sábado, 24 de septiembre de 2022

ONU: del “huele a azufre” a “libertad para los presos políticos en Nicaragua”

 Entre los discursos de Hugo Chávez y Gabriel Boric hay un trecho muy grande que, posiblemente, nos ejemplifique la diferencia entre las dos olas del progresismo latinoamericano.

Rafael Cuevas Molina / Presidente AUNA-Costa Rica

Ya bastante se ha dicho de las diferencias que existen entre las llamadas primera y segunda ola progresista del siglo XXI en América Latina. Habría que ver con detalle en cuál de las dos se logró perfilar proyectos más apegados a intereses nacional-populares, menos entreguistas a los intereses de las grandes compañías transnacionales, especialmente las vinculadas al extractivismo mineral y agrícola; cuánto lograron independizarse de las ataduras impuestas por el capital financiero; en qué medida lograron cimentar políticas sociales que contribuyeran a disminuir la brecha que hace de América Latina la región más desigual del mundo. 

Hacia un nuevo orden mundial

 Después de haberse suspendido  por tres años, debido a la pandemia, se llevó a cabo una nueva Asamblea General de la ONU. Pero no fue un acto de rutina; pasará a la historia en razón de que se oyeron voces mayoritarias denunciando el (des)orden mundial imperante, debido a la  ya decadente hegemonía imperial de Occidente. 

Arnoldo Mora Rodríguez / Para Con Nuestra América

De manera particular, merecen destacarse aquellos  países latinoamericanos, cuyos gobiernos van a la vanguardia de las luchas democráticas populares; en especial, me agradaron las intervenciones del presidente Petro de Colombia y de la Presidenta Xiomara Castro de Honduras. Pero para entender este esperanzador gesto de resonancia planetaria, es necesario tener presente como trasfondo, el deplorable panorama que nos arroja la actualidad política mundial. 

Las duraciones de Panamá

 El estallido social de 2022 puso en crisis al régimen político surgido de la intervención militar estadounidense de 1989, tan neoliberal en lo económico como conservadora en lo político y clasista en lo social.

Guillermo Castro H./ Especial para Con Nuestra América
Desde Alto Boquete, Panamá

“Lo primero en política, es aclarar y prever”. 
José Martí, 1889.[1]

El estallido social ocurrido en Panamá el pasado mes de julio confirmó el viejo aserto de que en política no hay sorpresas sino sorprendidos. Ese estallido constituyó, en efecto, el evento que abrió paso a la crisis – ojalá final – de los resultados de un proceso histórico de larga duración que llevó a la inserción de Panamá en el mercado mundial como un enclave de servicios para la circulación de bienes, capitales y personas. 

El Congreso de Morena en México: su refundación como partido de Estado

 El III Congreso Nacional Ordinario fue la culminación de un proceso que desvirtúa el espíritu originario del partido movimiento.

Carlos Figueroa Ibarra / Para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

El III Congreso  Ordinario de Morena realizado el sábado 17 de septiembre y culminado en la madrugada del 18 del mismo mes de 2022, significa la refundación del partido de la Cuarta Transformación como un partido de Estado. Se abandona así la concepción inicial que dio origen a dicha expresión política en los debates de las asambleas fundacionales que se celebraron en el segundo semestre de 2012. En aquellos momentos, los que veníamos participando en el movimiento lopezobradorista desde varios años atrás,  tuvimos que optar entre que  Morena fuera un movimiento o que se transformara en partido. En las asambleas fundacionales ganó abrumadoramente con un 80% la segunda opción, pero finalmente se llegó a la solución salomónica de que el naciente partido se constituyera como un partido-movimiento.

Marilena Chauí: “La tarea del nuevo gobierno brasileño será enorme, difícil, y exige un punto de vista común de la izquierda en aspectos esenciales”

 “Hay 33 millones de desempleados en Brasil, 30 millones de personas pasando hambre. No hay como pensar en un plan económico y de reestructuración si la izquierda no trabaja en conjunto”.

Gilberto Lopes / Para Con Nuestra América 
En São Paulo

Convencida de que fue golpe el impeachment contra la presidente  Dilma Rousseff, de que el proyecto “Ponte para el Futuro” –una ambiciosa propuesta neoliberal– impulsada por el entonces vicepresidente, Michel Temer, era un regreso al pasado, de que la operación Lava Jato buscaba destruir y entregar la petrolera brasileña Petrobras a intereses privados extranjeros, Marilena Chauí (filósofa, miembro fundadora del Partido de los Trabajadores – PT), analiza las perspectivas de un probable nuevo gobierno de Lula y advierte que se necesitará una visión común de la izquierda para enfrentar lo que considera las “dificultades gigantescas” de ese gobierno. Habrá que “rehacer el país”, afirma.
 
Lo que sigue es una versión editada de una entrevista realizada con Marilena Chauí, en São Paulo, el 15 de septiembre pasado.

Argentina: Primavera sin flores

 Primavera sin flores, sin mayores avances ante un neocolonialismo emprendido por el imperio agónico que hace lo posible por hundir sus garras en la región, asfixiando con sus tentáculos cualquier posibilidad de progreso de sus mayorías empobrecidas…

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

La primavera en el cono sur de América ha comenzado gris, fría como el invierno que resiste abandonarnos, sumidos en los eternos tire y afloje del día a día; las apelaciones de aparente concordia de una oposición en campaña que no disimula la propuesta de cambio violenta y excluyente expuesta por sus principales dirigentes, alentada por una inflación cuyo índice de agosto fue de 7% y un acumulado anual del 56,4%.

Argentina: Héctor Polino, un dirigente socialista de lujo

 Defensor de los Derechos Humanos, Co-presidente de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos, y hombre de pensamiento nacional, Polino no fue ajeno a la reinvidicación del petróleo como vértice de la soberanía energética argentina y de nuestras Islas Malvinas en poder de Inglaterra.

Carlos María Romero Sosa / Para Con Nuestra América
Desde Buenos Aires, Argentina

Destacar la honorabilidad de un político suena a suficiente elogio por lo desacostumbrado que  resulta; y va esto dicho sin sumar argumentos a  la campaña disolvente y antidemocrática de los antipolíticos a lo Trump, Bolsonaro y por aquí los Milei y los promotores visibles e invisibles del atentado contra la ex presidenta Cristina Kirchner.  Claro que si además a una existencia marcada por la ética llevada al grado de escrupulosidad en materia administrativa, se le añaden otros valores poco usuales en el ejercicio de la actividad pública, la ciudadanía debe lamentar la pérdida de tal abanderado de esas virtudes como lo fue el doctor Héctor Polino, fallecido el 18 de septiembre último a los 89 años. 

Bolivia: la experiencia de la economía social, comunitaria y productiva

 El “Modelo Económico Social Comunitario Productivo” boliviano, sobre el cual el mismo presidente Luis Arce ha escrito varias obras, es una experiencia que merece estudiarse en América Latina, no solo porque contradice los postulados neoliberales, sino por los logros sociales alcanzados, que ningún gobierno empresarial y conservador ha conseguido en la región.

Juan J. Paz-y-Miño Cepeda / www.historiaypresente.com

A inicios de la década de 1960 Ecuador y Bolivia (también Paraguay) eran los países más atrasados de Sudamérica. El “cuadro del subdesarrollo” que ofrecían era igualmente comparable con otros países centroamericanos: protocapitalismo, poderes oligárquicos, analfabetismo, miseria, déficit de vivienda, carencia de servicios básicos, mayoritarias formas precarias en el trabajo agrícola, ruralidad, etc. Todavía no entraban en el “despegue”, que algunos analistas señalaban como vía futura, siguiendo la ideología de las “etapas del crecimiento económico” formuladas por W. W. Rostow.

Frontera con Venezuela: la tensión empieza a ceder

 Un corredor fronterizo atravesado por un marco de ilegalidad, con un punto crítico en el Catatumbo donde Petro quiere sembrar la paz.

Consuelo Ahumada / Para Con Nuestra América

Son varias las noticias sobre el país vecino en lo que tiene que ver con Colombia. Se reanudan las relaciones diplomáticas y comerciales y se anuncia para el 26 de septiembre la reapertura del transporte aéreo y de carga entre los dos países.

Emigración venezolana y medidas coercitivas unilaterales

 Hay resistencia a creer que la emigración venezolana de ciudadanos/as, es producto en gran parte de las medidas coercitivas unilaterales (MCU) ejercidas contra Venezuela, por parte de EEUU, Europa y otros. 

José A. Amesty Rivera / Para Con Nuestra América

Hay mucha información que corrobora lo anterior, no obstante, vamos a resumir estas medidas, que algunos llaman también bloqueo económico o sanciones económicas.  Es decir, el bloqueo económico y comercial que ha impuesto el gobierno de Estados Unidos a Venezuela, entre otras consecuencias, limita al Estado venezolano su capacidad de importación de bienes básicos como alimentos y medicinas. 

Los aires contaminados de la Independencia

Las celebraciones de septiembre omiten el verdadero concepto de Independencia.

Carolina Vásquez Araya / https://carolinavasquezaraya.com

En varios países de nuestra América resuenan, durante septiembre, las proclamas, los homenajes y las fiestas de celebración de los más de doscientos años de una declaración de independencia que cada día muestra con mayor nitidez sus agujeros. A pesar de los años transcurridos, ha quedado patente la fragilidad de nuestras estructuras sociales, en donde se ha conservado casi intacto un sistema colonial de poder basado en pueblos privados de educación, élites poseedoras de los mecanismos legales y jurídicos indispensables para garantizar su hegemonía y, como colofón, en ideologías que lo justifican.

Hablemos de colonialismo

 La historia del colonialismo es también la historia de la cosificación del Otro y de la naturaleza como objeto explotable.

Abdiel Rodríguez Reyes / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

El tema del colonialismo despertó cierto interés por la muerte de la Reina Isabel II el ocho de septiembre. Dos días antes, se recuerda también, la primera vuelta del mundo, otro hecho histórico relevante relacionado al colonialismo (hay un libro La primera vuelta al mundo de Antonio Pigafetta interesante al respecto). Panamá tiene una historia interesante relacionada al colonialismo. Hemos vivido a lo largo de nuestra historia, distintas formas de colonización. En el marco de esto, la colega y compañera Ileana Corea, de Juventudes Revolucionarias, me convidó a conversar sobre el colonialismo y sus consecuencias. Para lo cual trataré de responder a tres preguntas: ¿qué es y qué tipos?, ¿cómo surgió? y ¿cuáles fueron sus consecuencias?

Futuro incierto: ¿cuándo llega el socialismo?

La militancia de izquierda actual –la que sigue pensando que los cambios reales y sostenibles no pueden lograrse en el ámbito de la democracia formal que propone el sistema sino solo con la movilización popular– tiene ante sí un enorme desafío.

Marcelo Colussi / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

¿Puede sostenerse, hoy por hoy, la existencia de una clase obrera en ascenso, sobre la que caería la hermosa tarea de hacer parir una nueva sociedad? ¿No alcanzan los datos económicos para comprender que esta clase obrera -en el sentido marxista del término- tiende a desaparecer, para ceder su sitio a otro sector social? ¿No será ese innumerable conjunto de marginados y desempleados cada vez más lejos del circuito económico, hundiéndose cada día más en la miseria, el llamado a convertirse en la nueva clase revolucionaria?.

Fidel Castro


-El modo de producción capitalista, iniciado en Europa hacia la época del Renacimiento en los siglos XV y XVI, hoy extendido por el planeta completo, al igual que todas las sociedades clasistas anteriores que presuponen la propiedad privada de los medios de producción (modos despótico-tributario, esclavista, feudal) se funda en una injusticia estructural: la explotación de las grandes mayorías trabajadoras para provecho de una minúscula élite (sea faraón, emperador, casta sacerdotal, rey, mandarín, terrateniente, burguesía industrial, emir, oligarquía financiera global, etc.). El capitalismo, en particular, se centra en el lucro empresarial a partir de la extracción de plusvalía y la acumulación de capital, por lo que, dentro de su lógica, ese proceso no tiene final. El imperialismo, como fase superior del desarrollo capitalista, llevó al mundo actual, globalizado completamente y manejado por mega-capitales que trascienden en mucho las lógicas de Estados nacionales. 

sábado, 17 de septiembre de 2022

El Salvador: Bukele anuncia su candidatura a la reelección

 Los gestos populistas de Bukele le aseguran las bondades de lo que el New York Times llama “la imagen pública”, pero los indicadores sociales y económicos del país no parecen despegar como lo propala su presidente.

Rafael Cuevas Molina / Presidente AUNA-Costa Rica

Entre vítores de sus partidarios puestos de pie, el presidente de El Salvador Nayib Bukele anunció su decisión de postularse para la reelección en 2024. La Constitución del país lo prohíbe, pero pareciera que cada vez más lo que dicen las constituciones es papel mojado, ya sea porque se tergiverse lo que dicen, se hagan lecturas sesgadas, lo avalen autoridades judiciales parcializadas, o pura y simplemente porque se pasa sobre ellas sin mayores contratiempos.

El tiempo que compartimos

 El problema de la vigencia del pensar martiano es el de su necesidad en nuestro tiempo en nuestra América, y desde ella.

Guillermo Castro H./ Especial para Con Nuestra América
Desde Alto Boquete, Panamá


“Piénseme siempre: cuando lo encienda la fantasía o lo arrebate la indignación. Piense en lo que yo en cada caso le diría  si estuviese a su lado”.

José Martí, 1895.[1]

 
El problema de la vigencia de Martí como un elemento activo en el desarrollo de esa vasta familia de pueblos que llamamos nuestra América tiene una extraordinaria importancia en nuestro tiempo. Atender a ese problema pasa por encarar 
tres riesgos mayores en la lectura contemporánea de la obra de Martí. Uno es el del anacronismo, que nos lleve a asumir como si fueran contemporáneos pensamientos y situaciones correspondientes al último cuarto del siglo XIX; otro, el de la fragmentación, que nos mueva a recordar frases aisladas de su obra, al calor del atractivo estético y moral de su palabra escrita, y el tercero está en olvidar que lo sentimos como un contemporáneo porque se forjó por entero como un hombre de su tiempo, como intentamos nosotros serlo del nuestro, que tomó forma con él. 

México: dividir y doblegar al PRI

 El proceso de extinción del PRI no me quita el sueño. Sus aportaciones al México moderno fueron muchas, pero fueron también muchas las barbaridades que cometió en sus setenta años de hegemonía.

Carlos Figueroa Ibarra / Para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Fue muy impresionante para mí hace algunas semanas en una entrevista escuchar decir  a la dirigente priísta Dulce María Sauri Sancho,  que ella lo era de corazón, y que se quedaría en el PRI aunque lo último que tuviera que hacer fuera apagar la luz y cerrar la puerta. Para aquellos/as que nos alcanza la vida para haber vivido el esplendor del priato, resulta notable advertir la decadencia del otrora incontestable partido de la revolución institucionalizada. Ese partido que encarnó la hegemonía de la ideología de la revolución mexicana y que asentó en México una poderosa cultura política.