sábado, 16 de junio de 2018

Nicaragua: una plaza geoestratégica fundamental

El que Nicaragua sea una plaza fuerte importantísima de la geoestrategia en el hemisferio occidental está claro desde hace muchísimos años en América Latina. Más claro y antes que nosotros lo han tenido no solo los Estados Unidos de América sino también las potencias occidentales, que desde el siglo XIX la ven como piedra de toque para toda política de dominación imperialista en el hemisferio occidental.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

A diferencia de un país como Venezuela, en donde las apetencias se desatan sobre todo por sus múltiples riquezas naturales, el principal interés por Nicaragua esta dado por su ubicación geográfica y ciertas características de su territorio, que son aptas para la construcción de un canal interoceánico similar al construido en Panamá.

Ya en el siglo XVI, Carlos V instruyó a los distintos gobernadores de sus bastos dominios americanos para que buscaran lugares en donde se pudiera construir pasos entre los dos grandes océanos, y se le envió información sobre el istmo de Tehuantepec, en México; por lo menos dos lugares posibles para cavar un canal en lo que hoy es Nicaragua; otro en Costa Rica y otros dos en Panamá, además de otros pasos, que en nuestra terminología actual llamaríamos “canales secos” en Guatemala, México y Panamá.

Desde ese conocer

El punto de partida para juzgar el aporte de José Martí a la formación de una cultura ambiental latinoamericana radica en su observación de enero de 1891, cuando planteó que no había aquí “batalla entre la civilización y la barbarie, sino entre la falsa erudición y la naturaleza”. 

Guillermo Castro Herrera
Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

Ese planteamiento expresó el grado de madurez que había alcanzado en Martí el universo de preocupaciones, certidumbres y esperanzas que compartió con un amplio número de jóvenes intelectuales hispanoamericanos que se percibían a sí mismos como modernos en la medida en que se ejercían como liberales en lo ideológico, demócratas en lo político y patriotas en lo cultural, y aspiraban desde allí a representar con voz propia a sus sociedades en lo que entonces era llamado “el concierto de las naciones”.

México, este arroz ya se coció

Estamos viendo un hartazgo social que ha capitalizado Andrés Manuel López Obrador porque a lo largo de los últimos 18 años ha sido necio (como él mismo se autocalifica) en señalar las injusticias y corrupciones que hemos vivido en México  durante las décadas de la hegemonía neoliberal.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Esta es la frase que Andrés Manuel López Obrador ha repetido en campaña cuando todas las encuestas le dan entre 15 y 20% de ventaja en las preferencias electorales. A diferencia de 2006 cuando a estas fechas, encuestas discutibles declaraban un empate técnico entre AMLO y Felipe Calderón (era la antesala del fraude electoral); a diferencia de 2012 cuando las mismas encuestadoras  ponían a Enrique Peña Nieto muy por encima de Andrés Manuel (operación de guerra psicológica que los resultados no confirmaron), en  2018 las encuestadoras ya no pueden “cucharear” (maquillar sus resultados) porque el puntero es puntero debido a un fenómeno social  que va más a allá de una coyuntura electoral.

Panamá: El retorno de Martinelli

El retorno del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) a Panamá tiende a complicar el panorama político-electoral que culminará en mayo de 2019 con las elecciones generales. En la actualidad, existe un caos entre los partidos políticos, producto de la crisis que remece al Ejecutivo, la Asamblea Nacional y la Corte Suprema de Justicia. No hay candidatos con carisma y mucho menos con programas que le interesen al electorado.

Marco A. Gandásegui, h. / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

Ningún partido está en condiciones de hacerse una auto-crítica. El desgobierno y la corrupción que caracteriza a todos los gobiernos desde la invasión militar norteamericana de 1989 aparentemente no tienen responsables y los partidos políticos se lavan las manos.

Martinelli, fundador de Cambio Democrático, en una cárcel esperando juicio, se proclama líder de una nueva esperanza para el pueblo panameño. La Constitución impide que se proclame candidato pero quiere seleccionar al aspirante de CD en 2019. El PRD no se queda atrás. Las figuras que han insinuado interés en ser candidatos son viejos conocidos que no traen algo nuevo a la mesa. Al igual que Martinelli, el PRD está sometido a los dictados del Fondo Monetario Internacional y sus políticas neo-liberales que han arruinado el agro y la industria y creado una economía de trabajadores informales. El Partido Panameñista, actualmente en el poder, no tiene candidatos y sus posibilidades de competir en 2019 son casi nulas.

Venezuela: Se desplaza la polarización interna hacia cuadrilátero internacional

El cuadrilátero geopolítico, la nueva polarización y la preminencia de voceros internacionales van a crear grandes dificultades para alcanzar los cambios que se necesitan y para lograr mecanismos de entendimiento y de acuerdos entre los factores internos. Esa es la historia de las intervenciones extranjeras.

Leopoldo Puchi / www.efectococuyo.com

Cualquiera que abra un periódico, mire la televisión o se informe por los medios digitales puede observar que las imágenes correspondientes a las secciones de política nacional están polarizadas entre los voceros del sector gubernamental y sus figuras emblemáticas como Nicolás Maduro, Diosdado Cabello o Jorge Rodríguez, mientras que del otro lado las imágenes, en numerosísimas ocasiones, corresponden a voceros o líderes de otros países, que responden, argumentan o denuncian, como Luis Almagro, Mauricio Macri o Marco Rubio. Un centimetraje inusitado, que ocupa el espacio que normalmente debería estar destinado a los líderes locales.

Perú: El presidente en su laberinto

El actual presidente – transitorio – del Perú, Martín Vizcarra, vino a la escena política con serios problemas de ubicación. Es víctima de una hiperinflación de surrealismo político así como de una extrema carencia de claros objetivos razón de ser de su fugaz  presencia en el sillón presidencial.

José Toledo Alcalde / Especial para Con Nuestra América

“Este es el momento de elegir entre la resignación y la desesperanza o unirnos, sumar fuerzas y recuperar nuestra patria, nuestra dignidad, nuestra soberanía”.
Verónika Mendoza (MNP)

Martín Vizcarra, presidente de Perú
Vizcarra asumió la presidencia por la renuncia del ex mandatario PPK. Después de su “elegante exilio” en Canadá como embajador – favorecido por su socio político - librado según diferentes opinólogos  de serias denuncias por favorecimientos – en nombre del Estado peruano – a empresas extranjeras involucradas en la construcción del cuestionado proyecto del aeropuerto andino de Chinchero (Cuzco). Pero como absurdamente en el Perú son siempre favorecidos los que más arrugas tienen con la justicia, Vizcarra – por “derecho constitucional” – sucedió al defenestrado ex presidente.

Argentina: No dan pie con bola

La inflación que, en principio, se proyectaba en un 17% anual para este año, ahora según las presunciones del Fondo Monetario Internacional, con todos los ojos puestos vigilando las cuentas nacionales, supera el 32%.

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

No pegan una, y eso que aprovecharon el espacio futbolístico para acceder al poder. Ser presidente de Boca Junior, llevó a Mauricio Macri a ser Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, CABA y luego, presidente de la Nación. Era parte de un pensamiento que, si Boca era la mitad más uno – aludiendo a su inmensa hinchada –, pero también que la mayoría pensaba con los pies, justificaba la concreción de las elucubraciones de Durán Barba, salvando lo inescrupuloso y vergonzante del proyecto que puso en marcha.

Brasil: Lula rechaza canje de su libertad por la renuncia a la candidatura

De nuevo el carácter de Lula vuelve a mostrarse con toda su fuerza. Preso político, con condena sin pruebas ni crimen cometido, Lula manifiesta a todos quienes lo visitan su absoluta indignación por la situación que enfrenta, ya hace más de 2 meses.

Emir Sader / ALAI

Lula cuenta siempre que tenía unas ganas enormes de comer una de esas manzanas argentinas que nos llegaban desde Mendoza, con un lindo envoltorio azul. Que sus amigos comían, que no le costaría nada agarrar una y salir corriendo, porque no tenía plata para comprar. Pero que no lo hacía por el miedo de su mama pase vergüenza por haber robado algo.

El suele decir que lo mejor que ha heredado de su mama, Dueña Lindu, analfabeta de por vida, fue su carácter, lo que no se compra en los shopping centers, sino que se hereda de la formación original. Muy pobre, recién llegado luego de un viaje de 13 días de “pau-de-arara” desde el nordeste, con sus 8 hermanos y su mamá, vistiendo la misma ropa, porque no tenían otra, Lula cuenta que solo tomó, por primera vez, café con leche a los 7 años, para dar una idea del nivel de pobreza en que vivían. Trabajó como lustra botas, como office-boy, entre otras actividades, antes de ser escogido por la familia para formarse e intentar sacarlos de esa extrema miseria. Fue a partir de ahí que se dio su formación como tornero mecánico.

La crisis brasileña, parte de la crisis mundial

No se puede analizar Brasil sólo a partir de Brasil. Ningún país, ni siquiera la cerrada Corea del Norte, está fuera de las conexiones internacionales que la planetización inevitablemente ha creado.

Leonardo Boff / Servicios Koinonia

Además Brasil es la sexta economía del mundo, cosa que despierta la codicia de las grandes corporaciones, que quieren venir aquí, no para ayudar en nuestro desarrollo con inclusión, sino para poder acumular más y más, dada la extensión de nuestro mercado interno y de la superabundancia de commodities y de bienes y servicios naturales, cada vez más necesarios para sostener el consumismo de los países opulentos.

Hay tres nombres que deben ser recordados, pues han configurado el cuadro actual de la economía y de la política mundial. El primero es sin duda Karl Polanyi que ya en 1944 observó "La gran Transformación" que ocurría en el mundo. De una economía de mercado estábamos pasando a una sociedad de mercado. Es decir, todo es comercializable, hasta las cosas más sagradas. Con todo podemos lucrarnos, cosa que Marx, en su Miseria de la Filosofía, llamó la gran corrupción y la venalidad general. Hasta los órganos humanos, la verdad, la conciencia, el saber... se han transformado en medios de ganancia. Todo se hace según la lógica del capital, que es la competencia y no la solidaridad, lo que hace que las sociedades se desgarren en luchas feroces entre las empresas.

Ciencia, tecnología e innovación en la educación superior

La ciencia y la tecnología son dos campos también, donde la necesidad de innovar continuamente, resulta crucial para el desarrollo y beneficio de las sociedades. Cualquier innovación en estas áreas debiera ir dirigida, principalmente, a elevar los niveles de bienestar y prosperidad de las poblaciones humanas.

Pedro Rivera Ramos / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

La educación y principalmente la educación superior tienen, como imperativo de esta época, la necesidad de adaptarse a los cambios y transformaciones que este mundo tan competitivo y globalizador, le vienen exigiendo desde hace décadas. La necesidad de asumir nuevos y desconocidos roles, mejorar significativamente sus niveles de pertinencia, revisar el modelo tradicional de vinculación con su entorno social y empresarial, conciliar la equidad con la calidad y emprender políticas sostenidas en el ámbito de las innovaciones, en primer lugar sobre sí misma y sobre áreas tan decisivas para el desarrollo nacional, como ciencia y tecnología, representan hoy día los principales desafíos de la educación superior contemporánea.

Aprietos de EE.UU en América Latina: Fracasos con barras, estrellas y zanahorias

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence se dispone a visitar América Latina a fines de junio, por tercera vez, desde que asumió su cargo. Sus dos destinos serán Ecuador y Brasil.

Jorge Elbaum / Sur y Sur

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos
En las tres ocasiones anteriores el objeto central de su periplo fue contribuir al aislamiento del gobierno de Nicolás Maduro y quebrar el proceso bolivariano iniciado en 1999, primera versión en la región del enfrentamiento al neoliberalismo.

El trayecto de Pence se desarrollará luego de que Washington haya sufrido un nuevo fracaso en su estrategia continental, pese a involucrar todos su esfuerzo diplomático y político en aras de vulnerar un proceso social que muchos parecen haber subestimado y que sobrevive luego de una crisis económica forjada por la caída de los precios internacionales del petróleo, el sabotaje interno de los sectores que vieron caer su ingente rentabilidad acostumbrada, y el despiadado bloqueo estadounidense.

Corea y la geopolítica

Creer en la palabra de Estados Unidos es muy riesgoso pero no hay otro camino viable para Corea del Norte y Estados Unidos que la diplomacia. Se inicia un largo y escabroso proceso, siempre mejor que el fuego nuclear.

Ángel Guerra Cabrera / LA JORNADA

La cumbre coreano-estadunidense de Singapur parece significar un importante jalón hacia la distención y la paz en la península coreana. El solo hecho de que haya iniciado un diálogo fluido entre los jefes de Estado de los dos archienemigos, el acuerdo alcanzado entre ellos también constituye un gran paso de distención en el este de Asia y para el resto del planeta, pues ningún país, no importa cuán lejano se encuentre del conflicto, podría escapar a los terribles efectos de una guerra nuclear.

sábado, 9 de junio de 2018

Centroamérica convulsionada

La “dulce cintura de América” se ahoga en el miasma de sus propias contradicciones.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

La primera mitad del año ha sido especialmente convulsionada para el estrecho puente centroamericano. Inició con el desasosiego que vivieron durante tres meses los costarricenses, que se engarzaron en una de las más campales batallas políticas en muchos años. Una elección presidencial que pintaba anodina e insulsa hasta el mes de diciembre, de pronto dio un vuelco espectacular cuando un partido neopentecostal que marchaba en los últimos lugares de las preferencias del electorado ganó la primera vuelta en el mes de febrero.

Colombia en la OTAN. ¿Solo esa nación?

No es que la OTAN entra a Colombia, aunque en esa nación hay bases militares y destacamentos armados, amparados al apoyo logístico de Estados Unidos y otras potencias militares del Norte Atlántico. El asunto es que es Colombia la que entra a la OTAN lo que significa, ni más ni menos que Colombia abandona su tradicional guiño diplomático a los acuerdos de paz subregionales y regionales.

Jaime Delgado Rojas / AUNA-Costa Rica

La decisión del gobierno colombiano de integrarse a la OTAN rompe con una tradición, nada reciente en Nuestra América, de propiciar esfuerzos muy nuestros, hacia la creación de zonas de paz. Pero además esa acción pone en alerta, o debiera, a sus naciones vecinas, la mitad de la subregión, suscritores de tratados de entendimiento mutuo que, como el de proscripción de armas nucleares de 1968, crearon valiosa doctrina a nivel global.

Podríamos señalar que los esfuerzos hacia la construcción de la paz regional datan de los orígenes emancipatorios con los Tratados de Unión, Liga y Confederación Perpetua suscritos por Colombia y sus vecinos entre 1822 y 1826 donde se marcaba el ideal de autodeterminación y defensa común frente a la amenaza de las potencias europeas unidas en la Santa Alianza: para entonces, aquel acuerdo europeo contaba con expresiones muy sólidas en el Continente Americano: la Doctrina Monroe de 1823 y el Imperio Brasileño de los Braganza afincado en esa colonia suramericana desde 1807.

Colombia: Iván Duque, la guerra y la paz

Duque ha rechazado los acuerdos de paz y pudiera revertirlos y perturbar así las perspectivas de estabilidad que se le abren a la sociedad colombiana y empañar su nueva imagen internacional.

Leopoldo Puchi / El Universal

La posible elección de Iván Duque a la presidencia de Colombia representa, sin duda, un motivo de inquietud, ya que podría afectar fuertemente las relaciones entre Caracas y Bogotá, más allá del significado interno que esa opción simboliza. En lo esencial, los electores colombianos no se están definiendo en referencia a Venezuela, sino sobre cuestiones internas vinculadas al propio proceso de paz y la orientación de las propuestas realizadas.

¿De vuelta a la era de las intervenciones?

Cien años después de aquella primera era de las intervensiones, vemos cómo Washington pone a prueba lealtades y sometimientos de los gobiernos de la región en el teatro panamericanista de la  Organización de Estados Americanos, como antesala de sus planes de intervención militar en Venezuela.

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

El analista internacional venezolano Sergio Rodríguez Gelfenstein afirmó hace algunas semanas que el momento político que vive América Latina, a saber, el de la restauración conservadora alentada tanto por factores internos (entre ellos, el ascenso de una nueva derecha que aprendió de las derrotas del ciclo progresista de inicios del siglo XXI) como externos (principalmente, la victoria electoral de Donald Trump y la radicalización imperial de la política exterior de los Estados Unidos), supone la mayor regresión de la historia latinoamericana. "Volvimos a comienzos del siglo XX", decía nuestro colega, a los tiempos de "creciente intervención militar y económica de la potencia norteamericana en América Latina y sobre todo en el Caribe". Y lleva razón en sus palabras.

Un nuevo ciclo podría empezar

Colombia y México son dos países pivotes de la derecha continental. Un hipotético cambio de gobierno allí significaría un duro golpe a la restauración conservadora que intenta tomar forma en América Latina.

Juan Manuel Karg / Página12

Mucho se habló en los últimos años del “fin de ciclo” de los gobiernos nacional-populares, progresistas y de izquierda de la región. Aquel titular recorrió los principales editoriales de los medios concentrados del continente, en un mix de información y deseo: si bien habían accedido Macri y Temer al poder político en Argentina y Brasil, respectivamente, existían (y existen) una serie de gobiernos que, aún en nuevas circunstancias continentales, se planteaban una resistencia al neoliberalismo: Bolivia, Uruguay, El Salvador, Nicaragua y Venezuela, entre otros, aún con sus diferencias, y situaciones internas disímiles y complejas.

Guatemala: Las evidencias del volcán

El domingo 3 de junio el Volcán de Fuego se transformó de atracción turística en causa de una tragedia nacional. El número de muertos y desaparecidos a consecuencia de la erupción extraordinaria de aquel momento sigue incierto en este momento. Lo que sí resulta claro es que como siempre, el desastre natural ha evidenciado las desigualdades e injusticia social y también la imperdonable ineficiencia gubernamental.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Pude ver un mensaje de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (CONRED) en la que repetía la información difundida por el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Metereología e Hidrología (INSIVUMEH).  Afirmaba que el Volcán de Fuego había iniciado una segunda erupción en este año y que había lanzado ceniza a 6 mil metros de altura y flujos piroclásticos en barrancas. 

El mensaje de INSIVUMEH recomendaba un estado de alerta desde las 6 de la mañana. Me ha parecido hasta inverosímil advertir que el boletín de la CONRED emitido a las 10.55 y después borrado de las redes sociales,  por el contrario concluía casi cinco horas después que “por el momento no era necesario realizar evacuaciones”. Hasta las 12 del día mantuvo  la postura de  que era innecesario evacuar las faldas del volcán. No fue sino hasta las 14 horas que la CONRED consideró urgente la evacuación.