sábado, 23 de agosto de 2014

En el centenario del Canal de Panamá: Centroamérica con dos canales

En esta semana que concluye se conmemoró el centenario de la inauguración del Canal de Panamá. Los faustos de los grupos dominantes panameños fueron mayúsculos y elitescos, totalmente separados y alejados del pueblo, el que luchó durante todo el siglo XX porque el Canal se trasladara a manos panameñas y la nación pudiera dejar de ser un apéndice de los Estados Unidos de América y sus intereses geopolíticos.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

El Canal de Panamá es una de las principales rutas marítimas del comercio mundial.
En Centroamérica, esta conmemoración nos encuentra con la noticia de la construcción de otro canal, el de Nicaragua, el que siempre ha sido hasta ahora el canal “virtual”, es decir, el que podría ser, o el que pudo ser y no fue.

Ambos canales forman parte de la historia de la región. La consideración de Panamá como paso entre los dos grandes océanos terrestres, el Atlántico y el Pacífico, data del período colonial, cuando Centroamérica pasó de considerarse puente de unión entre el sur y el norte de la masa continental, a istmo, es decir, porción de tierra que separa y aleja los dos océanos.

La construcción del Canal de Panamá y su gente

Las luchas que marcaron los cien años desde la inauguración del Canal continuarán en el siglo XXI hasta que los panameños logremos darle el uso más colectivo a las riquezas que genera nuestra posición geográfica.

Marco A. Gandásegui, hijo / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

El gobierno panameño y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) celebraron el centenario de la inauguración de la vía acuática hace pocos días. Las elites conservadoras se reunieron en una ‘gala’ donde recordaron los ‘héroes’ norteamericanos y quienes fueron sus colaboradores en los tiempos de la “Patria boba”. Se olvidaron de mencionar las luchas por recuperar la soberanía que vio correr la sangre de una juventud rebelde que sacrificó muchas vidas por la causa nacionalista.

El derroche y la corrupción se reflejaron en las celebraciones. El pueblo panameño rechazó el montaje y denunció a través de las redes virtuales el espectáculo mediático. La prensa y los demás medios de comunicación masiva se recogió y apenas publicó notas sobre los actos. Incluso, los programas de comentaristas radiales y televisivos pasaron por alto toda mención de la fiesta organizada por la elite gobernante.

Brasil, Bolivia y Uruguay ante un mes crucial

Eventuales triunfos de las derechas, en este ciclo electoral que se avecina, tendrían consecuencias importantes, por un lado, sobre el proceso de integración regional nuestroamericano; y por el otro, sobre el consenso posneoliberal que, a nivel regional y mundial, ha permitido articular posiciones favorables a la construcción de un sistema internacional multipolar.

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

Tres candidatos disputan la presidencia de Brasil. Dilma encabeza las encuestas; pero la muerte de Eduardo Campos y la nueva candidatura de Marina Silva podrían cambiar el panorama .
En Brasil (el día 5), Bolivia (el día 12) y Uruguay (el día 26) se celebrarán elecciones presidenciales durante el mes de octubre. Estos comicios se suman a los ya verificados este año en Costa Rica, El Salvador, Panamá y Colombia, y cuyos resultados, en términos generales, mantienen las tendencias que se observan en América Latina en lo que llevamos de siglo: avance de las fuerzas de izquierda y centroizquierda, concretamente las salvadoreñas y costarricenses (pero con mandatos relativamente débiles dada la composición de los congresos y las limitaciones heredadas del modelo neoliberal impuesto hace tres décadas); y en Panamá y Colombia la reafirmación del dominio de unas derecha enfrentadas entre sí, producto de sus propias contradicciones y disputas de intereses, como quedó en evidencia en el caso de la victoria pírrica del presidente Juan Manuel Santos frente al candidato de Álvaro Uribe Vélez.

Getulio Vargas a sesenta años de su suicidio

Este domingo 24 de agosto se cumplen 60 años del suicidio de Getulio Vargas, quien entonces, era presidente de Brasil electo por última vez en 1950.

Roberto Utrero / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

Hombre mayor, con larga trayectoria, mentor del Estado Novo, estaba alejado de la vida política, vivía recluido voluntariamente en su hacienda gaúcha, de la que salió impulsado por el apoyo popular recibido en aquellas elecciones.

Fue sin duda la figura más importante de la política de Brasil del siglo XX. Él coloca las bases del Estado moderno actual y, además, impulsa la cultura, la economía, la administración a través de la creación de instituciones como Petrobrás, Electrobrás o el IBGE, el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística. Además lleva su nombre la emblemática Fundación con sede en Botafogo, en Río de Janeiro en donde se forma la elite dirigente brasileña.

Otra derrota del imperio en Cuba

En el libro “Los disidentes”, los autores Rosan Miriam Elizalde y Luis Báez escriben en la primera página la siguiente dedicatoria: “A los héroes anónimos que, dentro y fuera de Cuba, vigilan en la sombra para que no nos falte nunca la luz”. Esta frase resume bien la forma cómo los cubanos han defendido durante más de cincuenta años la soberanía de su país.

Ángel Bravo / Especial para Con Nuestra América

Existen varios libros de historia sobre las agresiones que grupos terroristas de Miami en complicidad con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos han llevado a cabo contra los dirigentes, el pueblo y las instalaciones de Cuba. Washington ha utilizado todo tipo de métodos para destruir la revolución cubana; desde invasiones como la de Bahía de Cochinos en 1961, pasando por la guerra biológica (introducción de virus para arruinar las cosechas, crear la fiebre porcina, la epidemia del dengue, la conjuntivitis hemorrágica, etc.), hasta intentos de magnicidio contra Fidel Castro. El resultado de todos estos actos terroristas ha sido la muerte de 3.478 personas y 2.099 lisiados. Desde 1959 hasta ahora, ninguna de las administraciones estadounidenses cambió su política hacia la isla.

Correa en Guatemala

Ecuador ha salido de la noche neoliberal y el posneoliberalismo ha logrado frutos impresionantes. Entre 2006 y 2013, la pobreza cayó de 37.6 a 25.6% y por primera vez la extrema pobreza se mide en un dígito pues bajó de 16.9 al 8.6%. 

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

En la fotografía, al centro, los presidentes de Ecuador
y Guatemala: Rafael Correa y Otto Pérez Molina.
Cuando supe que el presidente Rafael Correa iría a Guatemala invitado por el V Foro Regional de Esquipulas, no pude sino intuir que sería un acontecimiento memorable. Y por ello me di el trabajo de escuchar atentamente y resumir el largo discurso del mandatario ecuatoriano. Mi conclusión es sencilla: Correa habló una hora con 45 minutos  en un país  cuya clase dominante ha transitado del fundamentalismo anticomunista al fundamentalismo neoliberal. En pocas palabras habló  de la soga en casa del ahorcado. Porque  su discurso fue una muy fundamentada exposición de carácter político y académico acerca del fracaso neoliberal a nivel mundial y latinoamericano. Correa es hoy un brillante político, pero antes fue un brillante académico. Es un hombre apasionado en la exposición, con un conocimiento extraordinario en términos teóricos y un sustento formidable en datos estadísticos. También un hombre de contrastes, como lo evidencia su progresismo económico y social y su conservadurismo en materia de género y diversidad sexual.

El capital es implacable

Si hubiera paz, los vendedores de armas disminuirían su negocio afectando considerablemente la economía de sus países. Y en cosa de negocios no hay ética que valga.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

Según el Instituto de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) el más prestigioso centro de investigaciones sobre desarrollo de armamento, gasto militar, comercio de armas y seguridad internacional en todo el planeta,  de los 15 países con mayor gasto militar como por ciento de su PIB en 2013, 10 están en el Medio Oriente y el norte de África. Los más altos son los de Omán con 11,3%, Arabia Saudita con 9,3%, Afganistán con 6,3% e Israel con 5,6%. Tienen en común ser aliados cercanos de Estados Unidos.

Asimismo, mientras el presupuesto militar se redujo en 2013 en un 2% en todo el mundo, lo que incluye disminuciones de 7% en las Américas y 1% en Europa,  en África creció 8%, 3% en Asia y Oceanía y 3% en el Medio Oriente.

Menores en riesgo: ¡el mundo en riesgo! Una mirada desde la Psicología

Los menores abandonados, en riesgo, hambreados, faltos de educación, golpeados, transformados en soldados o en objeto sexual, son problemas políticos, públicos, sociales. Por tanto, las soluciones a todo ello también deben ser políticas. Pero no en tanto acciones técnicas de “profesionales” de la política, sino como preocupaciones de todos nosotros por igual como miembros de una comunidad que nos pertenece por igual a todos.

Marcelo Colussi / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

“Mi mamá me regaló cuando tenía cinco años; la familia que me crió me pegaba con un alambre.” Pablo
Doce años después de esa “adopción”:
“Pablo, ¿cuándo fue tu última relación sexual? Ayer; con la mara nos violamos una indita.”

“El mundo no resolverá sus principales problemas mientras no aprenda a mejorar la inversión para el desarrollo de sus niños y niñas.”

UNICEF

I

En nuestro mundo actual, donde se produce aproximadamente un 40% más de los alimentos necesarios para nutrir a toda la Humanidad, cada día 34.000 niños mueren de hambre. Pero muchísimos más, aunque con dificultades, sobreviven; claro que, a veces, a un alto costo: muchos deben trabajar a una corta edad -se calcula en más de 600 millones en todo el globo la cantidad de menores trabajadores, muchos de ellos sin percibir salario-. (Ante cosas así es que cabe cuestionarse cómo es aquello del “trabajo, esencia probatoria del Ser Humano”. ¿Será cierto?). Inclúyase ahí la prostitución infantil, que nos obliga a repensar si eso es un trabajo. Pero todavía estamos hablando de niños que viven bajo un techo; más grave es aún la situación para los 150 millones que viven en las calles de las grandes urbes.

La represión fascista en As Pontes en 1936

El estallido de la Guerra Civil en 1936 se manifestó en el pueblo gallego de As Pontes –conocido entonces por su nombre castellano de Puentes de García Rodríguez-, como en otras partes de España, de manera muy violenta, con una serie de acciones punitivas, extorsiones y crímenes, oleada represiva que alcanzó aquí su máxima expresión en la masacre de la familia Ramos Ferreiro.

Sergio Guerra Vilaboy* / Especial para Con Nuestra América
Desde La Habana,  Cuba

Y, sin embargo, no tenemos nada mejor que la memoria para garantizar que algo ocurrió antes de que nos formásemos el recuerdo de ello.[1] Paul Ricoeur

Sobre estos trágicos acontecimientos de As Pontes, ocurridos hace ya casi ocho décadas, se dan noticias muy escuetas en la antigua Guía Urbana e Informativa de As Pontes, publicada en las postrimerías del régimen franquista:

       La Guerra Civil, igual que en las demás partes, enluteció muchas casas de nuestro Pueblo y comarca.

       Iniciado el Movimiento Nacional, también la Comarca de Puentes sufrió las consecuencias de la guerra fraticida que se había desatado: centenares de hombres fueron a terminar su vida a los frentes de Asturias, Bilbao, Teruel, etc.

            Asimismo, en consecuencia de aquella revolución, sucedió el enfrentamiento de los dos opuestos partidos (Derechas e Izquierdas) que llegó al extremo de que pereciesen víctimas gran número de personas de la comarca. Uno de los casos más destacados ha sido el de la familia Ramos Ferreiro, de Barrio de las Varosas, a la que ejecutaron cuatro miembros en la noche del 5 al 6 de septiembre de 1936 [sic.].[2]

Una oportunidad histórica para la liberación latinoamericana

El continente se encuentra con su mejor oportunidad histórica para concretar un proyecto de integración, que además no se reduce a una lógica económica, tal como lo mostró el accionar de la Unasur en defensa del orden institucional democrático en la región. Quizás, ese sueño bolivariano pueda vivirse en la América de hoy.

Ricardo Romero / Miradas al Sur


La consolidación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) puede representar un punto de inflexión para la región frente al hegemonismo norteamericano. Esta contraposición entre “americanismo” y “panamericanismo” data desde la formación misma de los Estados nacionales en la región. Analizar las raíces históricas de ese contrapunto resulta un dato importante para comprender la importancia de fortalecer el proyecto de la “Patria Grande” en la actualidad.

Finanzas, guerra y alternativa

El colapso político, dada la masa crítica de conflicto de interés en centro y periferia, presagia caos por la depredación y desarticulación de valiosos entes públicos, y en lo internacional el desate de los precipitantes financiero/monetarios y comerciales de guerra general.

John Saxe-Fernández / LA JORNADA

Giovanni Arrighi, estudioso profundo de la escuela braudeliana sobre el ascenso y descenso de las grandes potencias, en conferencia dictada en la UNAM poco antes de morir en 2009, centró su atención en el gobierno del sucesor de Roosevelt, Harry Truman (1945-1953), cuya gestión incluyó el uso de la bomba atómica y el arribo formal de EU a la supremacía global, luego de un vertiginoso ascenso hegemónico después de la Guerra contra México, la Guerra Civil, la Guerra Hispanoamericana, la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

El sólido planteamento braudeliano de que la guerra es el árbitro último en las sucesiones hegemónicas, fue ejemplificado por Arrighi con el paso de la Pax Británica a la Pax Americana, tanto como, cabe agregar, el papel protagónico del petróleo en la paz y la guerra y en las convulsiones geopolíticas y geoeconómicas que acompañan el ascenso y descenso en el tablero de poder mundial.

Nueva guerra fría

Rusia ha hecho un acercamiento a América Latina, apremiada por su coyuntura política, sus intereses de corto plazo y por la necesidad de consolidar un orden multipolar.

Fander Falconí / El Telégrafo (Ecuador)

Vladimir Putin, presidente de la potencia más extensa del planeta, aparece en variadas imágenes: con un rifle de asalto, como instructor de artes marciales, con osos y tigres, subido en una Harley Davidson, en un coche de Renault para Fórmula Uno o sumergido en las frías aguas de los lagos de Siberia.

Con esa misma audacia y en diversos escenarios, Rusia quiere recuperar el tiempo perdido con América Latina. Putin estuvo en Brasil para presenciar la final del Mundial de fútbol y participar en la reunión de los países miembros del grupo Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Ahí se reunió con los países de Unasur.

“Ha sido un siglo sangriento”

A pesar de todo, no queda otra alternativa que mirar con optimismo realista al siglo que ha comenzado, retomar las banderas de la paz, asumirlas en serio frente a provocaciones y demagogia, pero siempre sin olvidar la historia que nos ha traído aquí. Estamos obligados a no perder de vista lo que somos y dónde estamos.

Aurelio Alonso / La Ventana (Cuba)

Este año se cumplen cien del inicio de la guerra que recordamos como primera mundial, a partir del hecho de que se vivió, más de dos décadas después, una segunda, más definitiva, más global y más brutal aún, cuya memoria parece dejar en la sombra a la que le antecede.

Anoto desde ahora que aquel conflicto, que hoy llamamos primero, era citado en la mayoría de los textos serios anteriores a los años sesenta como la Gran Guerra o la Guerra Europea, a pesar de terminar enrolados en ella más de cincuenta Estados, que representaban una parte considerable de la población mundial, de haber participado más de sesenta millones de personas en combate y de haber dejado el saldo sin precedente de más de nueve a diez millones de muertos. Ese fue solo el estimado en números redondos, pero que queda corto frente a todos los intentos de precisar. Para citar un ejemplo, el profesor Ernest L. Bogart, de la Universidad de Illinois, calculó nueve millones, novecientos noventa y ocho mil, ciento setenta y una pérdidas humanas, el estimado más cercano a los diez millones que he conocido.

sábado, 16 de agosto de 2014

100 años después, la Revolución Mexicana parece ser un mal recuerdo para su élite gobernante

Después de varios años de boicot a PEMEX, tal y como se hace usualmente en todos aquellos países en donde existen fuertes instituciones nacionales en sectores clave que son apetecidos por el capital transnacional, y en aras de la “modernización” del sector, un Peña Nieto sonriente y satisfecho echó atrás lo que seguramente es uno de los bastiones más importantes de la identidad mexicana del siglo XX.

Rafael Cuevas Molina / AUNA-Costa Rica

Peña Nieto (al centro) en el acto de promulgación de
las leyes de la reforma energética en México.
La Revolución Mexicana de 1910-1917 sacudió a toda América Latina, y se convirtió en un referente mundial de movimiento nacionalista con fuerte componente antiimperialista. Gestó uno de los más poderosos movimientos culturales y de pensamiento, y durante toda la primera mitad del siglo XX iluminó como un faro movimientos agrarios, nacionalistas, artísticos y filosóficos.

En la década del 30, Lázaro Cárdenas tomó la bandera de algunas de sus corrientes más progresistas, realizó una reforma agraria, completo la nacionalización de la red ferroviaria, recibió a exiliados de la República Española y nacionalizó el petróleo.

Antonio Guerrero y el triunfo moral de Cuba

Razón tenía el apóstol José Martí cuando dijo: “Los bárbaros que todo lo confían a la fuerza y a la violencia nada construyen, porque sus simientes son de odio”.

Ángel Bravo / Especial para Con Nuestra América

“Yo me muero como viví”.
 Silvio Rodríguez

Por medio de la expresión artística, Antonio Guerrero
resiste el injusto presidio político en EE.UU.
El pasado 9 de agosto Antonio Guerrero héroe de la República de Cuba, condenado inicialmente -contra toda lógica- a una cadena perpetua más diez años, y resentenciado en el 2009 a veintiún años más diez meses en prisión y cinco años de libertad supervisada, por monitorear a los grupos terroristas de Miami que fraguaban planes criminales contra los dirigentes, el pueblo y las instalaciones de Cuba, una vez más “salió” de prisión a través de su producción artística. Antonio Guerrero además de ingeniero en construcción de aeródromos ha sabido cultivar la poesía y la pintura.

Nihilismo y política

Las guerras imperiales son la expresión más siniestra del nihilismo, por lo que se convierten  en un  genocidio donde las principales víctimas son los civiles. Cuando niños, mujeres y ancianos son aniquilados bajo una lluvia de bombas, se buscan pretextos indignantes  con el maquiavélico fin de hacer cínicamente victimarios a las víctimas.

Arnoldo Mora Rodríguez* / Especial para Con Nuestra América

El cambio de época que estamos  viviendo se refleja en profundas e irreversibles transformaciones geopolíticas.  Esas transformaciones están a la raíz de la horrenda ola destructora  que azota actualmente a buena parte de la humanidad. Lo más angustiante de esa espantosa violencia es su carácter nihilista. Por “nihilismo” se entiende aquella actitud teórica y práctica que supone y acarrea la destrucción de todos los valores fundantes de eso que entendemos por  “humanidad”. A diferencia de otras manifestaciones de la vida, la humana no se define tan solo por su condiciòn biológica, si bien siempre la presupone. Lo “humano” es, ante todo, una actitud y un comportamiento práctico que parte de una conciencia de los valores. “Los valores” pertenecen a mundo de los ideales, sin los cuales carece de sentido hablar de “humano”. Los valores no son una realidad sino una exigencia de la acción, pertenecen al ámbito  de la ética. Por el contrario, el  nihilismo es una concepción teórica que funda y justifica (¿!) una actitud práctica que solo admite la fuerza bruta, lo cual acarrea la destrucción de todo valor humano.

Panamá: la construcción del futuro

Con todos sus males, el quinquenio 2009–2014 tuvo al menos la virtud de arrasar el entramado de las apariencias a que se refería José Martí en su reflexión de 1891, y dejar al desnudo las verdades más elementales e inmediatamente visibles de la sociedad que hemos venido a ser.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

“A lo que se ha de estar no es a la forma de las cosas, sino a su espíritu. Lo real es lo que importa, no lo aparente. En la política, lo real es lo que no se ve. La política es el arte de combinar, para el bienestar creciente interior, los factores diversos u opuestos de un país, y de salvar al país de la enemistad abierta o la amistad codiciosa de los demás pueblos.” José Martí, mayo de 1891.[1]

Poco a poco, afloran las interpretaciones más diversas sobre los comicios de mayo de 2014 y sus resultados. Toda clase de factores han sido implicados en ellas: culturales, morales, geopolíticos, económicos, ideológicos, políticos (sobre todo en sentido estrecho), sociales y demás. Hasta ahora, sin embargo, ha sido notoria la débil presencia en esos aportes de un abordaje en perspectiva histórica de los cambios en curso en la sociedad nacional a partir del proceso de ejecución de los Tratados Torrijos–Carter, que permita ubicar y comprender a esos comicios como un momento de aquel proceso mayor.

Defender a Flacso Guatemala

Flacso no deber ser refugio para funcionarios gubernamentales temporalmente desempleados, sino el espacio para profesores investigadores de carrera con estabilidad laboral, críticos y autónomos en su pensamiento.

Carlos Figueroa Ibarra
Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

El miércoles 13 de agosto de 2014, fui honrado por el Consejo Académico de la sede en Guatemala de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales con la distinción de "Profesor Investigador Emérito René Poitevin". No me toca a mí discernir los motivos por los cuales las autoridades de la sede tuvieron a bien honrarme. Pero esto sucedió en el preámbulo de agotadoras semanas de negociación con el gobierno de Guatemala.   Participé como acompañante de la sede en la comisión que tenía por objetivo resolver la crisis institucional generada con motivo de la elección de Director o Directora de la misma. A reserva de que acaso no se haya dicho la última palabra en relación a dicha crisis, el hecho cierto es que no fue posible llegar a ningún acuerdo con el gobierno de Otto Pérez Molina. Por ello el decano del Consejo Superior de Flacso, Dr. Francisco Rhon, no tuvo más remedio que declarar fallida a la comisión.