sábado, 18 de marzo de 2017

Venezuela: Hoy el problema no es la OEA, es Almagro

Almagro ha desatado con ímpetu su lealtad al norte anglosajón, dándole la espalda a América Latina y el Caribe pretendiendo de tal manera, transformarse en un adalid de esa democracia putrefacta que defiende la OEA. Supone que la expulsión de Venezuela contribuirá a su exterminio a través de la creación de condiciones para una intervención militar en el país.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

Para nadie es un secreto la historia criminal que exhibe la Organización de Estados Americanos (OEA) en su prontuario, con ello dio continuidad al accionar que gestó Estados Unidos a partir de la idea panamericana que tuvo en la Doctrina Monroe su Alma Mater y que ocasionó la inmediata, certera y preclara denuncia del Libertador Simón Bolívar, tan solo un año después de su proclamación en 1823. No voy a aburrir al lector con la larga lista de intervenciones militares e invasiones de Estados Unidos en sus más de 200 años de vida, siempre apoyado por los gobiernos oligárquicos de la región, que usurparon la Independencia a favor de sus mezquinos intereses.

Venezuela: Carta antidemocrática de la OEA

Perdimos la oportunidad de retirarnos de ese instrumento intervencionista cuando teníamos la mayoría parlamentaria; ahora debemos atenernos a las consecuencias. El  Ministerio de Colonias de Estados Unidos, la OEA, trata una vez más de  usar la Carta Democrática para acabar con la democracia.


1

Una y otra vez se ve Venezuela en la obligación de defender la  soberanía que sus propios gobiernos inadvertidamente entregan. Desde hace décadas llevo adelante una campaña para que denunciemos todos los tratados que violan nuestra inmunidad de jurisdicción, y declaran incompetentes a nuestros tribunales para resolver nuestras controversias de orden público,  sometiéndonos al veredicto de  tribunales, cortes, árbitros u organismos extranjeros. Pero siguen pendiendo sobre la República los Infames Tratados contra la Doble Tributación, en virtud de los cuales las transnacionales no pagan impuestos en Venezuela.  Nos retiramos por fin del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias sobre Inversiones (CIADI) pero quedan pendientes unos treinta litigios con relación a los cuales nuestro país soporta ruinosas condenas. Finalmente denunciamos la Carta Interamericana de los Derechos Humanos, pero la OEA sigue redactando libelos condenatorios contra nuestro país, y tratando de aplicarnos su injerencista Carta Democrática.

Argentina: el imperio de la indiferencia, la cara más aterradora del odio

Si algo sigue siendo una pesada herencia para el gobierno de Macri, no es el saldo de la gestión anterior, sino lidiar con uno de los movimientos obreros más organizados del mundo que aún subsiste. Un movimiento que enfrentó la represión armada de las dictaduras, la cárcel y la tortura, como la persecución y el exilio.

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

El conflicto de los docentes argentinos se ha ido prolongando sin encontrar respuesta, sobre todo, en la provincia de Buenos Aires, la mayor del país y la que marca los destinos de los trabajadores de la educación nacional. La renuencia a utilizar los canales legales a través de paritarias y, obligarlos a aceptar la conciliación obligatoria, ha seguido tensando peligrosamente la cuerda entre el gobierno y los asalariados. Las manifestaciones masivas llevadas a cabo la semana anterior y la de este jueves en La Plata, capital de la provincia, han puesto de manifiesto que, no sólo los maestros están en desacuerdo con la imperativa política de la gobernadora Vidal, sino el resto de los empleados estatales que advierten el curso que pueden seguir sus propios salarios.

Degradando la política: el populismo latinoamericano

El término “populismo” no es hoy más que un concepto de ataque a todo proyecto político con intenciones de reivindicación popular y cambio social. Es un término para descalificar a toda política o líder que pretenda dar respuestas a los intereses de la sociedad y particularmente a pobladores, trabajadores, indígenas, clases medias, contrariando los intereses particulares de elites empresariales o políticas.

Juan J. Paz y Miño Cepeda / Firmas Selectas de Prensa Latina

Acusar  hoy de “populista” a cualquier gobierno latinoamericano con raigambre social, es una forma de combatirlo. El término es usado específicamente contra los gobiernos democráticos, progresistas o de nueva izquierda en la región. Son “populistas”, ante todo, los presidentes Evo Morales, de Bolivia; Rafael Correa, de Ecuador, y Nicolás Maduro (antes Hugo Chávez), de Venezuela. A veces se incluye a Daniel Ortega, de Nicaragua, y a Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador. Y eran igualmente “populistas” los gobiernos de Inácio Lula da Silva, en Brasil, o los de Néstor Kirchner y Cristina Fernández en Argentina.

Quienes mejor han recurrido al término acusador son las fuerzas de oposición a esos gobiernos: políticos tradicionales, derechas latinoamericanas, élites empresariales y aquella prensa privada unida a sus intereses. Pero no solo ellos, sino también antiguas izquierdas, así como intelectuales y académicos que se autoproclaman “críticos”.

Manifiesto latinoamericano

En las últimas reuniones del Foro de San Pablo  se ha conseguido acordar  un programa base mínimo  con contenido políticos, económicos y sociales,  para lo que debería ser una plataforma política de acción  de un gran movimiento político  social Latinoamericano y del Caribe denominado “Consenso Nuestroamericano”.

Mariano Ciafardini / Especial para Con Nuestra América
Desde Buenos Aires, Argentina

La característica estructural  de esta última etapa del capitalismo denominada globalización financiera es precisamente, en términos generales, la de la existencia de enormes masas de liquidez  dispuestas a ser  prestadas en busca de una renta de retorno lo más inmediato posible. El abuso de este recurso determinado por la ley de la competencia intercapitalista llevó a extender el préstamo en todas sus formas  y derivados  en condiciones  de alto riesgo  y escasas garantías reales de devolución, con lo que  la irracionalidad del procedimiento dejó a grandes instituciones financieras y a las arcas de varios estados poderosos en situaciones  contables netamente negativas,  que apenas se sostienen sobre la base de una emisión  sin respaldo real en  una producción de bienes equivalentes algunos, lo que determina, a su vez, la caída del valor de la moneda que se imprime , básicamente el dólar y en segundo lugar el euro  y la libra esterlina correspondientes a los estados u organizaciones  supraestatales que más han echado mano al “quantitative easing”.

Guatemala: el Estado, ¿a quién defiende?

En Guatemala se asiste a un Estado de espalda a las necesidades reales de su población. Un Estado que reprime, que viola en la práctica lo que declara en su Constitución, que beneficia a unos pocos en detrimento de las grandes mayorías. El Estado, en ese sentido, se constituye en el principal violador de los derechos mínimos y elementales de su gente.

Marcelo Colussi / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

La reciente muerte de 40 jóvenes en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en Guatemala, instancia pública regenteada por la Secretaría de Bienestar Social, abrió una visión crítica de la situación de la sociedad y del Estado: ¿quién mató a estas adolescentes: el fuego, un carcelero irresponsable o un Estado neoliberal ineficiente, heredero del Estado-finca que ha venido caracterizando a la nación desde sus albores, defensor de los grandes grupos agroexportadores e inexistente para las necesidades populares?

Guatemala: Mujeres incendiadas

Indigna que medios oficiales y personas en redes sociales, pretendan convertir a las víctimas de la tragedia en victimarias. A las niñas recluidas en ese infierno disfrazado de albergue juvenil, entre ellas  las calcinadas, se les ha criminalizado y lo mismo se ha hecho con sus familias.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Escribo estas líneas mientras espero el avión que me llevará de regreso a mi hogar después de cumplir actividades académicas en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Durante mi estancia, el país y el mundo fueron conmocionados por la tragedia acontecida en el albergue "Hogar Seguro Virgen de La Asunción".  En dicho lugar se encontraban hacinados aproximadamente 748 niños y jóvenes en unas instalaciones que tenían capacidad para 400.

El miércoles 8 de marzo de 2017, un grupo de niñas fue encerrado en una de los recintos del establecimiento después de una tentativa de fuga. Las muchachitas fueron encerradas con un candado en lo que parece haber sido una de las tantas represiones  que sufrían. Las noticias indican que  más de 50 niñas  fueron dejadas bajo llave cuando un incendio se desató en su lugar de encierro. Nadie acudió o  pudo liberarlas cuando humo y gritos de horror sacudieron al lugar del infortunio.

Un crimen del Estado neoliberal en Guatemala

Cuarenta niñas y adolescentes guatemaltecas que estaban bajo el resguardo del Estado en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción fueron objeto de un crimen de lesa humanidad, debido a que fueron sometidas a privación de libertad, torturas, violación, esclavitud sexual y embarazo forzado. Incluso hay indicios de que se pudo haber pretendido su exterminio.

Mario Sosa / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

Este crimen también puede ser catalogado de ejecución extrajudicial, pues existen suficientes evidencias de homicidio deliberado con la participación de funcionarios públicos, quienes violentaban, violaban y prostituían a estas niñas y adolescentes.

En vez de garantizar la seguridad de estas niñas y adolescentes, los funcionarios y las instituciones gubernamentales a cargo fueron negligentes e incapaces. Incumplieron con sus deberes y, por consiguiente, son responsables penal, administrativa o políticamente por esta masacre. Son responsables aquellos que tenían obligación directa en el resguardo de las niñas y adolescentes, así como el director y la subdirectora de dicho centro, el secretario de Bienestar Social de la Presidencia, el presidente de la república, el director de la Policía Nacional Civil, el ministro de Gobernación y la procuradora general de la nación.

El Capital de que se trata

Quien conozca a Marx sabe que fue enemigo de toda canonización, en vida o tras su muerte. Sabe, también, que su obra posterior al Capital  sometió a prueba lo planteado en su libro a través del debate constante con sus adversarios, y del examen atento a los azares del desarrollo del mercado mundial.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

Hemos llegado a las vísperas del 150 aniversario de la publicación del primer tomo de El Capital. Se trata, sin duda, de la más rica y compleja de las obras de Carlos Marx. En el esquema de organización del conocimiento creado por el liberalismo ascendente, pasa por ser una obra de economía. Desde el pensamiento del autor, quizás sea en realidad un libro de historia, que aborda la formación, las caracterísiticas, las contradicciones internas y las perspectiva de desarrollo de una relación social a la que llamamos capital. Entre ambas visiones hay un conflicto insalvable: la liberal considera a El Capital una interpretación – entre otras - de la economía moderna; la otra lo considera una herramienta para la transformación de la realidad creada por y para esa relación social.

La pregunta por el comunismo

La palabra comunismo ha vuelto a ingresar en la escena teórica de distintos pensadores, que podríamos designar como “radicales”. En todos ellos encontramos un rasgo similar que insiste de distintos modos: la cada vez más evidente incompatibilidad entre el Poder del Capital y la organización democrática de la sociedad.

Jorge Alemán / Página12

Karl Marx
Por supuesto, no es demasiado difícil aceptar que el Capital siempre intenta presentarse bajo la forma de, como dirían los franceses, un “semblante” democrático. Aún cuando cada vez es más patente el carácter de reproducción ilimitada del Capital, reproducción que en sus efectos más logrados no respeta ningún vínculo social, sin embargo la máscara democrática se emplea siempre, incluso en el caso mismo de Trump.

Desde esta lógica, lo que plantea Badiou, a veces Zizek, a veces los comunistas italianos, es separarse radicalmente de la forma Estado y destruir el semblante parlamentario, electoral y del Estado de Derecho que encubre al Capitalismo en su poder imperial. Por esta pendiente, una política “anticapitalista” exigiría destruir lo que Badiou denomina el “capital-parlamentarismo”, verdadera coartada del Capital y auténtico obstáculo para cualquier lógica política con vocación emancipatoria.

¿Se puede ser de izquierda sin ser antiimperialista y anticapitalista?

En todo proceso de cambio, donde se dan alianzas, están los que avanzan una parte o buena parte de éste, pero no irán hasta el final. Solo una izquierda, la real, la revolucionaria, logra comprender su misión histórica como antimperialista y anticapitalista, que abre paso al socialismo.

Juan Félix Montero * / Especial para Con Nuestra América

El concepto “ser de izquierda” se remonta a los albores del capitalismo y en el contexto de la Revolución Francesa como es harto conocido y ha llegado a nuestros días como antónimo de “ser de derecha”. Definiciones sobran y quienes nos identificamos como de izquierda la consideramos sinónimo de igualdad, fraternidad, justicia social y demás valores. Por supuesto vemos en la derecha lo contrario, pero hay una cosa digna de ser destacada, quienes somos de izquierda lo hacemos con mucha convicción y orgullo mientras que los que son de derecha se resisten a ser calificados como tales, algunos hasta esconden su inclinación ideológica tras otras denominaciones.

La crisis de la civilización moderna (II)

No se puede buscar la transformación de las estructuras externas y visibles de los procesos vastos y gigantescos de la sociedad y de la naturaleza, sin explorar el mundo (interno, doméstico y organizacional) del individuo.

Víctor M. Toledo /  LA JORNADA

Tradición y modernidad. Una de las claves para la correcta comprensión de la crisis de la modernidad, y su posible superación, atañe a la significación cultural de los mundos que se ubican antes o por fuera de ese mundo moderno. Las periferias espaciales y temporales que por fortuna aún existen como enclaves premodernos o preindustriales son estratégicas para la remodelación de la sociedad actual. Por lo común lo tradicional se opone (contrasta) a (con) lo moderno.

Francisco: cuatro años construyendo puentes

Francisco es el primer Papa que piensa el mundo desde los más pobres, su papado ha puesto un énfasis firme en las “periferias”, tanto existenciales como geográficas.

Eduardo Valdés / Página12

El Papa Francisco cumple 4 años de pontificado.
Recuerdo perfectamente el lugar y la hora en que estaba cuando me enteré que Jorge Bergoglio había sido anunciado como nuevo Papa. Llamé a Alicia Oliveira, su gran amiga y lloraba desconsoladamente, no de emoción como todos los argentinos, sino de tristeza porque no lo iba a ver más.

Si hay algo que me conmueve del Papa Bergoglio, como lo llaman los vaticanólogos, es su Geopolítica Pastoral. Es un gran motivador para que las partes enfrentadas se sienten en una mesa. No es poca cosa. Lo hizo con Cuba y Estados Unidos. Lo hizo en Colombia donde va a viajar este año, después de haber juntado a Alvaro Uribe y al presidente José Manuel Santos en El Vaticano. Está realizando gestiones de paz entre Armenia y Azerbaiján; Armenia y Turquía, las dos Coreas, Israel y Palestina, con Irán y el G5 por el desarme nuclear. Hay veces que sus oficios dan resultados y otras no. Pero no cesa en su compromiso.

sábado, 11 de marzo de 2017

Guatemala: La maquinaria del Estado contra la rebelión de las niñas

Guatemala ha vivido una tragedia más esta semana: por lo menos 34 niñas murieron calcinadas en una casa-hogar gubernamental la madrugada del 8 de marzo, día internacional de la mujer.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

Vigilia en Ciudad de Guatemala por las jóvenes fallecidas.
El incendio que las mató tuvo lugar en el marco de una protesta de las muchachas contra la vida carcelaria llena de abusos a la que eran sometidas: mal alimentadas, castigadas, utilizadas como “mulas” para trasportar drogas y usadas como objetos sexuales.

Las niñas, entre 13 y 17 años, y la Procuraduría de Derechos Humanos ya habían protestado antes, a tal punto que se había ordenado al Estado que cerrara el centro que, paradójicamente, debía ofrecer un espacio seguro a muchachas y muchachos que se encontraban en riesgo social. La respuesta del Estado no fue la investigación y la búsqueda de soluciones, sino la indiferencia y la continuidad de los abusos.

Equidad de género: un problema no sólo de mujeres

La situación social de las mujeres es un problema que afecta a ellas primera y principalmente, pero no restringe su abordaje y posible solución al ámbito femenino. Por el contrario, es una problemática de corte social que involucra por fuerza a la totalidad de la población, varones incluidos.

Marcelo Colussi / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

Aclaremos rápidamente, evitando malentendidos, que ello no significa que la solución esté en manos masculinas. Lo importante a destacar es que, aunque son las mujeres quienes llevan la peor parte, la comunidad en su conjunto se perjudica ante el hecho discriminatorio, ante esta inequidad de géneros. Si se aborda profundamente el problema, la conclusión obligada confronta primeramente a los varones, en tanto los discriminadores; pero en otro sentido: a la sociedad como un todo, pues la historia generó esas formas de organización marcadas hondamente por una ideología machista-patriarcal.

Haití en Tijuana

La de los haitianos es una crisis humanitaria de la que ningún Estado ni organismo internacional se hace cargo, pero que genera millonarias ganancias para los traficantes de personas y las bandas criminales que lucran con este éxodo del siglo XXI.

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

El cañón de Los Alacranes, en Tijuana (Foto: LA JORNADA). 
En la ciudad de Tijuana, Baja California, en la frontera entre México y los Estados Unidos, en medio de un cañón pedregoso –conocido como el cañón de Los Alacranes-  atravesado por un canal de aguas negras que desemboca en las playas vecinas, se construyen por estos días las primeras viviendas de un asentamiento de migrantes haitianos. El proyecto, promovido por el pastor de una iglesia evangélica, pretende dar un techo a los cientos de personas que duermen en el templo y que, al ver frustrado su sueño americano por la amenaza de deportación y las políticas xenófobas del gobierno de Donald Trump, han optado por regularizar su situación en México.

Argentina: El país en las calles

No hay sector que no se queje. No hay sector que no proteste y, no hay protesta que no intente explotar en las calles, en los medios, aunque como sabemos, su vapuleado rol, los hace ir y venir, mentir y mentir, pero, finalmente, la evidente realidad, no se puede ocultar.

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

Marcha de docentes en Buenos Aires, el 6 de marzo.
En tres días salieron multitudes a las calles del país. Primero el lunes 6, los maestros, el martes 7, los trabajadores convocados por la CGT y el miércoles 8, las mujeres.

Los maestros encabezados por Roberto Baradel y la CETERA, fueron acompañados por padres y alumnos que saben que no sólo está en juego la paritaria docente, los sueldos bajos que desean sujetarlos a un 18%, muy por debajo del altísimo nivel inflacionario alcanzado en los últimos meses (el mayor de las últimas dos décadas), sino la calidad educativa garantizada por un porcentaje del PBI, el que paulatinamente fue creciente en los últimos años. Lo que respalda esta actitud negadora de la realidad es una prepotencia descomunal ejercida por los diversos gobiernos provinciales oficialistas, que estuvieron de acuerdo en la tabla rasa que hizo el gobierno nacional, dejando librada a cada jurisdicción a sus recursos. De ese modo, todas van a estar sujetas a rondar un incremento del 17%, equiparada a la pauta inflacionaria fijada en el Presupuesto 2017. Sin embargo, se les escapó San Luis – el otro país de los peronistas Rodríguez Saa – que otorgaron un 40%. También el nivel de salarios acordados por los bancarios, está lejos de ese techo aplastante que pretende asfixiar a los docentes, el que sería referencial para los incrementos del resto de los empleados públicos.

La forma más segura de llegar con éxito a Berlín

Cuando se habla de “fin de ciclo progresista”, se hace alusión al período en que hubo una buena cantidad de gobiernos democráticos y anti neoliberales en la región, lo cual, finalmente, configura un análisis desde arriba. ¿Quién se ha puesto a estudiar cuánto han avanzado los pueblos en términos de formación y organización política en ese período?

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

En un concurrido acto realizado bajo un torrencial aguacero en la ciudad de New York en noviembre de 1955, Fidel Castro quien unos meses antes había cumplido 29 años de edad, ante un auditorio compuesto por emigrantes cubanos anunció que podía "informarles con toda responsabilidad que el año 1956 seremos libres o seremos mártires…”. Antes que finalizar ese año, el 2 de diciembre de 1956 se produjo en las costas sudorientales de Cuba, el desembarco de los combatientes que navegaron desde México en el yate Granma. La historia posterior es conocida y no viene al caso recordarla para efectos de este artículo.

México, un necesario gran cambio social democrático

Un México de izquierda debería ser un México socializante· Pero en qué grado de socialismo y de qué tipo estamos hablando, no en el estalinismo seguramente, pero sí en uno tal vez en que las clases del trabajo, las clases obreras en su sentido más amplio, como puedan y deban pensarse en el siglo XXI (muy diferentes a las de los siglos XIX o XX), con su infinidad de rasgos y características originales, puedan plantear una democracia a fondo en el más amplio y profundo sentido del término.

Víctor Flores Olea / LA JORNADA

En México se convoca a un gran desfile político para mostrar nuestra unidad frente a las agresiones y amenazas de Donald Trump, y el esfuerzo para la expresión en ese sentido termina en fiasco y en contradicciones múltiples entre los participantes. Es verdad, la iniciativa de origen surgió probablemente del propio gobierno, quien creyó aprovechar la coyuntura para mostrar no sólo unidad y solidaridad hacia el exterior, sino en realidad que el gobierno de la República manejaba, o mejor, el presidente Peña Nieto, deseaba contar en su favor con las grandes corrientes de opinión del país.

La otra izquierda en Guatemala

Resulta sin sentido hacer la diferenciación entre izquierda democrática y revolucionaria. Hoy estar en la izquierda es ser antineoliberal y demócrata a ultranza. El proyecto transformador como dice Enrique Dussel en sus “20 tesis sobre política”, ha borrado las fronteras entre reforma y revolución.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

Recién he terminado de leer dos libros que  me impactaron. El primero son las memorias políticas del recordado  Américo Cifuentes Rivas, “Memorias de mi generación” (USAC-DGI, 2015). El  segundo, el de Félix Loarca Guzmán, “Asesinato de una esperanza” (USAC-CEUR, 2009), que resume una amplia investigación documental y periodística. Ambos libros son fuentes importantes para reconstruir la historia de una vertiente fundamental de la izquierda guatemalteca.  En los documentos que leíamos los militantes revolucionarios en la segunda mitad del siglo XX, aprendíamos que había dos izquierdas en el país: “la izquierda revolucionaria” y “la izquierda democrática”. Bien vistas las cosas, estas dos vertientes de la izquierda ya estaban presentes en la coalición de partidos que  se forjó en la década revolucionaria y que terminó apoyando al Presidente Jacobo Arbenz durante su gobierno.

A cuatro años de la muerte de Chávez, un minuto de reflexión

A cuatro años de la muerte de Hugo Chávez, y al observar lo que está sucediendo en nuestra región y en el mundo, nos asalta una profunda inquietud por el futuro inmediato, ante una serie de fenómenos que están desestabilizando a países y continentes enteros.

Aram Aharonian / Rebelion

Las viejas formas democráticas y republicanas no son asediadas por revoluciones marxistas sino por “populismos derechistas” de corte ultranacionalista, que pone en riesgo todo el proyecto globalizador y las formas democráticas occidentales que parecían consolidar una “nueva lógica del capital” en este siglo.

Llegó el momento para una profunda y dura reflexión, partiendo de que no se puede construir una democracia sólida en Nuestra América sin la alfabetización política de la población ni la organización de las bases populares; sin reformas estructurales, constitucionales, que cambien la estructura electoral, que terminen con una justicia corrupta y al servicio de los poderes fácticos, y sin la democratización de la comunicación para que se acabe el monopolio de los medios de comunicación, un factor decisivo en la disputa político-ideológica.

Brasil: Saudade do Lula

Tras la nueva ola de encuestas, la derecha volvió a la carga, no con argumentos, tampoco con comparaciones con sus gobiernos y sus políticas, sino con algunas acusaciones viejas, otras nuevas, ninguna con fundamento, confirmando que ese el único instrumento de la derecha para enfrentar a Lula.

Emir Sader / Página12

De repente los especialistas en encuestas de Brasil se encontraron con una nueva categoría, un nuevo factor que interfiere en las opciones de las personas. Están acostumbrados a las categorías “rechazo”, “simpatía”, “apoyo”, etc, etc. Pero de repente las personas pasan a definir sus opiniones en función de una nueva categoría para los especialistas: “saudade do Lula”, echar de menos a Lula. Factor que hace que los otros posibles candidatos a la presidencia del país bajen sus índices de apoyo o, sobre todo, queden en un nivel insignificante, mientras que Lula sea el único que crece y que llega a niveles que lo hacen favorito para volver a ser presidente de Brasil, en todos los escenarios, incluidos la primera y la segunda vuelta.

Declaración XV encuentro de la Red en Defensa de la Humanidad “Comunicación emancipadora o patrias colonizadas”

Debemos producir una real y participativa comunicación emancipatoria, a partir de una iniciativa que, para que sea fecunda, deberá traducirse en una estrategia local, continental y planetaria, que mediante la suma de esfuerzos, talentos y capacidades creativas haga prevalecer la razón revolucionaria de los pueblos del sur contra la dictadura mediática del capital.

Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad expresa su solidaridad con el pueblo y el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en momentos en que los patrocinadores de la guerra y el terrorismo mediáticos contra Venezuela, Cuba y los países del ALBA, intensifican, renovados, sus afanes injerencistas, desestabilizadores y golpistas como parte de la política imperial de “cambio de régimen” en los países considerados hostiles por la diplomacia de guerra de Washington.

La crisis de la civilización moderna

La crisis requiere de un esfuerzo especial, pues se trata de remontar una época que ha afectado severamente un proceso histórico iniciado hace miles de años, de relaciones visibles e invisibles: el metabolismo entre la especie humana y el universo natural.

Víctor M. Toledo /  LA JORNADA

1. Crisis de civilización. El mundo moderno es un invento social de hace apenas unos 300 años. Un origen difícil de precisar, pero que se ubica en algún punto donde confluyen industrialismo, pensamiento científico, mercado dominado por el capital y uso predominante de petróleo. El inicio de la ciencia puede fecharse de manera oficial en 1662 y 1666, años en que se fundaron las primeras sociedades científicas en Inglaterra y Francia. El estreno de un pozo petrolero regurgitando oro negro tuvo lugar el 17 de agosto de 1859 en el sureste estadunidense. La industrialización y el capitalismo son procesos difíciles de datar, pero ambos no van más allá de los tres siglos.

Decadencia imperial y una mirada desde abajo

En el registro mediático global, y local, presenciamos una escena inédita e invertida: la política interna de Estados Unidos copa la agenda mundial.

Paul Walder / NODAL

Las grandes corporaciones informativas, en su quehacer habitual, han instalado a Donald Trump como un demagogo similar a cualquiera de las figuras incómodas a las políticas del imperio, una visión canalizada cual realidad mediática (¿posverdad de demócratas, socialdemócratas y liberales?) que no tiene grandes diferencias a las campañas para colocar en la mira de la destitución y el golpe de Estado a mandatarios ajenos o reactivos a la institucionalidad capitalista global.

Europa debe regresar a la escuela del mundo, como alumna

Un sentimiento de agotamiento histórico y político recorre Europa y el norte global en general. Tras cinco siglos de imponer soluciones al mundo, Europa parece incapaz de resolver sus propios problemas, y entrega su resolución a empresas multinacionales a través de acuerdos de libre comercio, cuyo objetivo es eliminar los últimos resquicios de cohesión social y de conciencia ambiental adquiridos después de la Segunda Guerra Mundial.

Boaventura de Sousa Santos / ALAI

En Estados Unidos, Donald Trump es más una consecuencia que una causa de la descomposición de un sistema político altamente corrupto, disfuncional y antidemocrático, donde el candidato más votado en elecciones nacionales puede ser derrotado por el candidato que obtuvo tres millones menos de votos de los ciudadanos. Domina la convicción de que no hay alternativas al estado crítico al que se llegó.

Los líderes mundiales, reunidos recientemente en el Foro Económico de Davos, reconocieron que los ocho hombres más ricos del mundo acumulan tanta riqueza como la mitad de la población mundial más pobre, pero no por ello les pasó por la cabeza apoyar políticas que contribuyan a redistribuir la riqueza. Por el contrario, instaron a los desgraciados del mundo a mejorar su desempeño para ser ricos el día de mañana.

sábado, 4 de marzo de 2017

A un año del asesinato de Berta Cáceres

La colusión de intereses empresariales y financieros involucrados en el proyecto al que se opuso Cáceres muestra, claramente, los engranajes del poder corporativo transnacional que promueve y defiende el modelo depredador extractivista.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

Marcha en Tegucilpa, exigiendo justicia
en el caso del asesinato de Berta Cáceres.
Este 3 de marzo se cumple un año del asesinato de Berta Cáceres y los autores intelectuales del crimen siguen en la oscuridad. No es extraño. Seguramente se trata de gente con mucho poder en Honduras. Recuérdese que antes de su asesinato había sido víctima de hostigamiento por parte del Estado hondureño a través de la Policía Nacional y el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep). Incluso la jerarquía de la Iglesia católica hondureña, a través del cardenal Óscar Rodríguez, prohibió a los feligreses organizarse en COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) -dirigido desde el 2013 por Cáceres-, y escuchar sus medios de comunicación comunitarios.

Del saber ambiental, y de nuestra historia ambiental

La historia ambiental toma forma para ocuparse de los problemas derivados de las modalidades de interacción entre la especie humana y su entorno, que en esta fase de su desarrollo han pasado a convertirse en el principal factor de riesgo en nuestro futuro. Esta no es una tarea sencilla: por el contrario, supone trascender aquella barrera entre las ciencias naturales y las otras formas del saber.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

En la naturaleza nada ocurre en forma aislada. Cada fenómeno afecta a otro y es, a su vez, influenciado por éste; y es generalmente el olvido de este movimiento y de ésta interacción universal lo que impide a nuestros naturalistas percibir con claridad las cosas más simples.
Federico Engels[1]

Nuestra América ha tenido y tiene una participación de especial relevancia en la formación de un saber ambiental en el que confluyen, entre otros, campos como la ecología política, la economía ecológica y la historia ambiental. Ese saber ambiental se desarrolla en el marco de la crisis general de la civilización creada por el capital. En ese marco, el saber ambiental expresa una contradicción de fondo entre la cultura liberal aún dominante en el sistema mundial, organizada para el crecimiento sostenido de la acumulación de capital, y otra, aún emergente, que busca organizarse para el desarrollo sostenible de la especie humana.

México, comenzó la guerra sucia

Morena ha ocupado ya el espacio de la izquierda desbancando al Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) y Partido del Trabajo (PT), quienes  desesperan por la sobrevivencia. También Morena ha despertado el entusiasmo de las bases de los movimientos sociales, aun cuando en sus dirigencias algunos desprecian indiscriminadamente  a los partidos políticos en su totalidad.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

El único partido opositor en México, Morena, asciende impresionantemente.  La crisis profunda  del proyecto neoliberal en el país   estimula este ascenso. Con una justicia casi colapsada; un irresuelto problema del narcotráfico, por tanto una guerra inútil contra el mismo que ha costado en los últimos años 182 mil vidas y 28 mil desaparecidos;  una crisis económica expresada en un endeudamiento público de 9 billones de pesos mexicanos (18.80 por 1 dólar) y alzas continuas a las gasolinas  y una corrupción generalizada en las alturas  gubernamentales, el régimen neoliberal se encuentra nuevamente en una crisis hegemónica notable. Andrés Manuel López Obrador y el partido que encabeza están capitalizando esta deplorable situación.