de Temer no toman en cuenta que ese mismo programa se ha agotado, que fracasó y que fue reemplazado por el de gobiernos exitosos, que disminuyeron significativamente la pobreza y la exclusión social.

Pero la derecha no tiene nada distinto que proponer, han fracasado los intentos de las “terceras vías”, que han revelado no son tales, sino formas disfrazadas del mismo proyecto neoliberal. De ahí que no se trata de la superación de los gobiernos antineoliberales, sino de retomar pura y duramente los programas neoliberales que han llevado a los países del continente – Argentina como modelo más acabado – a las peores crisis de su historia.

Venezuela: ¿Contra quién pelea la Revolución Bolivariana?

La revolución pelea contra los Estados Unidos y las grandes empresas petroleras que operan tras las sombras. La batalla de Venezuela es parte de la disputa geopolítica global.

Marco Teruggi / elabrelata.com

La revolución tiene ante sí a un adversario político nacional en quiebra: sin liderazgo popular, con elecciones primarias tristes, solitarias y finales, partidos con disputas a cuchillazos, ausencia de discurso nacional, dirigentes con incoherencias castigadas por su base social, escenas de lo ridículo. Una derecha tragicómica que no deja lugar a la risa por sus balances de muerte. Solo el intento insurreccional de abril-julio dejó 159 víctimas, sin hablar de las formas de violencia, con predilección hacia quemar viva a la gente por ser chavista o pobre.

Esquizofrenia a la venezolana

En República Dominicana el gobierno y la oposición venezolanas dieron inicio a una nueva mesa de diálogo, con acompañamiento multilateral y de gobiernos de la región, para intentar blindar al país ante las agresiones internacionales en lo económico y financiero, mientras Washington sigue impulsando la ocupación de territorio venezolano por fuerzas “insurgentes”, posiblemente aportadas por países sudamericanos.

Aram Aharonian / NODAL

Y mientras sesiona la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), pese a la invisibilización que de ella hace la prensa hegemónica, el 15 de octubre se realizarán las elecciones regionales en el país, con participación de candidatos de la oposición en todos los territorios, en un clima de paz que los medios internacionales prefieren desconocer.

Sin lugar a dudas, la ANC necesita debatir el papel del Estado, sus posibilidades reales y sus fallas acumuladas, balancear lo hecho, corregir la estrategia, ponerle nombre a los responsables de la corrupción, los robos y enjuiciarlos. Abstenerse de insistir con las mismas estructuras que no se sostienen por sus lógicas de funcionamiento, faltas de seguimiento y castigo. Pocas propuestas han trascendido de lo actuado por los constituyentes, más allá de consignas generalistas.

Argentina: La verdad es que estábamos mejor cuando estábamos peor

El rigor de los tiempos nos ha llevado – como en otras épocas – a cambiar las palabras, modificar su contenido original para cambiar o, directamente ocultar el escenario o los hechos a describir. De allí el uso de este oxímoron intentado desde la nostalgia, evocar otros tiempos que parecen remotos, a un escaso par de años.

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

Dentro del amplio espectro comunicacional dominado por el oficialismo, a los efectos de garantizar el blindaje mediático, una de las primeras medidas de Macri fue al igual que Menem, eliminar obstáculos como la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual LSCA, hecho que operó como un claro mensaje a las corporaciones de la comunicación sobre los nuevos aires de cambio que se venían, garantizando de ese modo su expansión que, al igual que en los noventa, favorecía la concentración. En ese clima de pluralidad declamativo enarbolado por la Televisión Pública Argentina TVA, “todas las voces” se avanzó en el camino de la ampliación de las concesiones, modificando parcialmente la LSCA estimulando la modernización tecnológica de la mano del sector audiovisual y el de comunicaciones, antes en manos de la Autoridad Federal de Tecnologías de Comunicación Audiovisual AFSCA y la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones AFTIC, Ley Argentina Digital, desalojando sus legítimas autoridades.[1]

Brasil: La ciudadanía, desafiada por el golpe parlamentario

En este momento, tras el golpe jurídico-parlamentario de 2016, la ciudadanía está siendo desafiada a confrontarse con dos proyectos antagónicos que se disputan la hegemonía.

Leonardo Boff / Servicios Koinonia

Entendemos por «ciudadanía» el proceso histórico-social que capacita a la masa humana para forjar condiciones de conciencia, de organización, de elaboración de un proyecto y de prácticas en el sentido de dejar de ser masa y de pasar a ser pueblo, como sujeto histórico plasmador de su propio destino. El gran desafío histórico es seguramente este: cómo hacer de las masas anónimas, desheredadas y manipulables, un pueblo brasileño de ciudadanos conscientes y organizados. Y cómo situarse hoy ante el proyecto de los golpistas de 2016.

Informe MacBride: vigencias que se actualizan

Todo el paisaje que el  Informe MacBride vio como amenaza contra la humanidad ha empeorado exponencialmente y, por momentos parece no haber manera de frenar su vorágine y sus consecuencias terribles.

Fernando Buen Abad Domínguez / LA JORNADA

En 1976 la Unesco advertía riesgos para la libertad de expresión y, especialmente, para la participación equitativa de los pueblos en los medios de información y comunicación. Por eso creó una comisión internacional para el estudio de los problemas de la comunicación apoyada por un grupo de intelectuales e investigadores de todo el mundo. Esa comisión entregó en febrero de 1980, el Informe MacBride, nombre en alusión y homenaje a Sean MacBride, político irlandés luchador por los derechos humanos.

Sean MacBride (1904-1988) Premio Nobel de la Paz y Premio Lenin de la Paz, logró concluir el informe que lleva su nombre gracias, también, al trabajo y aval de expertos y personalidades, como Marshall McLuhan y Gabriel García Márquez… sin olvidar el apoyo político de los Países no Alineados que habían vislumbrado, desde 1973, los peligros de la concentración mediática en pocas manos. Pero todo eso sirvió de poco y nada cuando Ronald Reagan ordenó congelar al informe y difamarlo por todos los medios posibles.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Guatemala: profundización de la crisis, aumento de la indignación

Las opciones que tienen frente a sí los sectores involucrados en la utilización del Estado como botín son cada vez menos y, también, cada vez más autoritarias, de mano dura, de golpe sobre la mesa con el puño cerrado.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica


En Centroamérica, el 15 de septiembre es la fecha de conmemoración de la independencia del Imperio Español. Este año, la celebración de la efeméride está teñida en Guatemala por la confrontación política desatada cuando el 26 de agosto pasado el Presidente de la República, el señor Jimmy Morales, declaró non grato al Comisionado de la CICIG, organismo creado ad hoc por la ONU para Guatemala con el fin de contribuir a fortalecer el sistema judicial, y combatir  cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad que cometieron y cometen delitos que afectan los derechos humanos, incluyendo sus vínculos con el Estado.

El Presidente Morales hizo esto después que la confrontación entre dicho organismo y las élites políticas y económicas corruptas del país llegara a un punto en el que éstas sintieron que estaban acorraladas.

La CICIG y el oscurantismo reaccionario en Guatemala

Guatemala necesita un cambio que la salve del abismo en el que está a punto de desplomarse. No son los rojos abiertos o encubiertos los que la van a destruir, son los delincuentes de cuello blanco que la han estado gobernando.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Guatemala tuvo el genocidio más grande de la América contemporánea y sus cifras son espeluznantes: 150 mil ejecuciones extrajudiciales y 45 mil desapariciones forzadas. La derecha extrema guatemalteca, al igual que el revisionismo histórico en la Europa del genocidio judío,  hoy pone en duda esta verdad histórica, la minimiza y combate la caracterización de genocidio sobre lo sucedido en la segunda mitad del siglo XX. Para poder hacer el genocidio, la clase dominante y el Estado construyeron dos “otredades negativas”: el “indio” (sucio, haragán, hipócrita, traicionero) y el “comunista” (apátrida, destructor de familia, propiedad, libertad y religión). Esas falsedades conformaron la “cultura del terror”, oscurantismo reaccionario que se nutrió de las tradiciones autoritarias, racistas y anticomunistas construidas a lo largo de la historia de Guatemala. Esa cultura legitimó la existencia de la dictadura militar más feroz de América latina, la aparición de los escuadrones de la muerte, las más de 600 masacres en las áreas rurales, la ejecución extrajudicial de dirigentes políticos democráticos o revolucionarios, líderes sociales o activistas estudiantiles.

Guatemala: Los pueblos originarios ante la crisis del Estado criollo

Los pueblos originarios no debemos de perdernos en esta crisis, porque no es nuestra; es de ellos.  Nuestro compromiso es con nuestras futuras generaciones, con nuestro pueblo.  Por eso, la apuesta es construir un gran movimiento social, no para quedarnos en la discusión de la corrupción y la impunidad, sino para ver si avanzamos hacia nuestra total liberación.

Kajkoj Máximo Ba Tiul / Para Con Nuestra América
Desde San Cristóbal Verapaz, Guatemala

Un año más del asesinato de Myrna Mack,
un año más del derrocamiento de Salvador Allende.

1821 marca el principio de la vida del Estado Criollo.  Un Estado que se construye sobre los cimientos de la discriminación, el racismo, la desigualdad, la pobreza, la extrema pobreza.  Un Estado que profundiza el latifundio y el minifundio.  Un Estado que se fortaleció de la corrupción y la impunidad. Un Estado que siempre fue instrumento de las oligarquías y de las burguesías, que acumularon riqueza a costa del sufrimiento y el permanente desconocimiento de los pueblos originarios, como se lo habían propuesto los denominados “próceres de la independencia criolla”.

Gobierno de Guatemala en crisis

Estamos ante una crisis de gobierno. Pero no estamos ante una crisis de Estado, y menos ante una crisis del régimen. El modelo de acumulación dominante como razón de Estado tampoco está en riesgo.

Mario Sosa / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

La crisis del gobierno de Jimmy Morales era previsible, ya que es resultado de una elección amañada y una salida a la crisis de 2015 que no resolvió las causas fundamentales que la generaron. También era previsible por el círculo de poder del presidente, integrado por grupos vinculados con violaciones de derechos humanos y hechos ilícitos, así como por las incapacidades y ejecuciones erróneas de aquel.

Guerra infinita e imperialismo

En la era del imperialismo permanente en la que vivimos, las guerras de rapiña y la violación sistemática del derecho internacional -último recurso llamado a resguardarnos de la barbarie y garantizar la civilidad en la convivencia entre las personas y las naciones- son fundamentales para el funcionamiento de los engranajes de la explotación y la acumulación capitalista.

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

El senado de los Estados Unidos acaba de votar en contra una enmienda al proyecto de ley de autorización de Defensa Nacional para el año 2018, con la que se pretendía regular los poderes de guerra del presidente y derogar dos autorizaciones para el uso de fuerza militar -autorizaciones de guerra-, aprobadas hace 16 años luego de los atentados terroristas del 11 de setiembre, y que todavía se mantienen vigentes: se trata de las leyes que permitieron las intervenciones militares en Afganistán, contra el llamado régimen talibán, y para invadir Irak y derrocar a Saddam Hussein. Nadando contra la corriente intervencionista dominante en el Senado, el republicano Rand Paul, proponente de la enmienda, fue contundente cuando argumentó que la aprobación de su propuesta era necesaria para poner fin "a la guerra no autorizada, nunca declarada y anticonstitucional" que libran los Estados Unidos desde principios del siglo XXI, "una guerra sin límite ni lugar y fuera del tiempo en cualquier lugar del planeta". Y es así.

La crisis global y los desafíos de la ciencia ante el Antropoceno

El Antropoceno expresa las consecuencias de una modalidad social de organización del trabajo a escala planetaria destinada a generar un crecimiento económico sostenido para una acumulación infinita de capital.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

El 10 de septiembre de 1886, en su extraordinario reportaje sobre el terremoto que había asolado la ciudad de Charleston, en Estados Unidos, José Martí se refirió en los siguientes términos a ese evento natural y sus catastróficas consecuencias:

"Estas desdichas que arrancan de las entrañas de la tierra, hay que verlas desde lo alto de los cielos.
De allí los terremotos con todo su espantable arreo de dolores humanos, no son más que el ajuste del suelo visible sobre sus entrañas encogidas, indispensable para el equilibrio de la creación: ¡con toda la majestad de sus pesares, con todo el empuje de olas de su juicio, con todo ese universo de alas que le golpea de adentro el cráneo, no es el hombre más que una de esas burbujas resplandecientes que danzan a tumbos ciegos en un rayo de sol!: ¡pobre guerrero del aire, recamado de oro, siempre lanzado a tierra por un enemigo que no ve, siempre levantándose aturdido del golpe, pronto a la nueva pelea, sin que sus manos le basten nunca a apartar los torrentes de la propia sangre que le cubren los ojos!
¡Pero siente que sube, como la burbuja por el rayo de sol!: ¡pero siente en su seno todos los goces y luces, y todas las tempestades y padecimientos, de la naturaleza que ayuda a levantar!"[1]

Huracanes, cambio climático y devastación

Ha sido perverso el casi total silencio mediático sobre el demoledor paso de Irma por Cuba, la nación más devastada, o afectada, de una punta a otra de su territorio, por este organismo. Contrastante conque la isla, unida a Venezuela, ha iniciado acciones solidarias con los estados más afectados del Caribe, como Antigua y Barbuda.

Ángel Guerra Cabrera / LA JORNADA

Este año ha sido pródigo en desastres naturales. Sólo del 17 de agosto hasta hoy, los países del Caribe y Estados Unidos han sufrido el embate de los huracanes Harvey, Irma, José y Katia. El 7 de septiembre México sentía los estragos de uno de los mayores terremotos de su historia y casi simultáneamente del ciclón Katia. El primero devastó Juchitán y todo el istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, además de golpear numerosos municipios de Chiapas, y el segundo azotó zonas de Veracruz y Tamaulipas. Suman más de 90 los fallecidos por ambos fenómenos.

Costa Rica: Nuestra inconclusa independencia

Hemos de reconocer que si hay mucho que celebrar cuando de honrar a nuestros antepasados se trata, porque tuvieron la entereza y el  ímpetu genuinamente patriótico de romper con las cadenas de la servidumbre colonial, no hay en la actualidad  mucho de qué regocijarnos si nos detenemos a considerar el entorno político y social que nos circunda.

Arnoldo Mora Rodríguez / Especial para Con Nuestra América

Como es habitual en el calendario de efemérides patrias,  todas las repúblicas que configuraron la Capitanía General de Guatemala celebramos el 15 de Setiembre un año más de que nuestros antepasados decidieran aceptar la propuesta de Independencia del Imperio Español,  decretada por el Virrey de la Nueva España (hoy México)  Agustín de Iturbide. En consecuencia, el 15 de Setiembre celebramos  en común todos los pueblos que configuramos la familia centroamericana el día de nuestro nacimiento como naciones independientes. Pero al dirigir nuestra mirada al pasado y celebrar con genuina alegría la decisión tomada por nuestros antepasados, debemos, con no menor lucidez, interrogarnos por el significado actual de este trascendental acontecimiento, que cambió para siempre la historia de la región.

El Vía Crucis del Papa Francisco


El Vaticano vive una crisis profunda, los males de la sociedad capitalista lo han permeado: corrupción, enriquecimiento ilícito, pederastia, despilfarro y apego a los intereses de los poderosos en detrimento de los pueblos que de manera sana y envueltos en una gran fe profesan su religión. He ahí el Vía Crucis de Francisco y su opción preferencial por los pobres como camino que ha elegido, para conducir una iglesia, que parece ir en sentido contrario.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

En lo que la prensa ha dado en llamar una reprimenda del Papa Francisco a los líderes de la iglesia colombiana, el máximo jerarca de la iglesia católica mundial, expresó a los 130 obispos reunidos en Bogotá que la misma necesita de una mirada propia, para orientarla hacia la paz y la reconciliación. Enfocando el origen del conflicto de ese país, Francisco clamó por avanzar “…hacia la abdicación de la violencia como método, la superación de las desigualdades que son la raíz de tantos sufrimientos, la renuncia del camino fácil, pero sin salida de la corrupción, la paciente y perseverante consolidación de la ´res pública`, que requiere la superación de la miseria y la desigualdad”. Con profunda certidumbre, les aclaró a los obispos que ellos “no son técnicos ni políticos, son pastores”.

Esperanza en América Latina y el Caribe

El papa indicó al CELAM “que la esperanza debe siempre mirar al mundo con los ojos de los pobres y desde la situación de los pobres”. Desde esta perspectiva, la esperanza es vista “como el grano de trigo que muere, pero tiene la fuerza de diseminar los planes de Dios”. En cambio, “la riqueza autosuficiente con frecuencia priva a la mente humana de la capacidad de ver, sea la realidad del desierto sea los oasis ahí escondidos”.

Carlos Ayala Ramírez / ALAI

Dentro de la agenda que el papa Francisco desarrolló en su visita a Colombia, hay que destacar su encuentro con los miembros del comité directivo del CELAM, (Consejo Episcopal Latinoamericano) que reúne a los obispos de las 22 Conferencias episcopales de América Latina y tres del Caribe. Como se sabe, la creación del CELAM tuvo lugar en Río de Janeiro (1955), en el marco de la primera Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. Uno de sus primeros y principales logros fue la realización de la Segunda Conferencia General del Episcopado Latinoamericano que tuvo lugar en Medellín, donde se hace una recepción creativa del Vaticano II. Ahora bien, lo que deseamos recalcar del encuentro del papa con los miembros del CELAM, es la concreción con la que habló Francisco a los obispos, respecto a los rostros y fuentes de esperanza que hay actualmente en la región.

Lo que debemos defender en Venezuela

Me parece evidente que en Venezuela hubo y hay procesos populares bien interesantes. Tal vez el mayor logro del chavismo, fue el haber contribuido a generar un crecimiento exponencial de la autoestima de los sectores populares, algo que no tuvo parangón en ningún otro país de la región.

Raúl Zibechi / LA JORNADA

Desde el golpe de estado de abril de 2002, la injerencia de Estados Unidos (EU) en Venezuela debería estar fuera de discusión. Probablemente haya comenzado antes de esa fecha, pero podemos tomarla como punto de inflexión y de no retorno. De ahí en más, la política de la Casa Blanca ha sido la de poner fin a los gobiernos chavistas, ya sea por la vía de los golpes o por caminos indirectos, pero con los mismos fines.

La defensa de la soberanía de las naciones y de la autodeterminación de los pueblos, es un principio irrenunciable de los movimientos antisistémicos en todo el mundo. De cualquier nación, independientemente del color de los gobiernos y del tipo de regímenes que tengan. Se trata de un principio de similar importancia que el respeto a los derechos humanos, que debe tener un carácter universal.

América Latina y el Caribe: una zona de paz

Algunos gobiernos latinoamericanos como el de México, Colombia y Argentina entre otros, han seguido la tonada imperial que amenaza con invadir Venezuela, otros en cambio lo hacen de forma ambigua o solapada, pero aceptando en lo sustantivo el formato de la fuerza.

Dr. Luis Bonilla B. / Especial para Con Nuestra América

Después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, y al cabo de  dieciséis años de ocurrido, persiste la duda razonable sobre la real autoría de este hecho; así, la polémica sigue en el tapete, al surgir voces que no favorecen las versiones incoherentes y hasta ilógicas sostenidas por la Casa Blanca, como lo argumenta el intelectual canadiense Michel Chossudovsky en su libro, La Mundialización de la guerra: la guerra prolongada de Estados Unidos en contra de la humanidad (2015).

Argentina, lejos de Miami pero bajo las aguas

Como ahora el agua les moja los bolsillos, en la Sociedad Rural Argentina ponen el grito en el cielo, mientras millones de pobladores sufren la pérdida de sus viviendas, pueblos enteros quedan aislados y sin posibilidades económicas, como también varias provincias del interior están incomunicadas con la Capital y los puertos del Litoral, padecimiento que lleva años.

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

Esta semana, cuando ya se había calmado el huracán Irma en Florida, aunque las calles de Miami todavía estaban inundadas, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, se quejaba ante los medios hegemónicos que 10 millones de hectáreas de la zona más productiva, estaban bajo las aguas. No ahorró argumentos para hecharle la culpa al calentamiento global y al gobierno anterior por la falta de obras y el abandono, asimilando la actual situación de catástrofe, con todo lo que ello implica. En su alegato desesperado no involucró a su amigo presidente ni a la predadora soja en al dificultar el drenaje de los suelos, como tampoco a la fiebre sojera que ha llevado a tal estado de cosas.

¿Quién cortará los cuatro nudos gordianos de Brasil?

Brasil está atado con cuatro nudos gordianos que nadie ha conseguido todavía desatar, para liberarlo de forma que pueda construirse como país soberano y libre.

Leonardo Boff / Servicios Koinonia

El nudo gordiano procede de una leyenda de la más lejana provincia romana, Frigia, adonde eran condenados los políticos corruptos y, en la era cristiana, los herejes. Era una especie de Siberia, lugar de castigo de los opositores o de los defensores de doctrinas heterodoxas.

La leyenda dice que habiendo quedado vacante el trono, fue escogido como rey un campesino de nombre Gordio. Vino con su carro de bueyes y, para honrar a Zeus y mostrar la humildad de su origen, metió la carreta dentro del templo y la amarró con una cuerda gruesa con muchos nudos, de suerte que nadie podía desatarla. Y quedó así por mucho tiempo hasta que en el año 334 a.C. pasó por allí Alejandro, el Grande. Curioso, fue a ver los nudos. Dio vueltas alrededor. No se sintió rehén de los nudos de la cuerda. Tuvo una iluminación. Desenvainó la espada y de un golpe cortó la cuerda. De ahí se derivó la conclusión de que una idea alejada de los marcos convencionales –los nudos– puede fácilmente resolver el problema.

sábado, 9 de septiembre de 2017

¡Afortunadamente, el huracán Irma no pasará por Cuba!

Así como hace poco tiempo lo único que las grandes cadenas noticiosas transmitían sobre América Latina era la crisis  de Venezuela provocada por los ultras de la MUD, así ahora parece que por Cuba no pasará el huracán.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

Vista satelital de los huracanes Katia, Irma y José.
Si no es el más fuerte, el huracán Irma es uno de los más poderosos de los que se tiene memoria en el Caribe. A su paso ha dejado destrucción y muerte. Antigua y Barbuda han quedado devastadas, la segunda en un 90%. Atrás de ella viene José, que alcanzó categoría 4, es decir, viene pisándole los talones a Irma en potencia y poder destructivo.

Se trata de un fenómeno natural de magnitudes a las que tenemos que irnos acostumbrando como consecuencia del cambio climático. Hace tan solo una semana, el estado de Texas en los Estados Unidos recibió el embate de otro Huracán, el Harvey, que causó estragos nunca vistos.

Guatemala, la crisis es de Estado

Al igual que México, en Guatemala se necesita una refundación del Estado. A diferencia de México, en Guatemala al parecer todavía no nace una fuerza política renovadora que lleve con éxito a buen puerto tal refundación.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

En el momento de escribir estas líneas leo la noticia de que el Congreso de Guatemala  integró una Comisión Pesquisidora que analizará el antejuicio contra el Presidente Jimmy Morales.  Cuando me entero del acontecimiento, no puedo dejar de evocar los acontecimientos en 2015 cuando estalló el escándalo de corrupción que llevaría a la destitución y encarcelamiento  del gobierno de Otto Pérez Molina. La decisión de Morales de pedir la expulsión del Comisionado de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), no solamente no evitó el que el proceso que podría llevarlo a la cárcel se detuviera, sino evidenció su aislamiento y lo  debilitó políticamente. Y en medio de la crisis gubernamental, el 4 de septiembre entró en vigor la renovación del mandato de la CICIG por dos años más que el presidente había solicitado meses atrás.

Guatemala: ¿Cómo hacer para ir más allá de las vuvuzelas?

Nuevamente hay crisis política en Guatemala. Nuevamente hay gente en la plaza, y una vez más vuelven a sonar las vuvuzelas. Pero esto es distinto a lo que aconteció en el 2015.

Marcelo Colussi / Para Con Nuestra América*
Desde Ciudad de Guatemala

En aquel entonces, un factor de poder determinante en la escena política del país: la Embajada de Estados Unidos, quería esa gente en la calle, pero solo con vuvuzelas y entonando el himno nacional. Eso era necesario para poder implementar ese “golpe suave” en que consistió la maniobra que posibilitó sacar de la casa de gobierno al entonces binomio presidencial: Pérez Molina y Baldetti. Hoy día el escenario es otro.

La actual crisis política puede entenderse como un enfrentamiento entre cúpulas político-económicas. Una crisis palaciega donde, una vez más, la población de a pie queda al margen. O, en todo caso, juega un papel de caja de resonancia de agendas que no le pertenecen.