sábado, 6 de febrero de 2016

La violencia sexual en la guerra contra el pueblo guatemalteco

La violencia contra las mujeres se ha revelado como uno de los fenómenos en crecimiento de la actual sociedad patriarcal no solo en Guatemala ni solo en Centroamérica. Pero la forma como esta violencia se ha expresado en Guatemala tiene ribetes de pandemia social.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

El juicio por crímenes de abuso sexual durante el conflicto armado.
El Ejército guatemalteco se convirtió en un verdadero ejército de ocupación en su propio país en los años del conflicto armado, entre 1960 y 1996. Fue instrumento fiel de un Estado orientado a defender un estatus quo basado en formas de explotación de la fuerza de trabajo difícilmente caracterizables como capitalistas, sobre todo de la indígena, y que no podía estructurar formas de consenso más allá de un relativamente reducido grupo de empresarios y algunos sectores de la clase media, mientras que al resto de la población no le ofreció más que distintos niveles de represión.

Los fantasmas de Felipe González y América Latina

Al negar el movimiento democrático y su potencial revolucionario –porque no se enmarca en la lógica seria y realista del poder formal-, el expresidente español, y también exsocialista obrero, parece empeñado en ampliar el divorcio entre “la casta” y la ciudadanía indignada, obstruyendo así el inevitable proceso de expresión de la pluralidad y la diversidad democrática.

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

El expresidente Felipe González.
En una coyuntura de incertidumbre tras los resultados adversos para socialistas y populares en las elecciones generales de diciembre del 2015 en España, el expresidente Felipe González exhibe una de sus peores facetas de los últimos tiempos.  Incapaz de leer correctamente las causas de la crisis del sistema político de su país, el desastre social al que empujaron las políticas económicas neoliberales con su dogma de austeridad in extremis, y las responsabilidades que de ello tienen los dos partidos tradicionales (el PSOE y el PP), González agita los fantasmas del chavismo y del populismo para restar protagonismo a partidos surgidos de los movimientos sociales y de nuevas formas de organización política, reafirmar el poder del bipartidismo que no quiere que nada cambie, y en definitiva, para socavar las prácticas y resultados de la democracia que asegura defender.

De Jefferson a Macri: dos siglos de intervención imperial en América Latina y el Caribe (I)

La historia de América Latina y el Caribe de los dos últimos siglos  está cubierta por la implementación de modelos de intervención imperial en sus asuntos internos.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

En homenaje al Profesor Demetrio Böersner, profesor y maestro.

Desde su irrupción como potencia dominante a nivel global a fines del siglo XIX, Estados Unidos inició el proceso de institucionalización de la intrusión y el sometimiento en los países del sur del Río Bravo, sin embargo muy pocos años después de su Declaración de Independencia el 4 de julio de 1776, comenzó su proceso de expansión y avasallamiento.

Thomas Jefferson quien fue elegido presidente en 1800, curiosamente en representación de un partido que se llamaba republicano-demócrata, fue exponente de una doctrina de expansión que miraba más allá de las fronteras naturales del río Mississippi (al oeste) colonizadas por Francia desde 1763 en territorios en los que habitaban sus pueblos originarios, y hacia el sur, que era una posesión española. Dada su debilidad por la desastrosa guerra que libraba en Haití, Francia se vio obligada a vender la Louisiana a Estados Unidos. Fue el inicio de una expansión que rápidamente tomó rumbo sur con la mirada expresamente orientada a la obtención de Cuba. Después de utilizar diversos instrumentos como la conspiración, el apoyo y aliento a la rebelión en pro de la secesión de colonos que había introducido en territorio español y la intervención militar directa, logró la apropiación de la Florida en febrero de 1819. Fue el comienzo de 200 años de horror.

Contraofensiva neoliberal. Balance para la acción.

En momentos en que la agudización de la contraofensiva neoliberal se despliega en la región Latinoamericana y del Caribe y, simultáneamente,  se pronuncia la crisis capitalista mundial, se hace  más necesario que nunca apurar el análisis de la situación regional para proveer de elementos teóricos a la lucha nuestroamericana , por una nueva Latinoamérica, en el marco de un nuevo mundo.

Mariano Ciafardini* / Especial para Con Nuestra América
Desde Buenos Aires, Argentina

Un primer dato  es el de que  aparecen, en estas circunstancias apremiantes, con mayor claridad que antes, dos elementos para el análisis teórico: 1) La fuerza y la agresividad del enemigo cuyos contornos además se delinean hoy más claramente y 2) Los aspectos vulnerables de los grandes procesos antiimperialistas y de integración regional latinoamericana iniciados con el nuevo siglo.

Sería un error desbalancear el análisis haciendo hincapié  con mayor énfasis en un elemento  que en el otro, en tanto ambos son parte de una misma contradicción dialéctica que debe tomarse como tal.

El bonito rostro de la reacción neoliberal

De la misma manera en que en la época de la guerra fría, el “comunismo” se volvió la bestia negra con la que se estigmatizó a la protesta social y a la lucha por la democracia, hoy el uso neoliberal de la categoría populismo realiza la misma vieja operación: construye un enemigo y en nombre de la libertad y la democracia llama a destruirlo.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Con sorpresa me enteré que una joven politóloga guatemalteca que ha adquirido relevancia mediática y de nombre Gloria Álvarez, difundió un twitter  en el que decía lo siguiente: “Cuando los españoles llegaron aquí, los mayas tenían siglos de haberse extinto (sic)”. Haciendo a un lado el mal uso del español que evidencia  el mensaje, es obvio que el mismo exhibe una gran ignorancia con respecto a la historia de los pueblos mayas: éstos nunca se extinguieron sino simplemente se ramificaron. Hoy sus descendientes han deplorado las formas anteriores de denominarlos y reivindican que se les llame “pueblos mayas” con lo cual reivindican su presencia actual.  Lo contrario  a todos aquellos que postulan, como Gloria Álvarez, que se extinguieron.

Restauración del neoliberalismo, un grave riesgo: Guillermo Castro

El costo político de una restauración neoliberal en cualquiera país latinoamericano sería grave y generaría una resistencia popular capaz de provocar una crisis social que trascienda el neoliberalismo y el neodesarrollismo.

Luis Manuel Arce Isaac y Anubis Galardy / Prensa Latina

Esta dramática advertencia fue lanzada por el académico martiano panameño Guillermo Castro en una entrevista con periodistas de Prensa Latina, en el ámbito de la II Conferencia Internacional Con todos y para el bien de todos en la que participa, junto a más de 750 intelectuales de 51 países.

La región está en medio de una gran batalla que no ha sido ganada, en momentos de grave crisis del sistema mundial, donde vemos dentro de las propias potencias dominantes la plaga de la corrupción que corroe por dentro a la mayor parte de los gobiernos de nuestros países, abundó.

América Latina: A pesar de los pesares

La disyuntiva es la misma de hace 50 años, reforma o revolución, no entre participación electoral y lucha armada (como se malentendió entonces), sino entre capitular al capitalismo o tomar verdaderas medidas de poder popular y socialistas.

Olmedo Beluche / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

A pesar de todos los pesares que quiera poner por delante la derecha latinoamericana, las alternativas políticas populares que propugnan por el cambio social y la izquierda tienen futuro en este continente. A pesar de las relativas victorias de frentes electorales de derecha en Argentina y Venezuela, las elecciones mostraron que casi la mitad de los electores siguen votando a propuestas progresistas o de izquierda.

En Venezuela, que hace más de 15 años es la vanguardia de los procesos políticos del continente; donde la lucha es más álgida;  pese a que Estados Unidos le ha puesto la proa en contra, decreto de por medio  de Obama declarándola como peligro a su seguridad nacional; pese a la campaña mediática mundial de difamaciones permanentes; pese al desplome abrupto de los precios del petróleo que hizo trizas los ingresos nacionales; pese al sabotaje y la guerra económica interna; pese a una buena dosis de corrupción e ineptitud de sus funcionarios (que ni Maduro puede negar); pese a todo, el Polo Patriótico obtuvo una alta proporcionalidad de votos que no se ve reflejada en la composición del Congreso.

Martí y nuestro tiempo

La Conferencia Internacional martiana ha sido un éxito notable en la empresa impostergable de recuperar el legado teórico y político de Martí. Una concurrencia multitudinaria, mayoritariamente joven, de los países latinoamericanos y caribeños y numerosos contingentes llegados de África y Asia, amén de los países europeos, Estados Unidos y Canadá, siguió con atención las intervenciones de las distintas mesas redondas y conferencias.

Atilio Borón / Rebelion

Llegó a su término la IIª Conferencia Internacional “Con todos y para el bien de todos” organizada en La Habana por la Oficina del Programa Martiano. Este aforismo ha sido a menudo mal  interpretado, como si Martí fuese tributario de una concepción negacionista de las clases sociales y su conflicto. En realidad era un fino observador y analista de las sociedades de su tiempo, y sus fragmentaciones y asimetrías no pasaron desapercibidas a su aguda mirada.

José Martí: Contra anexión y anexionismo

Hay cosas que, aunque sabidas, parece necesario repetir sin cansancio, para restar asideros a quienes prefieren ignorarlas. Los “ciegos y desleales” que José Martí repudió en su tiempo tienen continuadores hoy, y quién sabe hasta cuándo. Las evidencias no sugieren ingenuidad.

Luis Toledo Sande / Bohemia

En 1871 –contaba 18 años– Martí señaló diferencias básicas entre Cuba y los Estados Unidos. En el cuaderno de apuntes numerado 1 en sus Obras completas, y ubicado en los inicios de su primer destierro español (1871-1874), escribió: “Los norteamericanos posponen a la utilidad el sentimiento.–Nosotros posponemos al sentimiento la utilidad”.

Se refiere a diferencias de composición, y añade: “si ellos vendían mientras nosotros llorábamos, si nosotros reemplazamos su cabeza fría y calculadora por nuestra cabeza imaginativa, y su corazón de algodón y de buques por un corazón tan especial, tan sensible, tan nuevo que solo puede llamarse corazón cubano, ¿cómo queréis que nosotros nos legislemos por las leyes con que ellos se legislan?”

Todo lo sólido se desvanece en las urnas

Sería maravilloso que el poder que nace de la organización/movilización popular se viera potenciado y retroalimentado por la participación electoral. La realidad dice lo contrario.

Raúl Zibechi / LA JORNADA

Hace cuatro décadas, el intelectual y militante peruano Alberto Flores Galindo desgranaba su opinión sobre las elecciones, en un breve comentario a propósito de los resultados de las votaciones para la Asamblea Constituyente, en las que el dirigente campesino-indígena Hugo Blanco obtuvo 30 por ciento de los sufragios, en junio de 1978.

“El voto universal, individual y secreto ha sido una invención genial de la burguesía. El día de una votación las clases y grupos sociales se disgregan en una serie de individuos que dejan de pensar colectivamente, como sí ocurre en las huelgas, las manifestaciones o cualquier otro acto de protesta, y en la ‘cámara secreta’ emergen entonces las dudas, los temores, las incertidumbres que llevan a optar por lo establecido, por el pasado y no por el cambio” ( Obras Completas, tomo V, Lima, 1997, p. 89).

Lenin y el imperialismo

Este año se conmemora el centenario de la redacción de El imperialismo, fase superior del capitalismo, libro de V. I. Lenin, que ha tenido rotunda influencia en todas las izquierdas del mundo.

Juan J. Paz y Miño C. / El Telégrafo (Ecuador)

La obra fue escrita en Zúrich, entre enero y junio de 1916, y publicada por primera vez a mediados de 1917 en Petrogrado, por la editorial Zhizn y Znanie. De acuerdo con su autor, se trató de un folleto popular, escrito con prudencia para eludir la implacable censura zarista.

Sostiene Lenin que son cinco los rasgos fundamentales del imperialismo: “1) La concentración de la producción y del capital llegada hasta un grado tan elevado de desarrollo, que ha creado los monopolios, los cuales desempeñan un papel decisivo en la vida económica; 2) la fusión del capital bancario con el industrial y la creación, sobre la base de este ‘capital financiero’, de la oligarquía financiera; 3) la exportación de capitales, a diferencia de la exportación de mercancías, adquiere una importancia particularmente grande; 4) la formación de asociaciones internacionales monopolistas de capitalistas, las cuales se reparten el mundo, y 5) la terminación del reparto territorial del mundo entre las potencias capitalistas más importantes”.

La multiplicación de los bloques

En un mundo de ‘multibloques’ que se superponen, tenemos dos opciones: aislarnos y ser presas fáciles de la dependencia o integrarnos y ser independientes.

Fander Falconí / El Telégrafo

Ya en la antigüedad había bloques de naciones unidas por un propósito común. Desde las alianzas selladas con  matrimonios entre miembros de familias reinantes, hasta los actuales tratados formales entre Estados soberanos, llegamos a nuestros tiempos. La II Guerra Mundial determinó por primera vez en la historia la conformación de dos posiciones irreconciliables en las que deberían incrustarse todas las naciones de la Tierra. En una ocasión única, capitalistas y socialistas se unieron contra las oscuras hordas fascistas del Eje Berlín-Tokio.

No obstante, a fines de 1945 ya se hicieron visibles dos bloques rivales, ambos poderosos y ambos convencidos de ser los portavoces del porvenir: el bloque capitalista, liderado por Estados Unidos, y el bloque socialista, liderado por la Unión Soviética.

Curiosa aberración: los concursos de belleza

Los concursos de belleza son una muestra en pequeñito de la sinrazón del mundo en que vivimos –clasista, machista, blancocentrista, mercantilizado, dominado por poderes que generan una cultura superficial y ramplona– todo lo cual nos convoca a seguir luchando por "otro mundo posible".

Marcelo Colussi / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

Ilustración de Pawla Kuczynskiego.
I

La belleza, si bien siempre difícil de definir, es algo inherente a todos los seres humanos aunque no se la problematice en forma explícita. Entendámosla, para dar un marco general mínimo a partir del que poder seguir hablando del asunto, como la búsqueda del placer estético, el placer de los sentidos. La belleza, por tanto, va de la mano de lo sublime, de lo que en términos perceptivos nos deleita. De las artes, sin dudas –quizá la forma superior de búsqueda de la belleza; pero también la podemos encontrar en la cotidianeidad, en cada pequeño detalle de la vida práctica.

¿Puede hablarse de la "belleza" de los seres humanos? Tema arduo, polémico; la ética ha tratado inmemorialmente estos asuntos. ¿Es la belleza algo material o espiritual? Convengamos que efectivamente sí hay belleza humana. Lo cual nos lleva a plantear qué es su opuesto: ¿la fealdad? ¿Quién es bello y quién es feo? ¿Con qué criterios medir eso? Y más aún –hablando de ética–: ¿es posible medirlo? Y más aún: ¿para qué medirlo?

El puzzle inconexo del caos

Por caos entendemos algo impredecible y que se escapa a la miope visión que únicamente pueden esbozar nuestros ojos ante hechos que se escapan de los parámetros conocidos, pues nuestra mente es capaz de secuenciar únicamente fragmentos de la secuencia total del inmenso genoma del caos.

Germán Gorraiz López / Especial para Con Nuestra América
Desde España

El biológo francés Jacques L. Monod en su ensayo “El azar y la necesidad” (1970) explica que las variables del logos y el azar de la evolución humana serían aspectos complementarios de las necesaria adaptación evolutiva de los seres vivos ante los cambios drásticos para asegurar su éxito reproductor (supervivencia) con lo que asistiríamos a la irrupción de un “escenario teleonómico” en contraposición al llamado “escenario teleológico” vigente en la actual sociedad occidental y en el que la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión.

sábado, 30 de enero de 2016

América Latina: agudización de la lucha de clases

A los gobiernos nacional-populares los han acusados de “polarizar” a las sociedades; es decir, en otras palabras, de haber enojado a los que no quieren que nada cambie. Pero es inevitable: en sociedades tan desiguales y objetivamente polarizadas, en las que hay que tomar tantas medidas para aproximarse a sociedades más justas, los que siempre han estado bien saltarán para evitar que se toque lo que consideran su condición natural.

Rafael Cuevas Molina /Presidente AUNA-Costa Rica

La furia con la que las derechas latinoamericanas han asumido los espacios de poder ganados en elecciones recientes en Argentina y Venezuela, pero también la ofensiva en Ecuador y Bolivia, no es más que la respuesta al “vejamen” al que sienten que han sido sometidas por las políticas direccionadas hacia sectores desfavorecidos de las sociedades latinoamericanas, por derroteros económicos que no siguen el dictat de las corporaciones financieras internacionales, y una política exterior independiente de los intereses de las grandes potencias, especialmente de los Estados Unidos de América, por parte  de los proyectos nacional-populares.

La persistencia de un falso dilema

Argüir que Argentina vuelve al mundo –al menos, la Argentina que representa Macri-, y que es la derecha la responsable de ese retorno, supone una actualización de aquel viejo antagonismo entre civilización y barbarie que está en la génesis de la construcción de las identidades nacionales latinoamericanas.

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

En Davos, el presidente Macri se reunió con
el vicepresidente de los EE.UU, Joseph Biden.
"Estas son las postales de un viaje en el que volvimos al mundo", proclamó eufórico el presidente argentino Mauricio Macri, al publicar una serie de fotografías en su cuenta de una red social, con las que pretendió  rendir testimonio de su participación en el Foro Económico de Mundial en Davos, Suiza. Menos de 24 horas después de este singular anuncio, el mandatario, aduciendo razones de salud –una costilla fisurada- que más parecen encubrir un acto de soberbia, la debilidad de su política exterior y sus poderosos prejuicios ideológicos, declinó la participación en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) que se realizó esta semana en Quito. Algunos periodistas argentinos dicen que a Macri, empresario del fútbol vinculado durante muchos años al club Boca Juniors, no le agrada jugar de visitante y con el público en su contra; o que, en definitiva, sostienen, a la costilla no le gusta viajar por la región.

Por un indigno, cien dignos

Para la arenga colectiva, y en primer lugar como su propia norma de conducta, Martí fijaba su brújula en la ética, porque “la pobreza pasa: lo que no pasa es la deshonra que con pretexto de la pobreza suelen echar los hombres sobre sí”. Lejos de confiar en la supuesta espontaneidad de los hechos, clamaba por la acción y la prédica política necesarias.

Luis Toledo Sande / Bohemia

Al señalar a José Martí autor intelectual de los sucesos del 26 de julio de 1953, Fidel Castro proclamó una verdad. Con esos hechos la vanguardia de la generación del centenario martiano se propuso iniciar la reversión de la república neocolonial. Esta, fundada en 1902 con el ejército interventor estadounidense imponiendo desde 1898 la voluntad del imperio, era la negación de la república moral por la que Martí, consagrado a librar a Cuba del colonialismo español y de la dominación tramada por los Estados Unidos, había muerto en combate.

Sin independencia no se podría alcanzar la justicia, que incluía erradicar no solo el hambre física, sino también la espiritual, ostensible en el analfabetismo, y extirpar otras lacras heredadas del coloniaje. Los ideales de Martí no se agotarían con la toma del poder político. El 28 de enero de 1960, a más de un año de la victoria de la Revolución Cubana, Ernesto Che Guevara lo honró en su natalicio y sostuvo: “su lenguaje no envejece”.

Costa Rica y Nicaragua: Lecciones de un drama

Hoy los litigios fronterizos han culminado con  una justa solución a la luz del derecho internacional, que ha sido acatada por ambos gobiernos. Es hora de que se inicien unas relaciones fraternas que disipen los nubarrones basados en expresiones de enemistad. Nuestros pueblos deben fraternizar.

Arnoldo Mora Rodríguez / Especial para Con Nuestra América

Las turbulentas aguas del Mar Caribe nicaragûense  han sido escenario de un espantoso drama. Unas  alegres vacaciones en uno de los lugares mas paradisíacos del planeta culminaron en un macabro final [la muerte de 13 costarricenses en un naufragio]. Pero en medio de este patético dolor se dieron gestos y actitudes que no podemos dejar de destacar. Nuestros compatriotas nunca estuvieron solos en su angustia. A su lado estuvo siempre la solidaridad del pueblo nicaragüense, cuyo espíritu  fraterno se mostró en forma espontánea. Primero fueron los lugareños, horrorizados por la magnitud de la tragedia, pero hermanados en hondos sentimientos de pena, extendiendo su brazo y abriendo su corazón a las víctimas con prontitud e impactante nobleza. Luego fue todo el pueblo nicaragüense el que no escatimó palabras y actos de solidaridad para con el nuestro. Detrás y al lado de todos los ciudadanos estuvo desde el primer momento el gobierno de Managua.