sábado, 13 de diciembre de 2014

La CIA y la tortura: ¿por qué tanto brinco?

Perdón, pero ¿los gringos se hacen los tontos o son tontos? Después del informe de la comisión del Senado norteamericano en el que se develan las torturas a las que la CIA sometió a prisioneros sospechosos de terrorismo, todo mundo se rasga las vestiduras en los Estados Unidos.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

Pero, ¡por favor! ¿es que no lo sabían? Los Estados Unidos de América, su ejército, la CIA, el FBI y la policía han torturado siempre. No solo eso: han enseñado a torturar, y las torturas que describe el mentado informe son las menos truculentas.

En América Latina, enseñaron formas de tortura que no están dirigidas contra individuos sino contra conglomerados sociales completos. La famosísima y archiconocida Escuela de las Américas dio clases de tortura a militares latinoamericanos durante décadas. De sus aulas salieron algunos de los más consumados genocidas, los asesinos de más sangre fría, sicópatas que torturaron a hombres y mujeres de las formas más aberrantes que se puedan concebir.

Chávez, CELAC y la oportunidad perdida de Costa Rica

Costa Rica tuvo todo un año para empujar hacia su concreción el sueño de integración de la CELAC,  pero no fuimos capaces de hacerlo. Ojalá Ecuador, que asumirá la presidencia a partir del próximo año, pueda revitalizarla y darle el protagonismo merecido y necesario a este empeño de unidad y solidaridad nuestroamericano.

Andrés Mora Ramírez /AUNA-Costa Rica

Fotografía de la primera visita de Hugo Chávez a Cuba, en 1994.
El 14 de diciembre de 1994, Hugo Chávez, por entonces teniente coronel de paracaidistas del ejército venezolano, y soldado insurrecto recién indultado, visitó Cuba por primera vez, en lo que sería el inicio de una relación tan profunda e innovadora en sus alcances integracionistas, como no se registraba en las últimas décadas entre dos naciones latinoamericanas, ya de por sí hermanadas por más de una razón histórica. Según se recuerda, Chávez arribó a La Habana en un vuelo comercial y, para su sorpresa, fue recibido en el Aeropuerto Internacional José Martí  por el propio Fidel Castro. El historiador cubano Eusebio Leal dijo de aquel encuentro: “Fidel descubrió en Chávez a un diamante que alcanzaría las cotas más altas en el discurso político, revolucionario e internacionalista. Creo que el que lo vio todo con claridad, nitidez y visión, que alcanza el tiempo futuro, fue Fidel, quien cobró una simpatía infinita por él”.

Ese mismo día, Chávez dio un discurso en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, cuyo contenido y visión estratégica debería estudiarse con mayor interés en nuestras academias y organizaciones políticas, toda vez que en esa intervención delineó el programa ideológico de lo que, años después, se convirtió en la Revolución Bolivariana; y además, anunció el proyecto de integración continental que sentó las bases de la actual Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Fidel y la gloria del deporte cubano

Los medios y los enemigos de la Revolución Cubana callan vergonzosamente, porque no pueden negar las páginas de gloria que los atletas cubanos han llenado en la historia.

Ángel Bravo / Especial para Con Nuestra América

El 28 de junio de 1987 Gianni Miná le realizó una entrevista de 15 horas al Comandante, que culminó en el libro Un encuentro con Fidel. El capítulo 11 (El deporte), Miná lo introduce así: “Cuba es hoy, probablemente el cuarto país del mundo en el deporte, por número de victorias o medallas obtenidas en competencias internacionales, cantidad de participantes en las etapas finales de las grandes competencias en todas las disciplinas, y organización de la actividad en el país. Solamente anteceden a Cuba, los Estados Unidos, la Unión Soviética y la RDA. Un resultado inimaginable para cualquier otro país del Tercer Mundo, incluso naciones grandes como Argentina, Brasil o México”.

Los logros deportivos de Cuba en toda su historia revolucionaria siempre han tratado de ser invisibilizadas por la gran prensa comercial al servicio de los intereses hegemónicos del amo del mundo. El ejemplo de entrega, lucha y triunfo de sus atletas en distintas justas ha enarbolado la bandera cubana en primer lugar, para molestia de los mercaderes del deporte, pero también para alegría de quienes piensan que éste no es exclusividad de adinerados.

Derechos humanos y barbarie neoliberal

La barbarie neoliberal conculca los derechos políticos y civiles porque necesita crecientemente de la represión para maximizar ganancias y despojo,  por la misma razón arrasa con los derechos económicos y sociales.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

El 10 de diciembre de 1948, con la ominosa  y reciente sombra del holocausto judío, la ONU  aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Dos años después, en 1950, una nueva Asamblea General de la ONU declaró esa fecha como Día de los Derechos Humanos. Y en el contexto de la efeméride me pregunto si el desenvolvimiento  del mundo actual es el contexto más favorable para la observancia de los derechos humanos. Vivimos hoy  un planeta globalizado por el neoliberalismo que es la fase más depredadora y expoliadora del capitalismo en toda su historia. Ciertamente esta forma productiva y sus correlatos políticos e ideológicos, han sido en su desenvolvimiento, atroces con la humanidad.  No en balde Marx en El Capital, particularmente en el capítulo dedicado a la acumulación originaria, sentenció que si el dinero nacía con manchas de sangre en una mejilla, “El capital viene al mundo chorreando sangre y lodo por todos los poros, desde los pies a la cabeza”.

Puerto Rico, un caso de colonialismo en un mundo global

Para nosotros, para los latinoamericanos y caribeños, para los venezolanos, Puerto Rico es parte inalienable de nuestra región. En esa medida, debatir y dar a conocer su situación se transforma en deber ineludible del quehacer político, científico y académico de lo mejor de nuestra gente.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

Hace casi 12 años se publicó en México la primera edición de mi libro Puerto Rico, un caso de colonialismo en un mundo global en la que hacía un análisis del status político de ese país hermano en la búsqueda de un camino que permita destrabar tal situación. A pesar que el mundo y la región han sufrido ostensibles y trascendentales transformaciones, las cuales signan una realidad  profundamente distinta a la de los prolegómenos del siglo XXI cuando esa investigación se dio a conocer a la luz pública, ha pasado más de una década sin ningún tipo de modificaciones y Puerto Rico sigue manteniendo un status de “Estado Libre Asociado” que es ilegal en el marco del Derecho Internacional.

La invasión de Estados Unidos a Panamá: 20 de diciembre de 1989

Con este escrito no quiero justificar al gobierno nefasto del General Noriega, si no presentar la verdadera cara de lo sucedido en Panamá a partir del 20 de diciembre de 1989.

Carlos Pérez Morales* / Especial para Con Nuestra América
Desde Puerto Rico

Estados Unidos, con el ejército más poderoso del mundo, invadió la República de Panamá el 20 de diciembre de 1989.  Aquí llevó  a cabo el operativo más grande desde el conflicto de Vietnam, desplegando más de 26,000 soldados muchos que provenían desde bases muy distantes. Las Fuerzas de Defensas de Panamá, organizadas y entrenadas por el Comando Sur, con sede en la llamada “Zona del Canal” apenas tenían 12,000 efectivos. El Presidente George Bush, Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas estadounidense, adujo en esta ocasión que la invasión respondía a: 1) la necesidad de proteger y preservar la vida de los ciudadanos de Estados Unidos residentes en Panamá; 2) la defensa de los Tratados del Canal, Torrijos-Carter; 3) llevar ante los tribunales al General Manuel Antonio Noriega, verdadero Jefe Político y Militar de Panamá por el supuesto tráfico de drogas hacia Estados Unidos; y 4) implantar un sistema democrático en Panamá.  Sobre estas supuestas razones podemos argumentar lo siguiente: la vida de los ciudadanos estadounidenses, nunca estuvo en peligro en Panamá más allá de algunos incidentes provocados por sus soldados contra las Fuerzas de Defensa de Panamá. Por otra parte, días antes de la invasión la presencia de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en Panamá aumentaron con la presencia de 2,000 efectivos adicionales. La soldadesca estadounidense utilizaba para fines de adiestramiento el territorio de la Ciudad Capital, fuera de la llamada “Zona del Canal.

Corrupción e impunidad: enemigos internos

La corrupción sigue siendo una actitud estructural en lo humano. Luchar contra ella es más difícil que combatir contra un enemigo externo. Contra un tercero, el enemigo está claro, es externo, está parado delante nuestro; por el contrario, en la lucha contra la corrupción estamos implicados nosotros mismos en nuestra subjetividad, en nuestro ser.

Marcelo Colussi / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

“¡Hoy es 23 de diciembre, mi amigo!”, dijo altanero el empleado tras su ventanilla. “Para terminarle el trámite… ¡déjese algo!”. ¿Alguien pasó por experiencias similares? Seguramente muchos, o todos los que están leyendo este texto.

La corrupción no es un cuerpo extraño en las sociedades: es el pan nuestro de cada día. Ello no pretende ser una justificación. Por el contrario: pretende partir de su reconocimiento para ver cómo dar un combate con posibilidades reales de éxito. Por supuesto, hay grados de corrupción: lo que pide ese empleado para terminar el trámite no es lo mismo que el 20% que exige un ministro para otorgar una millonaria obra de infraestructura que demorará un año en terminarse. Pero que hay corrupción por todos lados: ¡no hay dudas! Fidel Castro, aún en ejercicio de la presidencia en Cuba hace algunos años atrás, la tuvo que denunciar explícitamente, y eso no significa el fracaso de los valores socialistas.

Todo el pasado. Nota sobre el alcance histórico de la crisis ambiental en nuestra América.

La crisis ambiental que hoy encara nuestra América hace parte, sin duda, de la que aqueja a todo el moderno sistema mundial, anunciando su transición a otro que será por necesidad distinto, para mejor o para peor.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

En nuestra América, esa transición general adopta modalidades específicas, que resultan de la interacción de tres procesos históricos distintos, estrechamente vinculados entre sí.

Uno, de muy larga duración, corresponde al legado de las modalidades de interacción con el medio natural desarrolladas por los humanos en el espacio americano – en particular en Mesoamérica, el Altiplano andino y la Amazonía – a lo largo de al menos 15,000 años anteriores a la Conquista europea de 1500 – 1550.  Otro, de duración media, corresponde al control europeo del espacio latinoamericano entre los siglos XVI y XVIII, mediante la creación de sociedades tributarias sustentadas en formas de organización no capitalistas – como la comuna indígena, el mayorazgo feudal y la gran propiedad eclesiástica -, que ingresaron en un proceso de descomposición a lo largo del período 1750 – 1850. Y el tercero, de corta duración, corresponde al desarrollo de formas capitalistas de relación entre los sistemas sociales y los sistemas naturales entre 1870 – 1970, hasta ingresar desde 1980 a un proceso de crisis aún en curso, en la que emergen viejos conflictos no resueltos, en el marco de situaciones enteramente nuevas.

Desafiar la lógica geopolítica

La ética no garantiza la victoria. Pero una política sin ética conduce al fracaso, porque se pierde legitimidad, que es el único patrimonio de quienes queremos crear un mundo nuevo.

Raúl Zibechi / LA JORNADA

Las revoluciones y los revolucionarios siempre caminaron contra la corriente. Se abrieron paso, en particular, contra las ideas hegemónicas en el campo de quienes luchaban por construir un mundo nuevo. Si las fuerzas revolucionarias se hubieran limitado a seguir el sentido común dominante en cada época, no hubieran sido revolucionarias. Uno de los desafíos más trascendentes que debieron enfrentar fue no someterse a la lógica de las relaciones interestatales. Lo que no quiere decir que les haya sido indiferente.

Ante nuestros ojos están sucediendo alineamientos que no son novedosos, porque se repiten con asiduidad en la historia, pero que resultan como mínimo chocantes, en particular desde el punto de vista ético. Me refiero al alineamiento acrítico con aquellos estados y gobiernos enfrentados al imperio estadunidense y a sus aliados, pero sin cuestionar su carácter opresor en las relaciones internas ni la lógica de gran potencia que utilizan frente a los países más pequeños.

De Ayacucho a los 43 de Ayotzinapa

¿Qué vientos de América podrían oxigenar el atribulado, anonadado, hecho trizas corazón de los mexicanos? ¿Los del norte, que lo asesinan y explotan, o los del sur, que de Juárez a los 43 de Ayotzinapa los reconoce como hermanos?

José Steinsleger / LA JORNADA

Dos Américas: la del norte revuelto y brutal que a la del sur mira con despreciativo y codicioso interés, y la que hace 190 años puso fin al poder español en las pampas de Ayacucho (Perú, 9 de diciembre de 1824). ¿A cuál de ellas se debe México?

Dos Bolívares: el que frente al desafío descomunal de su proyecto político sintió haber arado en el mar, y el que a pesar de ello seguía diciendo: nosotros no podemos vivir sino de la unión. ¿Cuál nosotros conviene a México?

Ayotzinapa, emblema del ordenamiento social del siglo XXI

Ayotzinapa es el emblema de las guerras del siglo XXI y de las nuevas formas de disciplinamiento social que vienen acompañando los procesos de saqueo y desposesión en todo el planeta.

Ana Esther Ceceña / ALAI

A Julio César Mondragón
In memoriam

Ayotzinapa es hoy un emblema, por cierto ominoso, de las atrocidades a las que da lugar el capitalismo contemporáneo.  Ayotzinapa es cualquier parte del mundo donde se levante una voz disidente, una exigencia, un signo de rebeldía ante la devastadora desposesión y arrasamiento en los que se sustenta la acumulación de capital y las redes del poder que lo sostienen.

Ayotzinapa es resultado de un conjunto de procesos entrecruzados que, con mayor o menor densidad y visibilidad, son consustanciales al capitalismo del siglo XXI y que, en esa medida, no se circunscriben a México sino que se van extendiendo subrepticia o escandalosamente en todo el globo.

Unasur: el futuro de la integración

El fortalecimiento de Unasur solo puede traer mayores beneficios para Nuestra América Latina, pues incluso la colocará como otra región de referencia y soberanía en las geoestrategias mundiales.

Juan J. Paz y Miño Cepeda / El Telégrafo (Ecuador)

La VIII Cumbre de Unasur se celebró en Quito.
La semana pasada, Quito reunió a los Jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), institución creada en Brasilia (mayo de 2008), y que definitivamente quedó integrada en 2011 por: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Sin duda cumple con el sueño de la integración, que nació con la independencia, y que se identificó, de modo especial, con el pensamiento de Simón Bolívar, quien abogó, en todo momento, por la unión de lo que llamó la América antes española. Bolívar consideró que existían rasgos comunes de identidad entre los nacientes países y que una gran nación constituida sobre esa base, tendría significación mundial. Desde luego excluyó de ella a Estados Unidos, al que, si bien admiró, no dejó de considerar ajeno a esa identidad hispanoamericana y, además, peligroso, por su manifiesto carácter expansivo. No se equivocó.

Los riesgos de la Gran Regresión

¿Siguen vigentes las antiguas denominaciones de izquierdas y derechas? ¿Permanecen las clases sociales que imperaron en el mundo moderno clásico? ¿Son conflictos más importantes los que nos legaron los tiempos ya antiguos, los de la máquina de vapor y el telégrafo? ¿O los que se insinúan ahora, contemporáneos a los tiempos del 4G y el “triple play”?

Horacio González* / Página12  (Argentina)

Si en un caso se mantenía perfectamente discernible una estructura social de propietarios y de “los que sólo poseen su fuerza de trabajo”, en el otro los usos culturales se califican creando categorías que aluden menos a la producción de mercancías que al consumo de símbolos. Y se llamará incluidos o excluidos a los que se incorporan o se desafilian o aún no han conseguido ser contemplados por los artefactos tecnológicos de conexión social. Palabras como “los pobres de la tierra” de José Martí, son sustituidas en la misma y noble intención reparadora por expresiones como conectividad e inclusión, o conectar igualdad, que cuando se pronuncian juntas ejercen una respetable percepción que relaciona un concepto central de la revolución técnica (la globalización informática) con otro del pensamiento político clásico (la igualdad).

España: La ola Podemos

La ola Podemos es una metáfora para todas las iniciativas que buscan una salida política progresista al pantano en el que nos encontramos, una salida que no pase por rupturas políticas abruptas y potencialmente violentas.

Boaventura de Sousa Santos / Página12  (Argentina)

Los países del sur europeo son social y políticamente muy diferentes, pero están sufriendo el impacto de la misma política equivocada impuesta por Europa central y del norte a través de la Unión Europea (UE), con resultados desiguales pero convergentes. Se trata, en general, de perpetuar la posición periférica de estos países en el continente, sometiéndolos a un endeudamiento injusto en su desproporción, provocando la incapacidad del Estado y los servicios públicos, causando el empobrecimiento abrupto de las clases medias, obligando a los jóvenes a emigrar, reduciendo la inversión en educación e investigación, sin la cual no es posible salir del estatuto periférico. España, Grecia y Portugal son tragedias paradigmáticas.

sábado, 6 de diciembre de 2014

México como túnel oscuro: X Caravana de Madres Centroamericanas en busca de sus hijos migrantes desaparecidos en México

En las calles atestadas de carros de Guadalajara, en el Estado mexicano de Jalisco, indigentes venden pajaritos hechos con hojas de palmera: “es para seguir al Norte”, dicen, y la meten por la ventanilla suplicando un peso, dos, “lo que sea su voluntad”.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

La Caravana de Madres Centroamericanas.
Son centroamericanos varados en su tránsito hacia los Estados Unidos, que mendigan para sobrevivir mientras juntan algo de dinero y pueden seguir su peregrinar. La gente los mira indiferentemente, pasan de largo y son pocos los que reciben la artesanía y a cambio dan algo.

Han tenido suerte estos hombres jóvenes, desarrapados y sucios, porque han logrado llegar con vida hasta la mitad de México. Miles de ellos han desaparecido en el trayecto, asesinados después de ser torturados y violados, o de haber sido tratados como esclavos en trabajos de prostitución, en minas clandestinas, llevando y trayendo droga u otros cientos de trabajos a los que son obligados cuando caen en manos de las mafias en las que se colusionan el crimen organizado y miembros de los poderes del Estado.

Narcoviolencia en México

México como país ha sido, en el siglo XXI, uno de los más afectados por el fenómeno de la violencia. Conflicto político-social que pone de manifiesto  la perversa alianza entre las organizaciones empresariales del narcotráfico y los políticos corruptos.

Adalberto Santana* / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de México

México ha sido y es un país de dramáticos contrastes. En los últimos meses de 2014, esto se ha hecho de manera mucho más evidente. Por un lado se desarrolló en el estado mexicano de Veracruz una de las justas  deportivas más populares  como fueron los Juegos  Deportivos Centroamericanos y del Caribe. Fiesta de la juventud que sin lucro de los grandes poderes mediáticos (la televisión monopólica privada), a través de la competencia deportiva y la solidaridad regional se expresan los mejores anhelos de los jóvenes centroamericanos y caribeños.  Los atletas nacidos en la Revolución Cubana logran nuevamente alcanzar los mayores triunfos deportivos,  lo que reitera las ventajas del socialismo cubano. El resto de países  centroamericanos y caribeños también logran figurar de acuerdo a su desarrollo económico-social y deportivo y alcanzaron sus propios triunfos. La fiesta deportiva emerge nuevamente como una real alternativa a la juventud de lo que sí se debe emular.

Democracia y neoliberalismo: matrimonio imposible

La democracia liberal y representativa con sus libertades civiles y políticas, se va convirtiendo cada vez más en una camisa de fuerza para la represión y autoritarismo que el neoliberalismo necesita para reproducirse de manera ampliada.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

En el verano de 1989, en la Universidad de Chicago, el politólogo estadounidense Francis Fukuyama pronunció su célebre conferencia, después convertida en artículo y en libro, sobre el fin de la historia. Como es harto sabido, Fukuyama pregonó que  la humanidad había llegado a un puerto final: el liberalismo y la economía de mercado. Esto quería decir que la democracia liberal y representativa y el neoliberalismo económico,  eran los escenarios insuperables del destino humano. Podrían existir hechos históricos pero estarían enmarcados en dichos parámetros. La idea es verdaderamente absurda y sin embargo, la derecha mundial la acogió con gran entusiasmo.

Universidad y futuro en nuestra América

Como dijera Martí, lo que se requiere son universidades que preparen al hombre y a la mujer para su vida y para su época; y que lo hagan más por la primacía de su condición humana que por la acción de la mano invisible del mercado.

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

A finales del mes de noviembre, tuve la oportunidad de visitar Cuba para participar de un encuentro académico con profesores universitarios de la isla y de varios otros países de América Latina; el evento tuvo como sede la universidad de la ciudad de Sancti Spiritus, que luce orgullosa sus 500 años de historia. Como ocurre en tantos otros aspectos y asuntos de la vida pública, también el sistema educativo cubano está en proceso de revisión, de actualización y, en definitiva, de transformación para responder a las nuevas realidades nacionales, regionales y globales. Una reforma de la estructura universitaria se encuentra en curso y esto ha abierto en los círculos docentes un debate sobre las tareas que debe desempeñar la educación superior, y las articulaciones deseables con su entorno social, cultural y ambiental, para atender las expectativas y necesidades de una sociedad que, lentamente, con sobresaltos y dificultades, empieza a andar nuevos caminos.

En medio de estas búsquedas y reflexiones, que no son exclusivas de Cuba, sino que tienen alcance nuestroamericano, apareció, como no podía ser de otra forma, la figura de José Martí y su pensamiento inagotable en lecturas, interpretaciones y provocaciones. En concreto, una referencia a sus ideas sobre la universidad en América: “Al mundo nuevo corresponde la universidad nueva”.