miércoles, 20 de marzo de 2019

Costa Rica: comunicado ante el asesinato del líder comunal indígena Sergio Rojas Ortiz

Ante el asesinato del líder comunal indígena Sergio Rojas Ortiz, acaecido la noche del lunes 18 de marzo próximo pasado en la comunidad de Salitre, territorio indígena bribri ubicado en la provincia de Puntarenas, Costa Rica, la Asociación por la Unidad de Nuestra América (AUNA-Costa Rica) manifiesta: 

1) Su más enérgica condena de este hecho de sangre, que llena de dolor y pena a una familia y una comunidad que ha sufrido persecución, y ahora la muerte, por reivindicar su derecho a la tierra.

2) Su enorme preocupación, porque tales hechos han llegado a este punto debido a la negligencia del Estado costarricense, que no ha tomado las medidas pertinentes y necesarias para resolver el ancestral problema de la tierra en comunidades que han sufrido de su secular despojo, en clara violación al ordenamiento jurídico costarricense, resoluciones de tribunales de justicia y al derecho internacional, en particular al Convenio 169 de la OIT, denominado “Convenio sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes”, incorporado a su ordenamiento jurídico mediante Ley Nº 7316 de 3 de noviembre de 1992.

3) Su exigencia de que el Estado costarricense tome todas las medidas que estén a su alcance para dar con los responsables de tan lamentables hechos, haga caer sobre ellos todo el peso de la ley y, al mismo tiempo, se aboque a la solución de la problemática que se vive en la comunidad de Salitre y otras comunidades indígenas del país.

Heredia, Costa Rica

sábado, 16 de marzo de 2019

Venezuela en la trampa del Destino Manifiesto

Los Estados Unidos cercan a Venezuela. No permiten que en su patio trasero se hagan experimentos sociales que dejen por fuera los intereses de las transnacionales a las que deben su existencia como gran potencia. No es una postura nueva; desde el proceso de conformación de la nación norteamericana, la idea de que el hemisferio occidental es su espacio natural de expansión y dominio ha estado presente.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

Como dice el latinoamericanista estadounidense Abraham Lowenthal, “Por más de un siglo, la idea del Hemisferio Occidental –según la cual los países de América Latina y el Caribe, junto con Estados Unidos y Canadá, son un conjunto aparte del resto del mundo, con valores e intereses compartidos– ha sido una premisa fundamental de la postura general estadounidense respecto de América Latina”[1]. Esa es la premisa que consideramos ha guiado a los Estados Unidos en sus relaciones con América Latina a través de su historia, que cristalizó en el concepto germinado en la cabeza de John Quincy Adams, y formulada políticamente por el  quinto presidente de los Estados Unidos, James Monroe, en 1823, como “América para los americanos”.

Algunas reflexiones emanadas de la situación de Venezuela

Las actuaciones de Ecuador y Venezuela son expresión de las opciones frente al imperio: rendirse o resistir. La historia pondrá en su justa dimensión a unos y otros.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

1) Quiero insistir en el tema que más me preocupa hoy: el verdadero peligro que está corriendo la humanidad es el que implica el avasallamiento del derecho internacional por parte de Estados Unidos y el correlato que comienza a manifestarse en todo el mundo ante la impunidad que promueven las decisiones de Trump contra un orden internacional que en lo sustantivo es aceptado y respetado por todos los actores.

2) La auto designación de Juan Guaidó como presidente encargado (figura que no existe en la ley venezolana), no solo violenta todo tipo de institucionalidad vigente en Venezuela, sino que hace un mentís profundo a algunos de los fundamentos centenariamente esgrimidos por la derecha conservadora como pilares de la democracia representativa: 1. Las elecciones como expresión de la soberanía popular, a su vez admitida universalmente como soporte principal del poder político supremo de un Estado independiente. 2. La división de poderes como principio político que genera autonomía en la realización de las funciones del Estado y 3. El respeto a la Constitución Nacional como documento rector y ley fundamental de la república.

Venezuela: Guerra mediática y cibernética

La estrategia imperialista fomenta la desmoralización del pueblo venezolano, ambiciona cansarlo con la constante afectación a su vida cotidiana, tiene el objetivo de que la opinión pública cuestione al gobierno y genere malestar social.

Cristóbal León Campos / Especial para Con Nuestra América
Desde Mérida, Yucatán. México.

La fragmentación social que los Estados Unidos quiere provocar al interior de la sociedad venezolana con la circulación de Fake New y otra mentiras mediáticas continua fracasando. El pueblo bolivariano es consciente de la realidad que se vive, sabe que es atacado por la avaricia del imperialismo y los intereses mezquinos de la oligarquía latinoamericana aún subsistente, el propio The New York Times ha reconocido y divulgado que fueron los partidarios del fascismo quienes incendiaron y violentaron la llamada “ayuda humanitaria” en la frontera entre Colombia y Venezuela el pasado 23 de febrero, durante una jornada más de agresiones y acciones desestabilizadoras promovidas por el gobierno estadounidense en la región. La mentira como arma política ha quedado en evidencia ante la dignidad de la mayoría del pueblo venezolano y la resistencia por la defensa de la soberanía y autodeterminación latinoamericana.

Venezuela bajo ataque: 7 apuntes sobre el shock eléctrico

El apagón debe ser otra lección, y debe obligarnos a mirar en los códigos sociales y hábitos colectivos y de solidaridad que emergieron en 2002-2003, nuestras armas como comunidad histórica y espiritual a disposición para mantener el hilo de vida de la historia patria.

Misión Verdad / Kaos en la red

Entre la tarde del 8 de marzo y la madrugada del 10, Venezuela fue víctima de un nuevo ataque de sabotaje, el mayor en su historia republicana, a la central hidroeléctrica del Guri, que dejó sin electricidad a por lo menos un 80% de la población, con el objetivo de socavar todo intento por parte del Gobierno venezolano de lograr la estabilización de la economía y frenar el cuadro insurreccional que Estados Unidos y sus delfines como Juan Guaidó intentan culminar exitosamente en el país.

1. La preparación del shock. Previo al sabotaje que estremeció al conjunto del Sistema Eléctrico Nacional, dejando sin luz a gran parte del país durante los últimos dos días, varios movimientos y pronunciamientos anunciaban que recurrirían a una acción de fuerza bruta.

Matrices de opinión y sabotaje eléctrico en Venezuela

Una de las jugadas políticas utilizadas por el imperio norteamericano, para desestabilizar el Proceso Revolucionario Socialista Bolivariano, es el intervencionismo por medio de las Matrices de Opinión. Estas se ejecutan a través de los medios de comunicación venezolanos de oposición, a nivel nacional e internacional, a través de las redes sociales y por cualquier medio de comunicación. 

José A. Amesty R. / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

Una matriz de opinión es: comunicar, todos los días y en todos los periódicos, emisoras de radio y TV posibles, en las redes sociales  de una determinada comunidad o país, una idea o un pensamiento específico, sea una simple conjetura o especulación, con el tono y de la forma conveniente para que las personas de dicha comunidad, al ser bombardeados de manera incesante por los medios de comunicación, crean vehementemente en ello hasta el punto de ni siquiera preguntarse si será cierto o no.

En pocas palabras, tal y como dice el proverbio popular: “Una mentira dicha mil veces, se convierte en verdad”.

México: AMLO, cien días

Sombras aparte, las luces del gobierno actual le están redituando a Andrés Manuel un índice de popularidad de aproximadamente 80%. Estamos todavía en la luna de miel después del triunfo. Momento de aprovechar ese bono y no dormirse en los laureles.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Han transcurrido cien días desde el histórico día en que Andrés Manuel López Obrador asumió la Presidencia de México. Con 53% de los votos y 30 millones de sufragios, AMLO asumió la presidencia ante la frustración de la derecha neoliberal que no pudo hacer mucho para impedirlo. Este sector  vaticinó desastres económicos y políticos porque quien consideraban como “un peligro para México”, finalmente está al frente del país. El lunes 11 de marzo, al cumplirse los cien días referidos, el presidente López Obrador rindió un informe de gobierno, práctica que hará trimestralmente. El balance es sumamente positivo en materia económica, política, social y medianamente aceptable en lo que a seguridad se refiere.

Guatemala: El buen vivir para repensar la alternativa

¿Quién puede afirmar que el régimen económico, social y político imperante en Guatemala contiene un paradigma deseable a la búsqueda de bienestar y de felicidad humana? Basta con aproximarse a sus resultados actuales para confirmar que este régimen no es útil al fin de garantizarles el bien a las grandes mayorías sociales.

Mario Sosa / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

En el ámbito social, esto se constata en los niveles crecientes de explotación, pobreza y desigualdad; en el alto desempleo y la constante expulsión de niños y jóvenes trabajadores a otros países; en los enormes rezagos en cobertura y calidad de educación, salud, seguridad social y vivienda; en la política de muerte vía la represión; en la negación de derechos, la marginación social, la conversión de la violencia en negocio, el tráfico de niños y de órganos, la trata de personas; en el grave deterioro de bienes naturales como ríos, lagos, suelos, bosques y aire.

Panamá: Tal nuestro riesgo, tal nuestra esperanza

El factor determinante en la formación transitista panameña durante el siglo XX radicó en el control del Corredor Interoceánico por una potencia extranjera. En el XXI, la integración del Canal a la economía interna, y del país al mercado global, crearon una circunstancia inédita en nuestra historia. Esto, a su vez, inauguró un proceso de transición que aún está en marcha, y que determinará en su momento las nuevas formas de organización del país.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

El concepto de formación económico–social - elaborado por Marx a fines de la década de 1850, pero incorporado al desarrollo del marxismo solo en la segunda mitad del siglo XX-, permite referir aquel otro, más amplio y abstracto, de modo de producción, a sociedades específicas en tiempos puntuales.  El primero, en efecto, resalta el hecho de que en toda sociedad existe “una determinada producción que asigna a todas las otras su correspondiente rango [e] influencia”, la cual constituye “un éter particular que determina el peso específico de todas las formas de existencia que allí toman relieve.”[i]

La puñalada de Lenin Moreno a la integración sudamericana

El gobierno de Lenin Moreno, uno de los cómplices más activos de las estrategias de Estados Unidos para aniquilar los organismos de integración latinoamericana y caribeña, convirtió a Ecuador en el segundo país que oficializa la decisión de suspender su participación en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Eloy Osvaldo Proaño / ALAI

Moreno denunció el Tratado Constitutivo de Unasur y así Ecuador se retiró del acuerdo de integración sudamericano, uniéndose al presidente colombiano Iván Duque, que el 27 de agosto de 2018 informó una decisión similar.

Una vez oficializada la separación, la sede de Unasur, que se encuentra en Quito (en la Mitad del Mundo), y cuyo inmueble fue donado por el gobierno ecuatoriano volverá a las manos del Estado, dejando sin edifico al organismo. En julio de 2018, Lenin Moreno anunció sus planes para el edificio, donde espera crear una universidad intercultural. También se retirará la estatua en honor al expresidente argentino Néstor Kirchner, en la entrada del complejo.

Bolsonaro en EE.UU: Prosperidad, seguridad y democracia

La agenda de la visita de Bolsonaro a Washington deja claro los lineamientos del gigante suramericano a los imperativos geopolíticos de la Administración Trump: facilitar el acceso y explotación de los recursos naturales, cooperar con la seguridad hemisférica -léase estadounidense- y garantizar el aislamiento de Venezuela en la región.

Tamara Lajtman / CELAG

Estados Unidos (EE. UU.) será el primer destino oficial de Jair Bolsonaro como presidente. Luego de ser elegido, Bolsonaro recibió la visita del consejero de Seguridad Nacional de Donald Trump, John Bolton, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, asistió a la ceremonia de posesión el 1 de enero. A inicios de febrero, el canciller brasileño, Ernesto Araújo, se reunió con el vicepresidente Mike Pence en Washington, y a finales de este mes la secretaria adjunta del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, estuvo en Brasilia reuniéndose con representantes de la sociedad civil y autoridades gubernamentales.[1]

El encuentro con Donald Trump, previsto para el próximo 19 de marzo, se centrará, según un comunicado de la Secretaria de prensa de la Casa Blanca, en elementos para la construcción de un “hemisferio occidental más próspero, seguro y democrático”. Los temas: comercio bilateral, cooperación en defensa y restauración de la democracia en Venezuela.

Argentina: En un mismo lodo todos manoseaos

Enrique Santos Discépolo (1901 – 1951), maravilloso poeta y cronista social con sus inolvidables tangos, vuelve de nuevo con su Cambalache a mostrarnos la renovada degradación de la semi colonia argentina. Cambian los nombres, las instituciones, se recicla el poder. Todo cambia para que todo siga igual.

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

En su homenaje vale recordar que lo escribió en 1935, en medio de esa década vil, con un país atado de pies y manos a Inglaterra, la potencia dominante de entonces.

“La Argentina atraviesa el año más envilecido de toda la Década Infame. Mes a mes, distintos sucesos  van encanalleciendo la atmósfera hasta tornarla irrespirable. En enero, el radicalismo manejado por Alvear levanta la abstención, legitimando el fraude oligárquico pasando a jugar como ‘oposición a su Majestad’. En marzo, Pinedo secundado por Prebisch crean el Banco Central mixto, colocando en manos del capital británico el manejo de la política financiera argentina. Poco después el Congreso crea el Instituto Movilizador de Inversiones Bancarias, salvando de la quiebra a los principales grupos financieros del país. Aparecen enseguida las nuevas normas sobre combustibles, que inician el camino claudicante en materia de petróleo, con el júbilo de Esso y Shell: así se va completando el ‘Estatuto Legal del Coloniaje’. En junio, el Consorcio Bemberg estafa al fisco con la conversión de la deuda de la Provincia de Buenos Aires. Al mes siguiente, en el Parlamento se asiste al debate de Carnes propiciado por De la Torre, cuando un estampido suena en el augusto salón, cayendo sin vida el senador demoprogresista Enzo Bordabehere. En agosto, el VII Congreso de la Internacional Comunista inaugura la infame política del Frente Popular e inmediatamente los obedientes stalinistas criollos se arrojan en los brazos de Alvear y Repetto. En octubre, se sanciona la ley de Corporación de Transportes, con un fabuloso aguamiento de capitales en beneficio de las empresas británicas. Y sobre el fin de año, Manuel A. Fresco, un viejo burlador de la voluntad popular, llega al cargo de gobernador de la Provincia de Buenos Aires, desde donde refinará la liturgia del ‘voto cantado’, los muertos votantes y los votantes muertos. ‘La oligarquía en la casa de gobierno, el alvearismo en la casa Radical, el en la Casa del Pueblo, el stalinismo en el movimiento obrero, los ganaderos en el Jockey Club y la Constitución Nacional refugiada en la farola de (el diario) La Prensa, tal era la situación de aquella época de fraude y vileza imposible de superar”.[1]

El socialismo y la segunda guerra fría

El peligro sobre América Latina está definido: no solo que revive el viejo americanismo para reforzar las acciones imperialistas, sino que los gobiernos derechistas de la región han encontrado la mejor oportunidad para respaldar sus políticas contra todo izquierdismo socializante.

Juan J. Paz y Miño Cepeda / Firmas Selectas de Prensa Latina

En 1901 se constituyó el Partido Socialista de América (SPA) liderado por el sindicalista Eugene Debs (1855-1926). Sus alas más izquierdistas, motivadas por el triunfo de la Revolución Rusa (1917), el acercamiento a la III Internacional (1919) y las pugnas partidistas internas, propiciaron el nacimiento del Partido Comunista de América y luego el Partido Comunista de los Trabajadores (ambos en 1919), aunque posteriormente se unificaron en el Partido Comunista de los Estados Unidos (CPUSA, 1921).

Debs fue el primer candidato del SPA a la presidencia de los EEUU en 1904; en la década de 1920, William Z. Foster fue candidato del PCUSA, por varias ocasiones; en la década siguiente el candidato del mismo partido fue Earl Browder; en los setentas e inicios de los ochenta Gus Hall, quien lo dirigió desde 1959 hasta el año 2000, cuando murió; lo sucedió Sam Webb hasta 2014 y, desde entonces, John Bachtell. Desde fines de los ochenta, el PCUSA apoyó a los candidatos del Partido Demócrata.

La ONU se presta para politizar las migraciones

En estos días aparecieron 700 migrantes en la frontera con Colombia. Cubanos, haitianos y africanos. Llegaron en grupos muy bien organizados por traficantes humanos que son pagados para que sus clientes lleguen a EEUU. A lo largo de los últimos años, el fenómenos se repite una y otra vez. Como política, el gobierno panameño sólo piensa subirlos a un bus y depositarlos en la otra frontera con Costa Rica. No hay inteligencia de dónde vienen y cuáles son sus características.

Marco A. Gandásegui, h. / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

Mucho revuelo produjo la conferencia convocada por la ONU para que sus miembros llegaran a un acuerdo sobre las migraciones internacionales. El gobierno panameño se sumó sin reparos al documento que prepararon los expertos políticos. Algunos países rechazaron – entre ellos EEUU -  la propuesta por considerarla lesiva a sus intereses nacionales. En la Conferencia no se analizó las causas de los desplazamientos de la población. Tampoco se consideró necesario que los países expulsores de población crearan los mecanismos para entender el fenómeno. La información la maneja exclusivamente los países industrializados y éstos son los que diseñan las políticas para su beneficio. Mientras que Europa, EEUU y Japón tienen políticas estrictas para atender las migraciones, los demás países tienen que someterse a la necesidades de mano de obra de los primeros. La conferencia de la ONU fue un reflejo de esta realidad que beneficia a los países que demandan mano de obra (barata).

Los intelectuales

La función del intelectual es ayudar a abrir los ojos. Aunque en esto hay que tener cuidado: tampoco un intelectual es un iluminado que conduce al rebaño de zombis hacia la sabiduría. Esa es la otra versión del intelectual –y lo que alimenta esa visión, igualmente estereotipada y también errónea– de su aureola mágica.

Marcelo Colussi / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

Los filósofos no han hecho sino interpretar el mundo de diversos modos; de lo que se trata es de transformarlo”.
Carlos Marx

I

Aunque según Antonio Gramsci todo ser humano “despliega cierta actividad intelectual, es decir, es un “filósofo”, un artista, un hombre de buen gusto, participa en una concepción del mundo”, no hay dudas que los intelectuales “de profesión” constituyen un grupo especial. “Especial” no con un sentido peyorativo; en todo caso: grupo especializado, grupo con una tarea especial, particularizada, con una misión bastante sui generis. ¿Cuál es exactamente esa misión?

sábado, 9 de marzo de 2019

El Salvador, Guatemala y la impunidad

En países con una violencia creciente debido, en buena medida, al desgarramiento del tejido social producto de la guerra represiva, llevada a cabo por ejércitos puestos a las órdenes de oligarquías corruptas respaldadas por los Estados Unidos, los responsables siguen valiéndose de todo tipo de artimañas para evadir responsabilidades. 

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

En El Salvador y Guatemala, países del Triángulo Norte centroamericano que se encontraron bajo la embestida de la represión y la guerra, en los cuales se cometieron algunas de las peores masacres de los que tiene memoria nuestra sufrida América Latina, en las que los desparecidos y asesinados se cuentan por miles, y que aún sufren las consecuencias de tal panorama de holocausto, sus respectivos congresos se aprestan a elaborar y aprobar sendas leyes que, para proteger a los culpables, pretenden hacer borrón y cuenta nueva.

Lucy González y el milagro martiano

Lucy González Parsons llevó la bandera roja, sin claudicar nunca en sus convicciones, hasta fallecer en 1942, 47 años después de que Martí cayera en combate. Descansa en el Cementerio Forest Home, en Chicago, cerca del monumento dedicado a los mártires del 1 de mayo.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

Lucy González Parsons
En diciembre de 1926, Julio Antonio Mella –que un año antes había participado en la fundación del Partido Comunista de Cuba, junto a Carlos Baliño, a su vez compañero de lucha de José Martí– planteaba la necesidad de

Desentrañar el milagro –así parece hoy– de la cooperación estrecha entre el elemento proletario de los talleres de la Florida y la burguesía nacional; la razón de la existencia de anarquistas y socialistas en la filas del Partido Revolucionario [Cubano][i]

Ese problema sigue siendo del mayor interés para los movimientos que buscan culminar en nuestra América la obra de las revoluciones de independencia de principios del siglo XIX. Más allá de las categorías que permiten plantearlo -como las de formación económico-social e interés general de la sociedad-, es imprescindible buscar las raíces del aparente milagro en la vida misma de las sociedades, y en la experiencia personal de quienes luchan por transformar la realidad.

Feminismo: un nuevo paradigma

Hay un tercer horizonte hacia donde el movimiento feminista tendría que apuntar: el cambio de paradigma o de modelo social. Realmente, si el feminismo es un movimiento de vanguardia, le compete liderar un tipo de sociedad en la que los valores, los conceptos  y las relaciones sociales y personales deberían superar – dialécticamente o no – a los hoy imperantes.

Victoria Sendón De León / www.publico.es (España)

“El feminismo es un modo de vivir individualmente y de luchar colectivamente”
(Simone de Beauvoir)

Es ya un tópico definir el feminismo como una lucha por conseguir la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. Sin embargo, creo que ya es hora de ampliar dicha propuesta por más que este paso sea el mínimo requerido para que el movimiento tenga sentido. Sería inconcebible construir un feminismo sin reclamar estos derechos, ya que no sería posible construir una nueva sociedad sobre la desigualdad, que no tendría nada de nuevo. Y el feminismo reclama cambios, muy profundos por cierto. Y digo esto porque, en muchos casos, ya las mujeres de nuestro mundo occidental han superado a los hombres, digamos que se está dando un sorpasso de género, en el campo educativo y profesional. En los estudios primarios ya son los chicos los que abandonan diez puntos por encima de las chicas, al igual que en rendimiento a los 15 años son las chicas las que les aventajan en cinco enteros. Está sucediendo lo mismo en el nivel universitario, en el que, en muchas carreras, ya las mujeres alcanzan el 60%. Son dígitos que se van sumando y tendrán sus consecuencias, por más que las carreras técnicas sigan siendo un dominio masculino, más si nos referimos a la vanguardia de Silicon Valley. Todo se andará.