sábado, 8 de junio de 2024

Costa Rica: Fin de una era

 Es una lástima que el modelo -o vía- costarricense de desarrollo se esté tirando por la borda, en medio del júbilo de quienes son sus principales beneficiarios. Son los tiempos que corren. En Argentina, pareciera que mientras más palo les dan, más celebra la gente. En Ecuador, el apriete de tuercas actual posiblemente lleve a la reelección de quienes ahora gobiernan. Con sus propias características y especificidades, algo parecido pasa en Costa Rica. 

Rafael Cuevas Molina / Presidente AUNA-Costa Rica 

En Costa Rica hubo un viraje abrupto que es evidente en los últimos años, pero que tiene una larga cola que se remonta varias décadas atrás. La Costa Rica “tacita de plata”, “jardín de las Américas”, “país más feliz del mundo” se acabó, solo quedan los restos del naufragio. Los sobrevivientes nadan a contracorriente capeándose los tiros de las bandas de narcotraficantes, horrorizados de los crímenes atroces y oyendo las vulgaridades que las máximas autoridades gubernamentales dicen un día sí y otro también en conferencias de prensa.

México lo hace posible: tiene su magia

En realidad, son muchas las razones por las que no debe sorprenderme que la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo haya sido electa presidenta. Ella sigue la línea notable de las mujeres de aquella gran nación. De sor Juana Inés de la Cruz, Josefa Ortiz de Domínguez, la corregidora, Remedios Varo, Rosario Castellanos, Frida Kahlo, Leonora Carrington, Elena Poniatowska.

Jaime Delgado Rojas / AUNA-Costa Rica

No debe sorprendernos que lo haya logrado, esa excepcional mujer, en un ambiente patriarcal; ni por su origen judío lituano, en una nación que hace gala de su identidad milenaria o que le haya ganado a la flor (Xóchilt) de la derecha que unificaba en un mismo espacio electoral los partidos que gobernaron por décadas: el PRI, el PAN y el PRD. La historia de México es el resultado de sincretismos, luchas e insurgencias con el acompañamiento de poblaciones de inmigrantes europeos, latinoamericanos, asiáticos y africanos, aunque los estereotipos nos la cuenten a medias.

México: Cuarta Transformación, victoria contundente y estratégica

El triunfo contundente de la 4T, implica que la inmensa mayoría de los mexicanos y mexicanas aceptan con entusiasmo la voluntad posneoliberal.

Carlos Figueroa Ibarra / Para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

El domingo 2 de junio de 2024, la Cuarta Transformación, articulada en la coalición de partidos encabezada por Morena Sigamos Haciendo Historia, obtuvo una contundente victoria en las elecciones generales en las que se eligieron Presidente de la República, senadores, diputados federales, ocho gubernaturas y una jefatura de gobierno, alcaldías de la capital del país, congresos locales, presidencias municipales, regidurías y sindicaturas. Un total aproximado de 20,000 puestos de representación popular por los cuales contendieron 70,000 candidatos y candidatas. Dentro de un padrón de 99.3 millones de electores, la elección fue concurrida pues votaron el 60.2% de dicho padrón.

México: feminismo y movilización social

El triunfo abrumador de Sheinbaum la hace primera presidenta de un México machista, es referendo aprobatorio de AMLO y fortalece la exitosa coalición.

Consuelo Ahumada / Para Con Nuestra América
Desde Colombia

El triunfo de Claudia Sheinbaum en las elecciones mexicanas fue contundente y abrumador. El regocijo de su población es compartido en Latinoamérica y el mundo por las fuerzas progresistas y democráticas.
 
Además de la presidencia de la República, la coalición “Sigamos haciendo historia”, conformada por Morena, el Partido de Trabajo de México y el Partido Verde Ecologista, obtuvo la mayoría de los casi 20.000 cargos en disputa, entre gubernaturas (gobernaciones), Senado, Cámara de diputados.

México: Desde los mayas y los aztecas hasta Claudia Sheinbaum y la Cuarta Transformación

 Hoy, cuando Claudia Sheinbaum ha sido elegida como presidenta de México, América Latina celebra con júbilo tal acontecimiento.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

No es casual. Está en los anales. El pueblo mexicano lo hizo una vez más como en muchas otras ocasiones a lo largo de la historia. Es verdad que a Hernán Cortés lo acompañó una Malinche (el domingo pasado también hubo otra cortejando al pasado) pero la memoria nos recuerda a Atotoztli, Tomiyahuatl, Eréndira y Tecuichpo, grandes mujeres que forjaron la nación azteca. En el siglo XXI hay otra: se llama Claudia Sheinbaum. Como ella misma dice “provengo de familia judía y estoy orgullosa de mis abuelos y de mis padres” pero no olvida que “fui educada como mexicana”. En el país hermano hay muchas Claudias. Yo conozco a varias de ellas.

México en el porvenir global

Debemos poner los pies bien firmes en la tierra para así poder palpar las necesidades inmediatas de nuestros pueblos, ya sea de forma interna o externa, ya que México debe continuar tejiendo lazos de unidad latinoamericana mientras pone freno a la injerencia imperialista, algo que no es simple, pero sí urgente. 

Cristóbal León Campos / Para Con Nuestra América
Desde Mérida, Yucatán. México.

Los resultados de las elecciones 2024 ya se van conociendo con claridad y es buen tiempo para iniciar las reflexiones, pues la voluntad del electorado será analizada por muchas voces, presentándose datos, especulaciones y hasta teorías algo “conspirativas”, pero lo cierto, es que los retos son grandes para México y su papel como actor internacional, a nivel regional y global, en un contexto de aceleración de los procesos de crisis sistémica, donde los conflictos bélicos y la presencia de ideologías neofascistas y ultraconservadoras hacen necesario reforzar los caminos del bienestar humano. 

La relación con EE.UU, un desafío para la electa presidenta de México

Una vez logrado el triunfo en las urnas, el próximo gobierno de Claudia Sheinbaum tendrá un desafío enorme en la relación que pueda construir México con los Estados Unidos. En el medio, deberá tomar nota del crecimiento de una ultraderecha cada vez más violenta y xenofóbica.

Daniel Kersffeld / Página12

Sin duda, el asunto crucial será el de la inseguridad, un problema transversal a la frontera entre ambos países. Mientras que en México se ciñe fundamentalmente a las actividades del narcotráfico y del tráfico ilegal de armas, en Estados Unidos, en cambio, el concepto de inseguridad es mucho más versátil y ambiguo ya que aquí el tráfico de drogas (sobre todo del fentanilo) convive con una inmigración masiva e incontrolable, que incluye tanto a mexicanos como a latinoamericanos.

El amanecer de los tiempos

 Si deseamos un ambiente distinto tendremos que construir sociedades que sean diferentes en la medida en que sean un mismo tiempo prósperas, equitativas, democráticas y capaces de crear las condiciones necesarias para hacer sustentable el desarrollo humano. 

Guillermo Castro H./ Especial para Con Nuestra América

Desde Alto Boquete, Panamá


“Fue de aquellos a quienes es dada la ciencia suma, la calma suma, el goce sumo.  Toda la naturaleza palpitaba ante él, como una desposada.  Vivió feliz porque puso sus amores fuera de la tierra.  Fue su vida entera el amanecer de una noche de bodas.”

José Martí, 1882[1]


El 5 de junio, la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente permitió comprender que, si bien el cambio climático constituye el aspecto principal de la crisis socio-ambiental que encaramos, ella tiene raíces que se remontan a las formas en que los humanos han venido organizando sus relaciones con la naturaleza al calor del desarrollo del mercado mundial, en particular del siglo XVIII a nuestros días.[2] El objetivo mayor de esa organización ha sido, en efecto, la extracción masiva de recursos de los sistemas naturales, con destino a mercados distantes. Esto, a su vez, se ha combinado con la transferencia -también masiva- de los desechos resultantes del procesamiento y consumo de esos recursos al entorno natural, erosionando a un mismo tiempo la capacidad regenerativa de los ecosistemas así expoliados, y la de los ecosistemas que reciben los desechos para degradarlos y restituir sus componentes a la biosfera de la que hacemos parte.

¿Cinco años más de atropellos de Bukele?

 Las personas detenidas bajo el estado de excepción de Bukele, desde marzo de 2022, rondan el número de 80 mil. Las estimaciones sobre cuántas personas inocentes han sido detenidas oscilan entre 30 y 70 por ciento. Incluye a decenas de líderes sindicales y de organizaciones civiles, entre ellos los cinco ambientalistas y defensores del agua de Santa Marta, del departamento de Cabañas.

Manuel Pérez Rocha / LA JORNADA

El pasado febrero Nayib Bukele ganó las elecciones presidenciales en El Salvador por un amplio margen; su partido, Nuevas Ideas, obtuvo además 54 de los 60 escaños de la Asamblea Legislativa, y la gran mayoría de las alcaldías. Su poder es ya, casi absoluto. Sin embargo, las elecciones se vieron empañadas por un gran número de irregularidades –documentadas por la OEA (https://tinyurl. com/8rz3t6y7)–, dañando su reputación internacional.

Las listas de Estados Unidos y el ensañamiento contra Cuba

 Las listas se han creado a lo largo de la historia estadunidense para adecuarse al criterio de dominación del momento: comunismo, terrorismo, combate a las drogas, diversas formas de recurrir a la doctrina de seguridad nacional, a la contrainteligencia o la contrainsurgencia.

Tatiana Coll / LA JORNADA

A mediados de mayo corrió la noticia de que el Departamento de Estado de Estados Unidos planteó borrar a Cuba de la lista de países que “no cooperan plenamente” en la lucha contra el terrorismo. La nota: “el 15 de mayo, el secretario de Estado, Antony Blinken, determinó y certificó bajo la sección 40 A de la Ley de Control de Exportación de Armas que cuatro países –Corea del Norte, Irán, Siria y Venezuela– no cooperaron plenamente con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos en 2023”. Las circunstancias que justificaban la permanencia de La Habana en la lista cambiaron de 2022 a 2023.

Argentina: Capital inhumano

 Luego de su gira por la Universidad de Stanford, sus entrevistas con los directivos de Facebook y la asunción de Nayib Bukele, el presidente Javier Milei respaldó a su ministra de Capital Humano, a pesar del escándalo los alimentos que permanecían guardados prontos a vencerse por su inoperancia.

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

El monstruoso aparato administrativo creado por el libertario para abarcar áreas del extinto ministerio de Desarrollo Social, hace aguas por todas partes y la falta de formación e indolencia de sus funcionarios, los va estrellando de a uno en uno rumbo al sumidero.

Aunque emerge otro detalle no menor, el de la corrupción en ese aparato inmanejable manejado por la persona de mayor confianza de los hermanos Milei, situación que estos días se ha evidenciado con los alimentos guardados que venían de la gestión anterior y que reservaban para catástrofes… algo que ellos mismos han producido y, sobresueldos de funcionarios y financiamientos con la sola firma de la ministra, cuestión que veremos más adelante.

El sector primario y el desarrollo

 El neoliberalismo y el libertarianismo anarco-capitalista han pasado a ser los vehículos conceptuales a través de los cuales retorna el subdesarrollo en América Latina, se “tercermundiza” la región nuevamente…

Juan J. Paz-y-Miño Cepeda / www.historiaypresente.com
Desde Ecuador

Durante la década de 1960 se planteó el 
desarrollo como objetivo para las políticas económicas en América Latina. Fue una propuesta que, sobre la base del “cambio de estructuras”, confiaba en la necesidad de realizar reformas agrarias que superaran las formas precarias de la agricultura y extendieran las relaciones salariales; en promover la industrialización por la vía de la sustitución de importaciones; ampliar la provisión de infraestructuras, bienes y servicios en educación, salud, seguridad social y vivienda para las poblaciones. Se trataba de solucionar los problemas históricos de la pobreza, el atraso y el “subdesarrollo”. El fortalecimiento de la institucionalidad pública y el papel activo del Estado en la economía, que incluía la planificación, formaban parte de la visión analítica, así como de los mecanismos para crear una sociedad más justa, proyectada por la redistribución de los ingresos mediante impuestos directos y progresivos que afectaran a las capas más ricas.

Globalismo o soberanías

 La confrontación planteada por Washington busca impedir la estructuración de un mundo más horizontal y multipolar, basado en la configuración de relaciones internacionales horizontales sustentadas en el principio de la no injerencia en los asunto internos de los países.

Jorge Elbaum / Página12

La guerra híbrida plantada por Estados Unidos contra China tiene uno de sus escenarios de combate en el Este Europeo. Una década atrás, Beijing invirtió 6 mil millones de dólares en la adquisición del 5 por ciento de la tierra cultivable de Ucrania. Pocos meses después, en 2014, un golpe de Estado impulsado por Washington le impidió al gigante asiático el acceso a esos recurso naturales. A principios del siglo XXI, China profundizó sus lazos con Libia, y Beijín inició un proceso de inversiones petroleras. Una década después, las revueltas promovidas por la OTAN ejecutaron a Mohamed Gadafi y convirtieron al país más desarrollado del Magreb en un Estado fallido. Desde 2011 hasta la fecha, el PBI de Trípoli se redujo en un 50 por ciento y gran parte de las inversiones fueron clasificadas como quebrantos. 

Discurso pronunciado por el Papa el día de su coronación

 Aclaremos rápidamente -¡y con vehemencia!- que este texto es de docuficción. Es decir, una combinación de aspectos reales, existentes, concretos, pero tratados de una manera ficcional, literaria para el caso. 

Marcelo Colussi / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

Vale aclararlo, porque vez pasada circulé un texto similar, basado en un tal 
Abunda Lagula, tanzano supuesto ganador de un Premio Nobel de Literatura, y muchas personas lo tomaron como la difusión de una noticia falsa, un fake news, por lo que, al menos por algunos, fui agredido y tratado de mentiroso, de embustero. Otros, felizmente entendieron el juego, y de inmediato pescaron de qué se trataba: una denuncia puesta en boca de alguien que no existe, pero que perfectamente podría existir, pues todo lo que denuncia es cierto, es real, crudo y descarnado. Es de esperarse que no suceda lo mismo con el presente texto y no se me acuse de mendaz engañador. 

sábado, 1 de junio de 2024

Comunicado de AUNA-Costa Rica sobre la toma de posesión de Nayib Bukele en El Salvador

Este sábado 1 de junio, en El Salvador, tomó posesión como presidente de la nación Nayib Bukele, cargo al que accedió a través de una reelección constitucionalmente prohibida.

Nayib Bukele tiene una gran popularidad en su país por la disminución de la violencia que durante décadas fue uno de los principales problemas de los salvadoreños.

Sus políticas en esa dirección han sido violatorias del estado de derecho y de los derechos humanos.

Los salvadoreños han preferido priorizar el retroceso de la violencia a la prevalencia del estado de derecho. 

La AUNA-Costa Rica considera muy preocupante este estado de cosas, sustentado en formas de gobernar autoritarias y opacas, sobre todo en una región como la centroamericana, en la cual el tránsito hacia sociedades democráticas ha sido tan difícil.

En función de lo anterior, la AUNA-Costa Rica hace un llamado a todas las fuerzas vivas de la región, a estar vigilantes sobre la situación de El Salvador, y a no vacilar en denunciar las anomalías que se produzcan en el ejercicio del poder en ese país.

San José, Costa Rica, 1 de junio de 2024.

Promesa y frustración de la democracia

 Los líderes autoritarios de América Latina de nuestros días son producto de la frustración creciente de la gente, y conforme siga dándose ese naufragio, seguirán apareciendo en todas las esquinas del continente.

Rafael Cuevas Molina / Presidente AUNA-Costa Rica 

Al término del largo ciclo de las dictaduras militares latinoamericanas, después de años en los que las condiciones de vida de la población iban de mal en peor, la promesa de la democracia abrió esperanzas.
 
Aunque siempre ha existido una minoría esclarecida que, por razones ideológicas y políticas, entendía a la democracia como un espacio para poder ejercer libremente su acción política, la mayoría lo que esperaba eran cosas más puntuales, tal vez valdría decir que más elementales: trabajo, salud, seguridad.