sábado, 22 de febrero de 2014

Venezuela sigue asediada

Las movilizaciones de la oposición venezolana son eso: movilizaciones de la oposición. No se trata de estudiantes apolíticos, un “tercer sector”, como algunos le llaman, que entra en el escenario político del país. Estas movilizaciones buscan derrocar al gobierno, sacar al presidente constitucionalmente electo sin seguir las vías democráticas que dicta la Constitución.

Rafael Cuevas Molina / Presidente AUNA-Costa Rica

Lo que está pasando en Venezuela en estos días no es nuevo, viene sucediendo desde que Hugo Chávez llegó al poder. La oposición venezolana ha utilizado todo tipo de estrategias para tratar de desestabilizar al gobierno bolivariano. El momento en que más cerca estuvo de lograrlo fue en el 2002, cuando dieron un golpe de estado y colocaron a Pedro Carmona durante unas horas en la presidencia.

La oposición venezolana ha perdido 18 elecciones, entre ellas las últimas, las  municipales del pasado mes de diciembre, en las que las fuerzas chavistas  aumentaron su ventaja en relación a la que habían obtenido en las presidenciales de principios de año.

Estaba ilusionada esta oposición con que, por el escaso margen con el que habían perdido ante Nicolás Maduro, ganarían las municipales. Pero el chavismo les dio una verdadera tunda.

Venezuela: ¡Fascismo!

La historia se repite como los hechos habitualmente nos lo recuerdan.  La reflexión, el conocimiento y la experiencia adquirida en las vicisitudes de la lucha popular  darán los instrumentos para aprender de ella, pero sólo la fuerza del pueblo organizado es capaz de maniobrar o  incluso acelerar cuando ello sea necesario.  La tradición de Venezuela es pródiga en ejemplos.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

En mayo del año pasado, cuando aún la derecha no aceptaba reconocer el triunfo de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales de abril, escribí en este mismo espacio un artículo titulado Derecha fundamentalista vs. derecha pragmática”. En ese escrito caracterizaba a la primera como “…una oligarquía primitiva, fundamentalista, vinculada a los sectores más reaccionarios de la iglesia católica como el Opus Dei, los Legionarios de Cristo y el Yunque, que se fundan en la idea de que la civilización occidental judeo-cristiana está amenazada por una oleada “comunista” y, por tanto se sienten obligados a  arrogarse como “salvadores” de dicha civilización. Asumen una posición altamente ideologizada, extremista que en algunas ocasiones raya en el fascismo. En esta lógica se inscriben –por ejemplo- Fox en México, Uribe en Colombia, Vargas Llosa y Fujimori en Perú, el partido pinochetista UDI y la democracia cristiana en Chile”. Hoy, sin duda alguna, hay que agregar a esa tenebrosa lista al Partido Voluntad Popular de Venezuela.

Jiu-Jitsu a la venezolana

La sombra macabra del premio nobel alternativo (2012) Gene Sharp acecha nuevamente a través de revoluciones de  colores y flores con aromas a destrucción y desolación. Si bien es cierto, como reza Eclesiastés “no hay nada nuevo bajo el sol…”, la novedad radicará en la capacidad de las organizaciones de la región UNASUR, ALBA y CELAC de solidarizarse en contra de  la violentada soberanía venezolana.

José Toledo Alcalde / Especial para Con Nuestra América


Para los códigos del derecho norteamericano basados en la Common law, en donde la resolución de los conflictos es basado en leyes no escritas, sino en pareceres de jueces o jurados de turno, el atentado contra sistemas de gobierno contrarios a sus hegemónicos intereses encuentran su justificación en las exitosas intromisiones en la región como lo evidencia los neo-golpes o golpes suaves como  la Alianza del Pacifico y los perpetrados en contra de la Republica de Honduras (2009) y del Paraguay (2012) con las defenestraciones de Manuel Zelaya y Fernando Lugo. Las revoluciones de flores y colores, que no encubren otra cosa que los apetitos neocolonizadores de grupos financieros diseminados alrededor del globo, pretenden llenar de sangre las conciencias en América Latina.

Acerca de lo que está ocurriendo hoy en Venezuela

Venezuela otra vez está bajo el ataque del terrorismo opositor protagonizado por  los dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), dirigidos y orquestados por Leopoldo López  y María Corina Machado, con el apoyo directo de los diplomáticos consulares de  los Estados Unidos en Venezuela.

Elida Quevedo* / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

A todos nuestros amigos, amigas, hermanos y hermanas, colegas de ministerio en los Estados Unidos, Canadá y América Latina, gracias por la preocupación que han demostrado hacia nosotros y hacia nuestro pueblo.

Conociendo que ustedes han estado recibiendo informaciones falsas y tergiversadas de lo que ocurre en realidad hemos sentido la necesidad de que conozcan también nuestra versión de lo que hemos vivido y sufrido como pueblo desde el 12 de febrero hasta hoy, en la confianza de que sabrán ustedes interpretar y comprender  nuestra situación.

No es cierto que el gobierno venezolano está masacrando estudiantes, no es cierto que el gobierno venezolano está reprimiendo el derecho a la protesta. El gobierno venezolano está actuando apegado a la Constitución y a las leyes de Venezuela en defensa y resguardo a la seguridad y los derechos de la  ciudadanía y el patrimonio de la nación.

Venezuela bajo fuego mediático

Los descontentos sociales en el país sudamericano son atizados desde el exterior y desde los círculos opositores locales y que la operación cuenta con el visto bueno, cuando menos, de la Casa Blanca.

Editorial de LA JORNADA / México, 21 de febrero de 2014-02-21


En Toluca, Barack Obama atizó el ataque político
al gobierno constitucional de Venezuela.
Mientras el gobierno que encabeza Nicolás Maduro realiza esfuerzos por estabilizar la situación interna venezolana, arrecia la andanada mediática externa con el respaldo explícito nada menos que del presidente estadunidense Barack Obama, quien el miércoles pasado, sin ninguna mesura ni sentido de las proporciones, equiparó la situación del país sudamericano con la que vive Ucrania, donde las confrontaciones entre las autoridades y los opositores dejaron ayer [jueves], a decir de los segundos, más de 100 muertos.

En solidaridad con el gobierno y el pueblo de Venezuela

En la patria de Simón Bolívar resurge el dinosaurio fascista que, en un plan de muerte y destrucción, no sólo atenta contra la estabilidad gubernamental en Venezuela, sino también la estabilidad de Nuestra América, declarada región de paz en la última reunión de la CELAC.

Declaración de la Asociación para la Unidad de Nuestra América (AUNA-Argentina)

Condenamos con el mayor vigor y decisión los intentos de golpe de Estado contra el   Gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, y manifestamos nuestra absoluta solidaridad con Presidente Nicolás Maduro -elegido en forma libre y soberana por el pueblo venezolano- y con la dirección político-militar de la Revolución Bolivariana, en sus fervientes esfuerzos por para preservar la paz en este hermano país, y por mantener e incrementar  sus irrenunciables conquistas.

Neoliberalismo, carnicería de la juventud

El informe de la OIT habla de casi 22 millones de NiNi’s en toda América latina y el Caribe, pero los datos de la OCDE  indican que solamente en México hay 7.3 millones de ellos. El neoliberalismo ha pregonado que su mundo es una tierra de oportunidades  para todos aquellos (especialmente los jóvenes) que tengan ganas de trabajar. En realidad, el neoliberalismo es una carnicería de la juventud.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

He revisado  el informe de  la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que recién se ha dado a conocer y que  lleva por título “Trabajo decente y juventud en América latina. Políticas para la acción”. El lector interesado lo puede bajar de la red  con facilidad. Es un trabajo muy completo y  fuente indispensable para los estudiosos de los procesos sociales y políticos en la región.  Los datos que  ofrece dicho informe son estremecedores y confirman mi percepción de que esta forma de capitalismo salvaje que hoy vivimos, el neoliberalismo, mata  de manera significativa las esperanzas de la mayoría de  la gente, pero muy especialmente las de la  juventud.

Lo que me parece más estremecedor del  mundo que  vivimos es que una parte significativa de los jóvenes tienen cerradas las puertas  para el estudio y para el trabajo. El neoliberalismo ha propiciado  un crecimiento significativo del desempleo y de la informalidad laboral. Al reducir los gastos sociales del Estado, especialmente los referidos a la salud y la educación,  ha propiciado una fuerte restricción al acceso a la educación media y superior.

“El zapatismo sigue tan vigente como en 1994”

Hace apenas un poco más de veinte años, en enero de 1994, la explosión armada zapatista en el sureste mexicano vino a contradecir el avance lineal del modelo neoliberal y sus acuerdos de libre comercio recetado como dogma en toda América Latina.

Sergio Ferrari / Especial para Con Nuestra América

Miguel Angel Vázquez, analista mexicano.
Dos décadas después, el “zapatismo sigue marcando, como lo hizo en estos años, la vida política mexicana”, enfatiza Miguel Ángel Vásquez de la Rosa, licenciado en Derecho y Ciencias Sociales, comunicador social y agudo analista de la realidad mexicana.  Vásquez de la Rosa integra el Comité Directivo de la organización popular Servicios para una Educación Alternativa A.C (EDUCA), con sede en Oaxaca –vecino a Chiapas-, con una fuerte inserción en el trabajo con comunidades y organizaciones indígenas.

P: ¿Cuál es su interpretación sobre la actual realidad del zapatismo? ¿Sigue existiendo un “proyecto” indígena campesino zapatista como cuando apareció públicamente en 1994?

MAV: Es sorprendente que después de 20 años el zapatismo perviva, tenga una voz y un posicionamiento propio y continúe marcando la ruta de los cambios en la lucha por la autonomía de los pueblos indígenas. Digo que es sorprendente pues en todo este tiempo se han instrumentado, por parte del Gobierno y sectores conservadores, todo tipo de acciones y campañas encaminadas a aislar al movimiento, desacreditarlo y eliminarlo de la escena pública.

Ciudadanía y participación política en América Central*

Si es cierto que la participación electoral, la inclusión y la celebración de elecciones transparentes cada cierto tiempo han cambiado en alguna medida el rostro de la democracia, también es verdad que la negación por parte del Estado de realidades sociales primordiales, reflejadas en la insatisfacción del sentido jurídico-político del concepto de ciudadanía, limitan su contenido.

Jorge Murga Armas** / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

En la conferencia del Doctor Salvador Romero Ballivián se evidencia su gran dominio sobre el tema de la participación política y electoral en América Central. Con cifras exactas y muy buenos argumentos, él logra armar una visión de conjunto de “las tendencias de la evolución política y electoral” de la región centroamericana, la cual contrasta varias veces con la experiencia y los datos de algunos países de América del Sur.

Desde que comenzó la transición a la democracia, nos dice, en El Salvador o Nicaragua se han ampliado los cargos públicos elegidos con el sufragio directo de los ciudadanos; en Honduras los electores han recibido la posibilidad de escoger directamente a los parlamentarios; en Costa Rica, Panamá y Guatemala el referéndum se abrió paso progresivamente y, basándose en datos exactos, el autor demuestra que el cuerpo electoral de la región se ha ampliado notoriamente en las tres últimas décadas.

Panamá: el debate pendiente sobre la educación

Se nos encima la hora de reconocer que la educación no nos plantea hoy un problema técnico ni económico, sino político, esto es, de fines, antes que de medios. Así habrá que encararlo, porque estamos llegando al fondo del callejón, con un sistema educativo que ni forma ni se deja transformar.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

El debate sobre la educación es, entre nosotros, una de las expresiones más visibles de la crisis de identidad de una sociedad que cambia sin terminar de transformarse. Esa peculiar parálisis histórica tiene dos causas visibles. Una consiste en la resistencia a todo cambio social verdadero por parte de los grupos dominantes. Otra, en la creciente resistencia a los sucedáneos de cambio entre los grupos subordinados, que en una importante medida quisieran regresar a un pasado crecientemente mitificado, en el que la educación ofreció a sus ancestros oportunidades de movilidad social ascendente que fueron, entonces, una gran novedad. Porque de eso se trata, a fin de cuentas.

La ampliación del Canal de Panamá: crisis con el Grupo Unidos por el Canal

La mejor lección que se gana y que queda como hecho irreversible en la conciencia popular, es que la conclusión de los Tratados Torrijos Carter no ha agotado la lucha por la liberación  nacional del país, como muchos lo han querido hacer ver.

Comunicado del Partido del Pueblo de Panamá

Obras de ampliación del Canal de Panamá.
Al cierre del año 2013 aparecieron a la luz pública las primeras señas oficiales de lo que venía siendo un secreto a voces: la inminente paralización de las obras de construcción de la ampliación del Canal de Panamá. En los grandes titulares, lo que afloró en superficie fue la existencia de una situación de crisis en la operación financiera del proyecto por parte del consorcio encargado de la construcción de las esclusas, el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), integrado por las empresas SACYR, Salini Impregilo, Jan de Nul y CUSA, que se reflejaba especialmente en sus “flujos de caja” y de lo cual responsabilizaba a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), por no resolver a su favor unos sobrecostos evaluados en 1,6 billones US Dólar, sustentados en actividades adicionales y demoras no contempladas en sus compromisos contractuales.

Al Pueblo de El Salvador

Carmen Elena Villacorta / ContraCultura

Hoy voté por vos, Pueblo salvadoreño.
Hoy es 2 de febrero de 2014 y, una vez más, marqué con negro la bandera roja con las siglas FMLN en la papeleta que introduje en una urna ubicada en la escuela del bonito centro de Antiguo Cuscatlán,
bajo la custodia del abuelo Amate.
Ochenta mil vidas tuviste que ofrendar para que yo pudiera ejercer este día el derecho al sufragio,
sacrosanto derecho dentro de la iglesia neoliberal, adoradora del dinero y del consumo
y consagrada en el desprecio por vos
Hoy voté contra los feligreses del capitalismo que te desprecian,
que siempre te han despreciado.

Guatemala: “No tenemos super héroes que rescatan princesas. Lo que contamos en nuestro cine tiene que ver con nuestras historias cotidianas”

En esta entrevista, el realizador guatemalteco Elías Jiménez analiza distintos puntos referentes a este complejo campo del cine, el arte y la industria cultural.

Marcelo Colussi / Argenpress Cultural
Desde Ciudad de Guatemala

En Guatemala, pese a la exclusión estructural de las grandes mayorías populares que marca la historia del país (más de la mitad de su población por debajo del límite de pobreza que establece la ONU), con un marcado racismo que segrega desde siempre a los pueblos mayas, y viviéndose aún las secuelas del segundo conflicto armado interno más prolongado y el más cruento de toda Latinoamérica (200.000 muertos y 45.000 desaparecidos como saldo), con todas estas condiciones que no son las más apropiadas precisamente, también se hace cine. ¡Y cine de muy alta calidad! Para muestra: Casa Comal. Constituye éste un muy rico proyecto que aúna producción concreta con formación de nuevos realizadores. Como dice su carta de presentación: “El trabajo de Casa Comal en los últimos diez años propició un cambio general en la situación del mundo del Arte y la Cultura en Centroamérica y generó por primera vez en la historia regional un movimiento cinematográfico permanente que hoy todos reconocen”. Con varias películas producidas pese a la crónica escasez de recursos -por ejemplo: “La casa de enfrente”: http://www.youtube.com/watch?v=PfHgxzvM4Jc- esta organización, directamente vinculada a la prestigiosa Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, de Cuba, ha logrado hacer de la producción cinematográfica guatemalteca la más fecunda en la región. Para ahondar en estos temas, ARGENPRESS CULTURAL, por medio de su corresponsal para Centroamérica y el Caribe, Marcelo Colussi, habló con el director de Casa Comal, el realizador Elías Jiménez, con quien se tocaron distintos puntos referentes a este complejo campo del cine, el arte y la industria cultural.

sábado, 15 de febrero de 2014

Costa Rica camino a integrar la Alianza del Pacífico

Apresurada y, en buena medida, subrepticiamente, el gobierno de Costa Rica firmó el lunes pasado la hoja de ruta para llegar a ser miembro pleno de la Alianza del Pacífico, a la que ya pertenecen Chile, Perú, Colombia y México, cuatro de las economías más grandes de América Latina.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

En Cartagena, la presidenta Laura Chinchilla firmó
la adhesión de Costa Rica a la Alianza del Pacífico.
Para tales efectos, la señora presidenta de Costa Rica viajó a Colombia, en donde se reunían -en la VIII Cumbre de la Alianza- sus pares de los países que ya integran la organización, y firmó el documento.

La Alianza del Pacífico nace, crece y se reproduce bajo el amparo de la idea de profundizar el modelo de desarrollo dominante en América Latina en los últimos treinta años. Los postulados ideológicos de los que parte adscriben a lo que en la jerga neoliberal se llama la “apertura al mercado mundial” que, en las condiciones en las que se realiza en el marco de tal modelo, posibilitan la relación desigual de nuestros países con los grandes capitales transnacionales.

Una Alianza que separa a nuestra América

¿Hacia dónde enrumbará Costa Rica el proceso de construcción de una comunidad política desde la CELAC? ¿La Alianza del Pacífico acabará por acelerar el desencuentro entre gobiernos y países de nuestra América, que solo puede beneficiar a quienes usufructúan de nuestras divisiones y disputas?

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

Laura Chinchilla, presidenta pro témpore de la CELAC,
firmó la adhesión de Costa Rica a la Alianza del Pacífico.
El bloque de países de la llamada Alianza del Pacífico, conformada por México, Colombia, Perú y Chile, suscribió en Cartagena de Indias, en su VIII Cumbre, un Protocolo Comercial que, de aprobarse por los respectivos congresos, daría rango de ley a los más radicales dogmas librecambistas del neoliberalismo: prácticamente de golpe, este mega acuerdo elimina los aranceles al 100% de los productos que participan del comercio entre los países miembros -92% en forma inmediata (manufacturas y servicios) y el 8% restante, del sector agrícola, lo hará en forma progresiva en los próximos años-.

Contra la violencia fascista en Venezuela

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad no puede dejar de fijar posición ante estas acciones que son producto de un plan deliberado que intenta llevar a Venezuela hacia una guerra civil que le abra las puertas a la intervención del imperio.

Comunicado de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad

Agradecemos el envío de este texto a la señora Carmen Bohorquez

Desde hace varias semanas la derecha fascista en Venezuela ha venido llevando a cabo un conjunto de acciones de desestabilización, orquestadas en acompañamiento con las agencias de inteligencia del imperialismo. El plan tiene como principal objetivo generar situaciones de violencia en las calles, especialmente en los Estados fronterizos con la República de Colombia. Dentro de estas acciones se sitúa el asedio y ataque a la Residencia del Gobernador José Vielma Mora en el Estado Táchira, del cual fueron víctimas su esposa, hijos y niños en condiciones especiales que reciben allí tratamiento médico. 

Lideradas y aupadas por partidos de extrema derecha como Voluntad Popular, estas acciones se repitieron en otras ciudades del país provocando heridos, cierre de calles, destrucción de propiedad pública y privada, así como actos de provocación a las fuerzas policiales; hasta que en el día 12 de Febrero, fecha en la que se realizaban los actos en conmemoración del Bicentenario de la Batalla de La Victoria y Día de la Juventud, la violencia hizo máxima eclosión tras sendas manifestaciones pacíficas de parte de jóvenes revolucionarios y de oposición, con un saldo terrible de tres personas muertas, la quema de cinco vehículos oficiales, la destrucción de la fachada de la sede principal de la Fiscalía General de la República, y el asedio e intento de destrucción de varias oficinas de instancias judiciales y gubernamentales, que hacen pensar en un plan de tipo ucraniano. Todo ello en coincidencia con el continuo llamado público de Leopoldo López y María Corina Machado de “salir a la calle sin retorno”, hasta lograr que el Presidente de la República renuncie.

Contra el ‘golpe blando’ en Argentina

No por ‘blando’ es menos un golpe de Estado; lo están intentando por vía financiero/mediática en Venezuela, y en la Argentina ya lo practicaron exitosamente contra Raúl Alfonsín en 1989. Ahora quieren repetirlo contra el gobierno de Cristina Fernández.

Roberto Follari / El Telégrafo (Ecuador)

Quien quiera saber qué es eso de ‘golpe blando’ puede seguir sus prescripciones por internet, a través de un hombre ligado a las operaciones encubiertas de Estados Unidos en el resto del planeta, que responde al apellido Sharp.

Allí se enfatiza el rol de los medios masivos para producir descontento general contra los gobiernos populares. Hay que enfurecer diariamente a la población. Hay que saturarla de denuncias e insinuaciones no probadas sobre corrupción, voces apocalípticas sobre el presente y el futuro económico, anuncios permanentes de catástrofes y crisis terminales, aun cuando la realidad sea perfectamente otra.

Golpe Institucional de la Corte política de Constitucionalidad en Guatemala

En el afán de defender a ultranza sus intereses económicos y políticos, y mantenerse en la impunidad, los poderes fácticos son capaces de ejecutar un Golpe Institucional y pasarse por al arco del triunfo las normas que instituyeron en la Constitución Política de la República de Guatemala de 1985, que tal parece está llegando a su término como ordenamiento jurídico del país.

Mario Sosa /Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

Claudia Paz y Paz, Fiscal General de
Guatemala, acosada por los poderes fácticos.
Usualmente por Golpe de Estado entendemos aquella acción consistente en la toma del poder político de forma inconstitucional, por procedimientos anti democráticos, ajenos a la institucionalidad establecida para el relevo en la conducción política. En nuestro caso, el Golpe de Estado ha sido sinónimo de asonada militar, siempre con la venia del poder económico dominante y a veces hasta de la jerarquía católica y evangélica.

Para el caso que nos ocupa, en Guatemala asistimos es a un Golpe Institucional, a cargo de la Corte de Constitucionalidad (CC), en contra de otra institución autónoma del Estado: el Ministerio Público. Este Golpe Institucionalidad se realiza cuando la CC, con fecha 5 de febrero de 2014, emite un fallo preliminar que acorta el período de cuatro años para el que fue designada Claudia Paz y Paz, actual Fiscal General de la Nación.

Cumbre de CELAC en la Habana: una declaración antiimperialista

Debemos cruzar los dedos -u organizar la presión popular-  para que el nuevo gobierno, ya sea del PLN o del PAC, respete y profundice los acuerdos de la CELAC; que no se convierta Costa Rica, como en el pasado lo ha hecho, en pieza que respalda insanos intereses de alguna potencia o en elemento disociador de este consenso que dichosamente se ha logrado en América Latina.

Juan Félix Montero Aguilar / Especial para Con Nuestra América

Cumbre de Presidente de la CELAC, en la Habana, el pasado mes de enero.
He venido sosteniendo que la declaración de la Habana de la CELAC debió ser texto obligado de estudio para  los candidatos presidenciales en Costa Rica,  y de pregunta infaltable en los debates en cuanto a la  disposición de cada uno a firmarla, si le hubiese tocado en este momento ser presidente, o a respetarla y profundizarla en el caso de quedar electo en esta campaña, sobre todo por la circunstancia de que el país asume la presidencia pro -tempore de dicha organización.

Ya la presidenta Laura Chinchilla la firmó, felicitaciones a ella y a su Ministro de Relaciones Exteriores. En mi concepto ahí se define lo que serán las bases de las relaciones de nuestro país y de todos los países latinoamericanos en el contexto internacional. Es una declaración histórica, como lo han sido todas las declaraciones dadas en la Habana en los últimos sesenta años.

Adiós al TIAR

Nos alegra la emergencia de la Celac y la denuncia que  Ecuador y otros países han hecho del TIAR, un organismo para nosotros inútil y perverso, que no fue capaz de impedir guerras de despojo ni la agresión inglesa en las Malvinas.

Jorge Núñez Sánchez / El Telégrafo (Ecuador)

Hasta hace cincuenta años, a los niños latinoamericanos nos hacían cantar en las escuelas el célebre Himno Panamericano, que comenzaba: “Un canto de amistad,/ de buena vecindad,/ unidos nos tendrá eternamente…”. Y luego mencionaba el nombre de todos los países del continente, para concluir diciendo que todos ellos “son hermanos soberanos de la libertad,/ son hermanos que unidos siempre vencerán”.

Cada lunes entonábamos ese canto con ingenuidad infantil, bajo el estímulo de unos maestros simplones, que no sabían que ese himno, impuesto por el Ministerio de Educación, actuaba como un lavado de cerebro masivo diseñado en  Estados Unidos en el marco de la Guerra Fría.

Colombia: “¡Soñamos con la paz!”

Entrevista con Jaime León Sepúlveda, defensor de derechos humanos, sobre la situación del conflicto armado en Colombia: “Todavía no se sienten los efectos del diálogo de La Habana en la base”.

Sergio Ferrari / Especial para Con Nuestra América
Desde Ginebra, Suiza

Jaime León,  defensor de los derechos
humanos en Colombia.
Colombia parece vivir hoy una relativa esquizofrenia política. Mientras en La Habana sigue avanzando el diálogo para la paz entre los emisarios del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias), en el país mismo, a la base, no se sienten todavía efectos directos de ese proceso en marcha. E incluso espacios políticos-institucionales –como el Gobierno progresista de la capital Bogotá- son atacados por fuerzas conservadoras. Una realidad contradictoria, tal como los describe en esta entrevista  durante su visita a Europa, Jaime León Sepúlveda, fundador y coordinador de la Corporación Claretiana Norman Pérez Bello. Quien  a pesar de su juventud, es una reconocida personalidad colombiana en la defensa de los derechos humanos en su visión más amplia e integral. Su trabajo va desde el acompañamiento a comunidades desplazadas hasta la defensa de pueblos indígenas amenazados de la región del  Orinoco, pasando por su compromiso por la defensa del medioambiente y la soberanía alimentaria campesina. Hace parte del comité del Movimiento Nacional de Víctimas de  Crímenes de Estado (MOVICE), de la Coordinación colombiana Colombia-Europa-Estados Unidos e integra el programa de cooperación solidario de la ONG suiza E-CHANGER en Colombia.

Pederastia en la Iglesia Católica

La Iglesia Católica sigue sumida en un escándalo y una crisis. Las conclusiones recientes del Comité de la ONU sobre Derechos del Niño son demoledoras: la Santa Sede ha incumplido los derechos fundamentales del menor pese a que  fue signataria de la Convención de la ONU sobre los derechos del niño.

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

"Se encuentran abusadores entre los miembros de las profesiones más respetadas del mundo y, más lamentablemente, incluso entre miembros del clero y otro personal de la iglesia", dijo monseñor Silvano Tomasi, representante de la Santa Sede ante Naciones Unidas en Ginebra. El problema es que la Iglesia Católica no es cualquier  institución.  Es aquella que en nombre  del combate  al demonio, torturó y quemó a miles de hombres y mujeres en la hoguera y que hoy ha defenestrado  muchos hombres y mujeres que en el nombre de los más auténticos  principios cristianos se unieron a las mejores causas. Al mismo tiempo que esto sucedía, la Iglesia Católica  encubrió y propició la impunidad de miles y miles de sacerdotes que cometían abusos sexuales contra menores. En México hay dos casos emblemáticos. Uno de ellos es el cura Nicolás Aguilar, violador de decenas de niños en México que fue protegido por el actual Arzobispo de México, Norberto Rivera,  y enviado a Los Angeles,  en donde siguió violando a decenas de niños en ese lugar. En suma un verdadero criminal.

Periodismo y Derechos Humanos

Condenamos la impunidad ante el asesinato de mas de treinta periodistas. Demandamos el cese de la persecución, hostigamiento y discriminación  de los trabajadores de la palabra  en Honduras, y demandamos justicia y verdad ante la impunidad de los crímenes contra la libertad de expresión.

Juan Almendares / Especial para Con Nuestra América
Desde Tegucigalpa, Honduras

“La ética debe acompañar al periodismo, como el zumbido al moscardón”
Gabriel García Márquez
Escribir  y comunicar  son tareas complejas que requieren no solo el talento creativo, sino el talante para desafiar  y hacer tangible lo intangible,  y tornar visible lo que no está a la luz de la verdad en una sociedad donde predomina la injusticia social de la turbidez.

El campo periodístico y de la comunicación social tienen una riqueza inagotable e innovadora que va desde la noticia, la narración, la investigación, el sentido pedagógico, poético y la expresión no solo estética sino de la conciencia critica sobre la vida cotidiana, y  los escenarios políticos y sociales del sistema vigente.

¡Que se joda la Unión Europea!

Estados Unidos y Europa hicieron caso omiso de las advertencias rusas y alentaron a los manifestantes ucranianos de igual manera que en 2004, cuando impulsaron la Revolución Naranja. Aunque en esa ocasión lograron la anulación de las elecciones que tuvieron que realizarse nuevamente, la situación hoy es distinta. Las diferencias entre Europa y Estados Unidos dan cuenta de esta situación.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

Después que sus principales líderes fueran sujeto de espionaje por parte de las agencias de seguridad de Estados Unidos, que la subsecretaria de Estado para asuntos europeos de ese país, Victoria Nuland haya prorrumpido en el “piropo” que titula este artículo, al referirse a sus aliados europeos, da cuenta de la muy poca estima que tiene la potencia norteamericana por sus amigos, poniendo en evidencia además, la dignidad en decadencia de sus líderes. Salvo una tibia reclamación de la canciller alemana Ángela Merkel, no se escucharon voces que salvaguardaran algo del decoro que en otros tiempos caracterizara al viejo continente. La política es así. Con cientos de satélites espiando sus comunicaciones, los dirigentes europeos pensaron que era mejor tragarse el insulto antes de despertar la ira de su aliado mayor. Esta vez la causa  del exabrupto fue Ucrania.

La militarización democrática

El reciente informe de Oxfam Gobernar para las élites muestra con datos fehacientes lo que venimos sintiendo: que la democracia fue secuestrada por el uno por ciento para ensanchar y sostener la desigualdad. Confirma que la tendencia más importante que vive el mundo en este periodo de creciente caos es hacia la concentración de poder y, por tanto, de riqueza.

Raúl Zibechi / LA JORNADA

El informe señala que casi la mitad de la riqueza mundial está en manos de uno por ciento de la población, que se ha beneficiado de casi la totalidad del crecimiento económico posterior a la crisis. Acierta Oxfam al vincular el crecimiento de la desigualdad a “la apropiación de los procesos democráticos por parte de las élites económicas”. Acierta también al advertir que la concentración de la riqueza erosiona la gobernabilidad, destruye la cohesión social y “aumenta el riesgo de ruptura social”.

Lo que no dice Oxfam es que la concentración de riqueza va de la mano con la militarización de las sociedades. Para defender la gigantesca concentración de riqueza, los de arriba se están blindando, militarizando cada rincón del planeta. Una de las recomendaciones dirigida a los miembros del Foro Económico de Davos suena demasiado ingenua: “No utilizar su riqueza económica para obtener favores políticos que supongan un menoscabo de la voluntad de sus conciudadanos”.

Kafka y los cabarets de Berlín

Lo más singular que tiene la versión moderna del progreso es que sus maravillas están en las vitrinas y sus horrores están en la trastienda.

William Ospina / El Espectador

I

Cada vez que alguien formula dudas o incertidumbres sobre el rumbo de la civilización, los defensores más ingenuos y menos reflexivos de la idea de progreso piensan que se está tratando de negar algo evidente: que la humanidad ha conseguido muchos avances a lo largo del tiempo.

Los chinos inventaron el arado y el cepillo de dientes, el paraguas y la silla plegable, en la aurora misma de la civilización. La humanidad ha pasado la existencia descubriendo formas de hacer más amable la vida en la tierra, menos rigurosa la lucha con la naturaleza, investigando, conociendo, y creando a partir de ese conocimiento toda clase de fórmulas de civilización, recursos para hacer la aventura de vivir más segura, más confortable y más feliz.

sábado, 8 de febrero de 2014

Centroamérica se mueve

Los partidos que se encuentran con posibilidades de ganar las elecciones en Costa Rica y El Salvador pueden ser caracterizados como progresistas, no de izquierda. Es la tónica de la actual América Latina, es el signo de los tiempos.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

Luis G. Solís, del PAC, y Salvador Sánchez Cerén,
del FMLN, representan dos visiones del progresismo
en Costa Rica y El Salvador, respectivamente. 
Varias veces en los últimos treinta años, Centroamérica se ha movido hacia la izquierda. Recordemos, primero, los años ochenta, cuando en el contexto del álgido enfrentamiento de la guerra fría, triunfó en Nicaragua la Revolución Sandinista y avanzaban en El Salvador y Guatemala movimientos insurgentes de izquierda.

Vinieron después los años grises, cuando todo parecía tan oscuro que desde los Estados Unidos llegó la certidumbre que habíamos llegado al fin de la historia. Para Centroamérica fueron años de guerra cruenta, de miles de muertos, desaparecidos y desplazados. En Guatemala se dio uno de los peores genocidios que haya podido darse en América Latina en toda su historia desde el pogromo de la conquista, mientras en Nicaragua la contra revolución apoyada por Ronald Reagan atacaba desde Honduras y Costa Rica.